Doce instituciones son juzgadas frente a la PANDEMIA - El Mercurio

El estudio de la Facultad de Gobierno midió el nivel de confianza de los chilenos frente a las organizaciones que están involucradas en la lucha contra el covid-19.

El martes 3 de marzo se conoció en Chile el primer caso de coronavirus (covid-19) y desde esa fecha diversos actores han debido organizarse para mantener al país en pie frente a la crisis sanitaria que ha cerrado fronteras y paralizado gran parte de la economía mundial. “La rápida expansión que ha experimentado esta enfermedad nos hacía presagiar que el coronavirus iba a llegar a Chile en cualquier momento. Estamos preparados para enfrentar adecuadamente esta epidemia”, dijo ese día el Presidente Sebastián Piñera.

Hoy se cumplen dos meses desde ese momento y una nueva encuesta de la Facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo (UDD) midió el nivel de confianza que tienen los chilenos en las instituciones que directamente se encuentran involucradas en la pandemia.

En específico, la medición consideró 12 categorías: Gobierno, senadores, diputados, jueces, empresarios, Carabineros, militares, empleados públicos, supermercados, PDI, alcaldes y médicos. Los resultados fueron comparados con versiones anteriores que la misma casa de estudios realizó en 2008, 2018 y 2019.

Así, frente a la pregunta “En una escala de 1 a 7, ¿Cuánto confía en las siguientes instituciones u organizaciones?”, los resultados muestran una baja progresiva —con la excepción de los médicos y alcaldes— en los niveles de confianza entre 2008 y 2020, siendo este último año en el que se alcanzó la cifra más baja (ver infografía).

Los peor evaluados fueron los diputados y senadores, quienes obtuvieron una nota 1,9 y 1,8, respectivamente. Les siguen el Gobierno (2,3), los jueces (2,4), empresarios (2,5), Carabineros (2,7), militares (3,1), empleados públicos (3,5), supermercados (3,6) y la PDI (3,8). En la última medición, además, se incorporó una evaluación a los fiscales, quienes obtuvieron un 2,6.

“La principal caída en la confianza se observa en 2018 y 2019 respecto de 2008. Es decir, antes del estallido social observamos un deterioro significativo de la confianza institucional. Lo que estaríamos viendo actualmente en el nivel de confianza sería un proceso más largo y paulatino al que se sumarían los efectos de la protesta social y covid-19”, dice el decano de la Facultad de Gobierno de la UDDEugenio Guzmán, al analizar estos datos.

Para Guzmán, la puntuación de los alcaldes y los médicos —que fueron los mejor evaluados— es excepcional. Si bien entre 2008 y 2018 su nivel de confianza disminuyó, la última medición muestra una subida. En ambos casos, incluso, hay una mejora con respecto a 2008. Los alcaldes esta vez fueron evaluados con un 4,1, mientras que la confianza en los médicos llegó a un 5,5.

“Los resultados de 2020 muestran algunos cambios en la tendencia de caída de la confianza institucional, probablemente debido al desempeño de algunas de esas instituciones durante el desarrollo de la pandemia”, explica el decano, quien pone especial énfasis en los alcaldes: “Uno de los factores que explican el mejoramiento, aunque leve, de los alcaldes son las peculiaridades locales que adquiere la pandemia, pero también que ellos, los alcaldes, en períodos electorales se activan. Además, es un hecho que ellos son la autoridad más próxima a la gente”. En el resto de las instituciones la tendencia de deterioro se ha mantenido.

Según el académico, una posible explicación sobre el aumento de la desconfianza se consigue al comparar los resultados de la medición de 2008 con los de la última. Allí se aprecia un crecimiento de quienes evaluaron a las instituciones con nota mínima. Si en 2008 un 19% les puso un 1,0, este año ese número aumentó a un 28%. Además, en ese sentido, en la encuesta se aprecia que los jóvenes son los que más desconfían de las instituciones en comparación con otros grupos etarios. La diferencia más significativa se ve claramente en la nota otorgada este año a Carabineros, donde las personas de 51 años o más la evaluaron con nota 3,2, mientras que los jóvenes de entre 18 y 30 años le otorgaron un 2,1. Lo mismo en el caso del Gobierno, militares y la PDI.

La conclusión de Guzmán, en todo caso, es que el manejo del país ante la pandemia por el coronavirus no estaría alterando la tendencia de deterioro de confianza en las instituciones, que viene desde 2008. “Excepto en los alcaldes y médicos”, insiste.

La medición de la Facultad de Gobierno de la UDD llega en un momento en que se ha cuestionado la legitimidad de varias organizaciones, que han alcanzado los niveles de aprobación más bajos de los últimos años.