Una pandemia, cinco mesas: Análisis a las instancias creadas por el Gobierno para combatir el coronavirus - Emol

Se trata de espacios de trabajo que han logrado reunir a distintos actores, buscando coordinar acciones y lograr una sola voz frente a la pandemia, más allá de ciertas diferencias. A partir de la Mesa social covid-19 han surgido otras.

Buscando encausar la crisis sanitaria, el Gobierno ha creado diversas instancias donde se ha reunido a actores políticos y sociales, esto con el objetivo de que actúen coordinamente y se pongan a disposición de la autoridad sanitaria en el combate del coronavirus.

Iniciativas que han sido impulsadas por el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, quien también ha aprovechado otros espacios ya existentes para abordar el tema. Así desde que estalló la pandemia, los comités políticos ampliados entre ministros y Chile Vamos, han tenido como foco principal la crisis sanitaria y social en su arista económica. A estos se suma el Comité Operativo de Emergencia (COE), donde autoridades de gobierno, la Onemi y expertos, se han juntado para informar, analizar y coordinar acciones tras la Fase 4.

Pero luego de reiteradas diferencias con los alcaldes, quienes instaban al Ejecutivo a decretar una cuarentena nacional, La Moneda anunció la creación de la Mesa social covid-19, incluyendo a ediles y otros personeros. De ésta no sólo han salido varios acuerdos, sino que también otros grupos de trabajo para abordar temáticas específicas, tal y como revisamos a continuación.

Mesa social covid-19

Fue el pasado 22 de marzo cuando debutó la Mesa social covid-19, la instancia liderada por el titular del Interior tiene sesiones dos veces por semana (martes y viernes), que se extienden por más de dos horas y al finalizar concluye la reunión con la adopción de acuerdos.

En ésta participan autoridades de gobierno -como Ciencia y Salud-, alcaldes de las principales asociaciones del país, los rectores de la Universidad de Chile y la Universidad Católica, la ex ministra de Salud, Carmen Castillo, Fernando Leanes, representante de la OPS/OMS en Chile, el ex presidente del Colegio Médico, Enrique Paris y la cual líder del Colegio Médico, Izkia Siches.

Según señalan desde La Moneda, la idea era generar una instancia transversal de coordinación que permitiera descomprimir conflictos y alinear a todos los actores detrás de la estrategia de la autoridad sanitaria.

“Es muy importante, como hemos dicho, que esto tenga una sola voz, tenga una sola estrategia, tengamos unidad en el actuar”, ha señalado el propio ministro Blumel, quien tiene la vocería única de la mesa y al finalizar una reunión realiza un resumen y anuncia los acuerdos.

Esto pues a los roces con los ediles, también se han sumado otros episodios con Siches, quien ha acusado la existencia de un “oscurantismo” en las cifras entregadas por el Ministerio de Salud a la mesa respecto al covid-19.

Mesa de datos

Pero ante las demandas por mayor acceso a la información, se creó la Mesa de datos covid-19, instancia encabezada por ministerio de Ciencia, Andrés Couve, para disponibilizar los datos de contagio del coronavirus con fines académicos, levantar información, desarrollar insumos, elaborar proyecciones y evaluar innovaciones científicas para el combate del virus.

En su primera sesión participaron la jefa del Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud, Johanna Acevedo; el jefe del Departamento de Estadísticas e Información de Salud, Carlos Sans, y especialistas en ciencia de datos Martín Ugarte, Marcelo Arenas, Alejandro Maas, Leonardo Basso, Soraya Mora y Mauricio Canals, quienes son investigadores de la Universidad de Chile, de la Universidad Católica y de centros como el Instituto Milenio Fundamento de los Datos, el Centro de Modelamiento Matemático, el Instituto de Sistemas Complejos de la Ingeniería, el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso y la Fundación Ciencia y Vida.

Esta mesa funciona también dos veces por semana y elabora reportes periódicos, logrando centralizar datos sobre la pandemia y complementar el trabajo del Minsal. De este modo, se implementó un sitio web con un repositorio de datos abiertos sobre coronavirus, para investigación científica y epidemiológica,

Pese a lo anterior, algunos actores como un grupo de ediles siguen pidiendo información respecto a los pacientes con covid-19, algo ante lo cual el Gobierno ha respondido señalando que iría contra la ley que regula los derechos y deberes de los pacientes, a la vez que podría generar situaciones de discriminación contra quienes estén enfermos.

“No queremos que empiece una especie de caza de brujas en castigo, en discriminación de las personas que están enfermas”, recalcó el viernes el Presidente Sebastián Piñera.

Submesa con alcaldes

Es que la relación con los alcaldes no ha sido del todo fácil durante esta crisis, así con el objetivo de canalizar sus inquietudes y abordar de mejor manera la situación de cada comuna, en la segunda sesión de la Mesa nacional covid-19, se decidió crear una submesa con alcaldes.

En la instancia liderada por el subsecretario de Desarrollo Regional (Subdere), Claudio Alvarado, participan alcaldes representantes de las diversas asociaciones municipales del país, quienes se reúnen semanalmente.

En la submesa se busca coordinar protocolos y también medidas adicionales a implementar, a través de las municipalidades. Se les han entregado a los ediles algunas guías prácticas y protocolos para enfrentar situaciones relacionadas con la limpieza y desinfección de ambientes, precauciones generales para edificios y residentes, manejo de residuos y mascotas, y un protocolo para personas en situación de calle, durante la emergencia.

Esta submesa se complementa a las reuniones periódicas que Blumel que ha realizado con los alcaldes de las zonas en cuarentena, oportunidad donde se abordan las medidas dispuestas.

Cuarentenas totales que por lo demás varios ediles siguen pidiendo, y ante lo cual el ministro de Salud, Jaime Mañalich, ha rebatido que al hacerlo, “no saben del daño que están hablando y que produciría esta medida en su población”, al tener efectos asociados.

Submesa con organizaciones de la sociedad civil

Además, el pasado martes se anunció la creación de una submesa de trabajo con organizaciones de la sociedad civil, para fortalecer los lazos con las mismas.

Pero también para abordar allí las consecuencias psicosociales que genera la pandemia, por ejemplo, en materia de acceso a bienes y servicios esenciales, de salud mental o temas relacionados con el bienestar de los ciudadanos.

Mesa con gremios de salud

Otro de los acuerdos tomados en la Mesa social covid-19, fue el fortalecer el apoyo y protección a los trabajadores del sector primario de la salud, quienes han sido claves al momento de enfrentar la pandemia.

De este modo, se ha intentado aumentar la coordinación a través de una mesa liderada por el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, con los gremios de la salud y Confusam.

¿Qué dicen los analistas?

Junto a estas múltiples instancias de trabajo que han surgido a raíz de la Mesa social, se acordó conformar Mesas sociales regionales covid-19, las cuales seguirán el modelo de la mesa nacional y realizarán las bajadas específicas a nivel central y regional, velando por que sean aplicadas correctamente. Dichas mesas están funcionando semanalmente.

Ante esta estrategia de creación de mesas del Gobierno, los expertos tienen una buena evaluación, así el académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, comentó a Emol que a diferencia de la crisis social de octubre, en esta ocasión el Ejecutivo ha procurado el apoyo de diversos actores, aspirando “a repartir las pérdidas en caso de tomar mala decisiones, pero a capitalizar las ganancias cuando esas decisiones generan efectos positivos. En consecuencia, este apoyo multisectorial que ha construido el Gobierno, le ha servido para dar soporta a la decisiones. Si bien ha debido enfrentar críticas por parte, por ejemplo, de la presidenta del Colegio Médico, rápidamente se han constituido vocerías para enfrentar y aplacar esas críticas”.

Según Morales, “a todas estas instancia no se les puede entregar un poder resolutivo, pues eso recae en el poder político. Por eso mismo es el Gobierno el destinado a capitalizar las buenas decisiones, y a distribuir las pérdidas en caso de que esas decisiones sean erróneas. En este último caso, puede excusarse en que se dejó asesorar por las mesas y que, por tanto, la responsabilidad es compartida. En este contexto, estas mesas son de enorme utilidad, pues al menos transmiten un concepto de unidad que jamás se vio en la crisis social de octubre (…) estas mesas contribuyen a dar el soporte técnico y social a las decisiones, dejando de lado la política partidista. En lugar de llamar a los congresistas, el Gobierno correctamente prefirió dejarse a consejar por instancia de expertos”.

En la misma línea, el director del Centro de Políticas Públicas de la Universidad del DesarrolloGonzalo Müller, consideró como “un acierto” la instauración de mesas de trabajo, afirmando que “yo creo que el Gobierno ha logrado, a través de la política de abrir mesas, primero ofrecer transparencia respecto a su acción, segundo, legitimar las decisiones y tercero, integrar también distintas miradas. Yo creo que esos objetivos están cumplidos”.

Y agregó que el hecho de “tengan una capacidad resolutiva, creo que es más complejo, porque la capacidad sigue siendo de la autoridad, del ministro de Salud, de la Subsecretaría y esa autoridad no se diluye. En las mesas técnicas y en las distintas mesas abren diálogo, conversaciones, pero no pueden tener capacidad resolutiva, porque sino imaginen que la mesa tomara una decisión distinta a la del ministro, pero el ministro finalmente es el responsable de esa decisión”.

Revisa la nota original AQUÍ