¡Conoce a Andrés Meza!

Alumni de Ciencia Política y Políticas Públicas UDD, cuenta su experiencia de estudiar en la universidad y su actual formación en la Academia Diplomática de Chile.

Andrés Meza se tituló en 2017, fue ayudante de varios ramos de la Facultad de Gobierno e incluso trabajó en Admisión de la Universidad del Desarrollo, orientando a quienes querían estudiar Ciencia Política. Fue becado en el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, y luego de un año de preparación, logró ingresar a la Academia Diplomática.

“Le agradezco una enormidad a la UDD, es mi alma máter y voy a estar feliz por siempre de decir que soy ex alumno de la Facultad de Gobierno. Sin el apoyo de la dirección y la coordinación no estaría en la Academia Diplomática, pues fueron un piso clave”.

Cuéntanos, ¿en qué proceso te encuentras?

Estoy en proceso de formación durante dos años en la Academia Diplomática de Chile. Partí en marzo de 2020 y ahora nos encontramos -junto a mis 14 compañeros- absorbiendo todos los conocimientos de embajadores, cónsules, diplomáticos y también del mundo de la Academia para fortalecer el rol de la diplomacia en distintas áreas a nivel estatal. Es una carrera maratónica, así que espero prepararme lo mejor posible para representar al Estado chileno en el exterior, siempre teniendo en cuenta el desarrollo del país y de los ciudadanos que habitan en él.

¿Cómo ha cambiado el ritmo de estudio en tiempos de pandemia?

Ha sido intenso, nadie está preparado para enfrentar un escenario tan adverso y abrupto como ha sido el Coronavirus. Nosotros, como futuros diplomáticos, tenemos que aprender a adaptarnos ante contextos diferentes, sin embargo, gran parte del cuerpo diplomático de Chile tiene una edad más avanzada, entonces no conocen muy bien las plataformas. Hasta uno, que es de una generación más tecnología, se cansa, porque el tiempo frente a un computador es muy extenso.

¿Qué herramientas crees que te dio la carrera para desenvolverte hoy?

A nivel personal, me dio las herramientas de corporalidad y de discurso. A nivel académico, todos los conocimientos. Creo que la realización de ayudantías me ayudó a absorber mejor los contenidos, también potenció mis ganas de entrar a la Academia Diplomática, gracias al apoyo directo de la Facultad y de la Directora de la carrera, Isabel Rodríguez.

¿Por qué elegiste estudiar Ciencia Política en la UDD?

Quería estudiar Relaciones Internacionales e investigando apareció Ciencia Política, no tenía idea de qué se trataba y qué es lo que involucraba. Cuando me informé pude comprender que todos los procesos, tanto políticos, económicos, sociales, etc., llevan un estudio y una “bajada de datos” y eso lo hace un cientista político. Además, la carrera tenía una marcada línea orientada a las relaciones internacionales. Estoy convencido en que todos los procesos internos que se viven en un país, tienen relación directa o indirecta con lo que pasa en el exterior, debido a la globalización.

La malla de la UDD fomenta la interdisciplina. Creo que un cientista político en un mundo tan interconectado, tiene que estar al tanto de distintos temas, aunque sea a nivel general.

¿Qué les aconsejarías a los alumnos y alumnas que quieren estudiar o que estudian Ciencia Política?

A quienes quieren estudiar Ciencia Política, decirles que lo más importante es cómo ellos se ven a futuro. Con nuestra profesión, podemos aportar un granito de arena al desarrollo del país en cualquiera de las áreas: política, social, económica, relaciones internacionales, partidos políticos, sistema electoral, etc.

Y a quienes estudian, les digo que aprovechen los cuatro años, que, si bien se sienten tediosos, pasan muy rápido. No le pierdan el gusto, ni la vocación y recuerden por qué escogieron la carrera. Aquí se abren muchos espacios que beneficiarán su desarrollo personal y social.