Charla “China Post COVID-19: Los nuevos desafíos de la Ruta de la Seda”

El investigador de la Universidad de Tsinghua, Shi Zhigin, explicó cómo la iniciativa económica impulsada por el presidente Xi Jinping, que incluye alrededor de 70 países con proyectos de infraestructura y desarrollo, se verá afectada por la pandemia del Coronavirus y cuál será el escenario en China.

El mundo ha sido golpeado por la propagación del COVID-19. Una de las iniciativas que se verá afectada es la nueva Ruta de la Seda, o “One Belt, One Road” (OBOR) en inglés, estrategia global de desarrollo económico impulsada por China.

La Facultad de Gobierno realizó de forma online la charla “China Post COVID-19: Los nuevos desafíos de la Ruta de la Seda”. El invitado en esta ocasión fue el investigador de la Universidad de Tsinghua, Shi Zhigin. El encargado de moderar fue Yun Tso Lee, director del Centro de Estudios de Relaciones Internacionales de la facultad.

El profesor Shi explicó que la “Franja y la Ruta” (One Belt, One Road) es un proyecto impulsado por el presidente Xi Jinping en 2013, el cual pretende formar un conjunto de enlaces marítimos y ferroviarios entre China, Europa y otros países asiáticos. China prometió invertir para fomentar los acuerdos con los países vecinos y que todos se vean beneficiados económicamente.

Si bien hay rumores de que esto podría ser una “trampa” para acrecentar su interés geopolítico, Zhigin aseguró que el gigante asiático quiere cooperar para que todos los países crezcan y también liberar algunas tensiones con naciones que alguna vez tuvo diferencias.

Esta iniciativa incluye dos ejes principales: Una vía terrestre que uniría China con el Pakistán, Afganistán, Turquía, Moscú, Kazajistán, Turkmenistán, Kirguistán, Uzbekistán, Tayikistán y Europa mediante los Balcanes hasta llegar a París. Y que posteriormente, llegue a América Latina, África y al Medio Oriente, a través del mar.

El investigador dijo que la aparición de la pandemia del COVID-19, tanto en China como en el mundo: “Fue muy inesperado, nadie pudo predecir este evento”. Agregó que traerá cambios importantes y afectará a la iniciativa, ya que muchas empresas, servicios y el transporte perdieron grandes cantidades monetarias, además del aumento del desempleo.  Así, los proyectos que componen la “Franja y la Ruta”, se reconsiderarán, detendrán o pospondrán dependiendo del impacto económico.

Finalmente, Shi expuso que, si bien muchos culpan a su país por lo que está pasando, China aún atraviesa un mal momento tanto humano como económico, añadiendo que la nueva Ruta de la Seda es una oportunidad de ayuda entre naciones.

La charla fue transmitida en paralelo por UDDTV y YouTube Live.

Revisa la charla completa