Hero Image

Noticias

El 17% de los alumnos del Biobío se traslada hacia otra comuna a estudiar – El Sur

Investigador UDD recalca que el dato debe considerarse a la hora de planificar el retorno de las clases presenciales.

El pasado 16 de marzo se suspendieron las clases de los establecimientos educacionales de todo el país, tanto públicos como privados, para disminuir el riesgo de que los estudiantes pudieran convertirse en posibles vectores del covid-19, que en dicha fecha recién estaba propagándose en Chile.

Cuando pasaron 30 días de instaurada esa medida, ya se comenzó a hablar acerca del retorno de los alumnos a las aulas, lo que motivó al investigador de la Facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo, Hugo Contreras, a analizar la movilidad de los escolares y el hacinamiento en las aulas. Fue así como concluyó que el 17,3% de los estudiantes de la Región del Biobío deben trasladarse a otra comuna para estudiar y que esa cifra aumenta al 26% cuando se analiza solo a alumnos de Enseñanza Media.

Si bien pareciera no ser una cifra tan alta, Contreras precisa que «puede que no se considere un porcentaje alto, desde el punto de vista de la movilidad. Pero pueden ser vectores, es decir, son estudiantes que pueden adquirir el virus y llevarlo hacia otro punto. Entonces, desde el punto de vista sanitario, sí es un número importante».

Respecto al número de alumnos por sala, va entre los 24 a los 32 estudiantes, dependiendo el tipo de establecimiento, donde los subvencionados presentan un 32% más de personas que en los municipales y particulares. Esto, según Contreras, también aumenta la probabilidad de contagio de coronavirus.

Movimiento entre las comunas

Para el estudio, Contreras utilizó como fuente los registros de matrícula del Ministerio de Educación, con la comuna de residencia del alumno y la comuna donde está ubicado el establecimiento educacional. Fue así como se hizo el cruce para saber a qué comuna vienen a estudiar los estudiantes y, además, de qué comuna salen mayoritariamente para ir a otro territorio.

Según el levantamiento de la información, Concepción es la comuna que más alumnos recibe, con un 30,3% y le siguen Los Ángeles (10,4%), San Pedro de la Paz (10,2%) y Talcahuano (7,2%). En la vereda opuesta están San Rosendo, Alto Biobío, Tucapel, Quilaco y Antuco, que son las que reciben menos estudiantes de otras comunas con un porcentaje menor al 1%.

Por otro lado, Concepción, San Pedro de la Paz, Hualpén y Talcahuano, son aquellas comunas con una mayor movilidad de estudiantes residentes, es decir, donde los menores acuden a otras comunas a estudiar, con entre un 11% y un 13%. Mientras que en Contulmo, Antuco, Santa Juana, Lebu, Quilaco y San Rosendo, los estudiantes salen menos.

Contreras detalla que «hay un patrón de que las comunas rurales son siempre las que presentan menos movilidad. Mientras que aquellas en torno al Gran Concepción sí lo tienen, por la cercanía y accesibilidad que tienen. Algo parecido ocurrió en la Región de Valparaíso con el Gran Valparaíso». Si se desglosan los datos por nivel educacional, los niños de educación parvularia que estudian en otra comuna a la de su residencia son el 9,4%, los de enseñanza básica 15,6% y los de enseñanza media el 26,9%. El investigador de la UDD detalla que también acá se reconoce un patrón en que los niños menores estudian cerca de sus casas y los mayores son quienes tienen más independencia a la hora de movilizarse.

Espacio en salas

Hugo Contreras indica que a diferencia de los estudios realizados en Valparaíso y la Región Metropolitana, en el Biobío también se agregó el promedio de alumnos por sala, pero reconoce que no cuentan con el detalle de cuántos metros cuadrados miden las salas de clases. Eso sí, plantea que «difícilmente se podrá respetar el metro o metro y medio de distancia con más de 30 estudiantes por aula».

Sobre los datos, Contreras detalla que «se observa que la mayor densidad de alumnos la presentan los establecimientos subvencionados. Dichos recintos presentan, en promedio, ocho alumnos más por sala respecto de los establecimientos particulares pagados, así como los municipales. Esto implica que en los establecimientos subvencionados hay un 32% más de alumnos por curso».

En promedio, los colegios municipales tienen 24 alumnos por curso, los subvencionados 32 y los particulares 24. Los datos no muestran diferencias por nivel educacional.

Mientras que las comunas que presentan mayor cantidad de alumnos de enseñanza media por sala son Nacimiento, Los Ángeles, Coronel, Cañete, Chiguayante Concepción y Lebu; todos con más de 30 jóvenes por curso.

Sobre este punto, el investigador de la UDD recalca que «si bien la norma para el retorno a clases es mantener un menor número de alumnos por sala, así como un distanciamiento social entre ellos, la capacidad de los establecimientos para mantener esta norma en la sala de clases no es la adecuada». Insiste en que tanto la movilidad como la densidad escolar son aspectos a considerar. «Es importante conocer la frecuencia de personas que se mueven de una comuna a otra para estudiar, así como el posible contacto y distanciamiento que tendrá con sus compañeros en la sala de clases», precisa el investigador.

En línea. ¿Tienes dudas?
Pregúntale al equipo de la carrera
¿Con qué sede quieres conversar?
¿Con qué sede quieres conversar?