Sondeo UDD revela opinión dividida ante regreso de las marchas en marzo y un amplio rechazo a la violencia - El Mercurio

El 51% no quiere que vuelvan las movilizaciones, mientras que un 49% las respalda. Además, el 75% no justifica actos violentos por parte de manifestantes.

Marzo ya se perfila como un mes de marchas y otras actividades en las calles tanto de agrupaciones políticas como de la sociedad civil.

Con dicho panorama a la vista, una encuesta tipo panel realizada por la Universidad del Desarrollo (UDD) midió temas de la contingencia nacional, incluida la opinión sobre la realización de manifestaciones. También se abordó la llegada del coronavirus y el acuerdo por la democracia (ver recuadros).

En el sondeo participaron 931 mayores de edad de la Región Metropolitana, quienes fueron encuestados el miércoles 4 y el jueves 5. El estudio contó con siete preguntas y se aplicó de manera presencial, con un 2,88% de margen de error.

Entre los principales resultados, el sondeo arroja que el grupo que está de acuerdo con que vuelvan las marchas y manifestaciones y el que no quiere que se realicen son prácticamente iguales (49% y 51%, respectivamente).

Ante la pregunta de si se justifica el uso de la violencia por parte de los manifestantes, el 75% no la valida, y un 25%, sí.

Eugenio Guzmán, decano de la Facultad de Gobierno de la UDD y quien encabezó el análisis, asegura que “la gran mayoría de las personas condena la violencia. Pero no la gran mayoría —sino que está bien dividido— cree que es legítimo manifestarse”.

Agrega que quienes no quieren más marchas, “no significa que no las consideren legítimas, (sino que) consideran que tal como se han dado exacerban la violencia”.

Por su parte, Eduardo Valenzuela, decano de Ciencias Sociales de la U. Católica, afirma que el estudio muestra lo que reflejan también otros análisis recientes. “La gente quiere perseverar en el ímpetu de las reformas y demandas sociales, pero rechaza el uso de la violencia”, explica. Y añade que “la mitad de los encuestados desearía detener las movilizaciones, ya que producen demasiado disturbio y violencia, por ende, inseguridad y miedo”.

Otro de los puntos abordados es el orden público, afectado por acciones violentas, saqueos, barricadas e incendios. El 65% considera que se ha mantenido igual en las últimas semanas. En tanto, un 20% cree que ha mejorado y 15% siente que ha empeorado.

Para Rafael Catalán, sociólogo y académico de la U. Central, Chile no ha sido “una sociedad violentamente radicalizada”. Y agrega que “cuando ha habido manifestaciones en nuestro país, a nivel histórico nunca parten con violencia desde la ciudadanía”.

*La encuesta se aplicó esta semana a 931 personas de la Región Metropolitana.