Guzmán: “No hay imaginación para soluciones efectivas sin afectar al modelo” - La Segunda

“El plebiscito y las elecciones, va a llevar (a la UDI) a tener posturas más pragmáticas”.

“Lo que está ocurriendo es una suerte de reacomodo y realineamiento de posiciones”, dice Eugenio Guzmán, decano de gobierno de la UDD —y cuñado de Joaquín Lavín—, ante la pregunta de hacia dónde va la UDI.

“No es un problema solo de la UDI, pero (se evidencia) un debilitamiento de los liderazgos políticos en los partidos”, agrega.

—Pero la UDI tiene liderazgos fuertes, ¿son insuficientes?

—Con liderazgos densos no hay que pensar en personalidades fuertes, hay que pensar en si son capaces de alinear en una sola fuerza al partido y eso no existe. Cuando tienes un liderazgo aglutinador, existe la capacidad para que situaciones como estas no ocurran, a pesar de las diferencias de opinión o ideológicas internas. La capacidad de liderazgo se expresa también en la capacidad de negociación para que no ocurran ciertas cosas. La pregunta hoy es si tenía sentido llevar a un Tribunal Supremo a este conjunto de parlamentarios. Teniendo la experiencia de lo que había sucedido en otros partidos…

—¿Cuál es el destino del partido? Han defendido al sistema y parece este pragmatismo que se aleja del modelo

—La pregunta es si vamos a ver a la UDI evolucionando a una suerte de pragmatismo o a una defensa doctrinaria del modelo. Yo creo que esto tiene que ver con lo que está sucediendo en la sociedad chilena. Hay una demanda de la gente de soluciones muy inmediatas a sus problemas y las soluciones que se proponen en algunos casos producen quiebres con el que ha sido tradicionalmente el modelo económico. No ha habido la suficiente imaginación para encontrar soluciones efectivas sin afectar el modelo. El dilema que se va a ver es que si giras a una línea más pragmática, más zigzagueante o sigues en una línea más doctrinaria o ideológica. Y eso va a tener sus costos respecto del electorado al que vas a poder aspirar.

—Esas dos posiciones enfrentadas las encarnan el candidato presidencial UDI y la presidenta del partido

—En el caso de Van Rysselberghe existe la sombra de José Antonio Kast, que puede conquistar el electorado más de derecha tradicional. Muchas veces estas reacciones responden a ese fantasma que está detrás de la discusión política. Ese elemento no se debe dejar de considerar para comprender a Van Rysselberghe, porque no se trata que ella solo sea rígida o doctrinaria, también hay cierto pragmatismo en sus posiciones considerando esto. Dicho eso no estoy seguro de que haya una disputa entre Lavín y ella, porque Lavín no tiene un propósito de controlar hegemónicamente el partido. Ese no es su juego. La disputa de ella está con sectores internos más progresistas que quieren llevar al partido a otra dimensión y que en el algún momento la desafiaron en la elección interna.

—Y considerando todo esto, en lo que viene, ¿la UDI va a girar hacia un mayor pragmatismo o se logrará imponer una postura más conservadora?

—Tengo la impresión de que sí habrá un giro hacia mayor pragmatismo y flexibilidad. Dado que va a venir un proceso electoral como el plebiscito, además de las elecciones de alcaldes, obviamente va a llevar a tener posturas más pragmáticas y menos doctrinarias.