¿Qué dice la calle? - El Mercurio

¿Qué expresan los mensajes en las paredes? ¿Cuál es el motivo que hay detrás? El estudio recopiló 1.000 frases durante primer mes de la crisis. Aquí los primeros resultados que buscan desentrañarlos.

“No hay vuelta atrás”, “la lucha no para”, “ACAB”, “Evade al Estado”, “Renuncia Piñera”, “Basta de abuso”

Las frases corresponden a rayados, grafitis, consignas y otros soportes gráficos que desde el 18 de octubre se pueden leer en torno a las calles del centro de Santiago y que fueron recopiladas para un estudio de las facultades de Gobierno e Ingeniería de la Universidad del Desarrollo (UDD). Se trata de un proyecto en curso —llamado “Observatorio de la Calle”—que busca desentrañar lo que expresan estos mensajes. “Se quiere leer lo que la calle piensa”, cuenta a “El Mercurio” el coinvestigador y decano de la Facultad de Gobierno, Eugenio Guzmán.

Para ello, en una primera etapa, entre el 7 y 20 de noviembre de 2019 —a casi un mes desde el inicio del estallido—, se recopilaron todos los mensajes plasmados desde la calle Tobalaba con Providencia, en la comuna del mismo nombre, hasta Alameda con República, en Santiago. De ellos, se seleccionaron y analizaron aleatoriamente 1.000 frases.

“Piñera”: la palabra más repetida

Con los resultados preliminares se lograron analizar distintos aspectos del fenómeno. Uno de ellos tiene que ver con las palabras que más se repiten en las paredes de la zona, desde el inicio del estallido social.

De las 1.000 frases analizadas, la mayor cantidad de menciones están dirigidas a quejarse en contra de instituciones como el Gobierno o Carabineros. Es así como la palabra más mencionada es el apellido “Piñera” (ver nube de palabras). Le siguen “Estado”, luego “Evade” —en alusión a los pasajes del metro— y “ACAB” (acrónimo que en español significa “todos los policías son bastardos”). Esto, según los investigadores, concuerda con los mensajes escuchados por distintos canales de comunicación, como las redes sociales. Eso sí, dicen, esto podría cambiar.

“Cuando recién se da el estallido, la Asamblea Constituyente y la Constitución no eran tema. Era minoritaria la mención. Eso yo creo que va a cambiar, vamos a ir viendo distintas palabras como Aprobar, Rechazar, y Nueva Constitución”, dice el profesor José Garrido, quien lidera la investigación en curso.

Motivos antisistémicos

¿Cuál es la motivación de estos mensajes? Es una de las preguntas que más han surgido desde el 18-O, y como tal, otro de los puntos en que se centraron los investigadores de la UDD. Estos agruparon los mensajes en nueve grupos: ACAB, Asamblea Constituyente, Antisistema, Derechos Humanos, Izquierda, Políticas Públicas, Feminismo, Sin Causa y Otros.

Más en específico, desde la casa de estudios explican que un 20,3% de las frases se relacionan con una causa “antisistema”, con frases como “resistir a” o “acabar con”. “Hay mucho contenido antisistema y eso es interesante, porque notamos que no lo hace la izquierda. Generalmente la izquierda usaba ese lenguaje de revolución y transformación, pero acá la izquierda no es tan fuerte como el lenguaje anarquista”, dice Garrido.

Mientras, un 14,3% guarda relación con los derechos humanos. ¿Y qué sucede con la nueva Constitución? Garrido explica, sobre eso, que “la Asamblea Constituyente como motivo representa solo el 1,4% de los mensajes”.

Intención: resentimiento y amenaza

La intencionalidad de los mensajes es la categoría que más llama la atención para los investigadores. En este punto, de las mil frases analizadas, logran distinguir siete categorías: Resentimiento, Denuncia, Amenaza, Victimización, Esperanza, Neutros y Otros.

“La demanda hoy día es una de derechos humanos y es interesante, porque, si cruzamos datos, notamos que todos los mensajes relacionados con una victimización tienen que ver con eso. Y cuando uno se centra en el resentimiento y el odio, se lo lleva principalmente Carabineros”, dice Garrido.

En específico, se detectó que un 23,7% de los mensajes muestra resentimiento —a través de mensajes que expresan odio como “Renuncia Piñera”—, un 20,3% muestran una amenaza, como “se devolverán las balas”, mientras que el menor porcentaje muestra esperanza (4,5%), a través de frases como “Chile despertó” (ver gráfico).

“Piñera es en gran medida en quien recae el discurso de odio. Si uno toma expresiones de denuncia, se ve que están asociadas mayoritariamente al tema de derechos humanos. Es interesante ver también la animadversión que hay hacia Carabineros”, dice Garrido.

¿A quién le hablan?

Por último, los analistas estudiaron a quién van dirigidos los mensajes. Entre los receptores más frecuentes se logró identificar al Gobierno, al Estado, Carabineros, militares, políticos, medios de comunicación y a la misma calle, es decir, aquellos mensajes autoconvocantes.

“Un 40% de mensajes son autoconvocantes, lo que quiere decir que la calle se llama a sí misma”, dice Garrido, quien además plantea que le llama la atención que “no aparecen discursos xenofóbicos, nada respecto a los procesos migratorios. Además, si bien se habla sobre la Iglesia, no hay un discurso fuertemente marcado en ese tema”.

Por estos días, además, los investigadores se encuentran trabajando en una aplicación para celular. Se trataría de una plataforma que permitiría que los ciudadanos suban fotografías con mensajes que vean en la calle. De esta forma, ampliarían los datos a analizar y podrían armar un mapa con la ubicación geográfica de estas frases.

“El propósito es ir leyendo la dinámica de la mensajería, siguiendo el pulso en el marco del plebiscito y el posible proceso constituyente”, dice el académico.

Mientras, esperan contar con un segundo análisis de datos en abril, donde harán una comparación entre los mensajes de noviembre y los que actualmente se leen en el centro de Santiago. “Veremos cómo ha ido cambiando el mensaje”, concluye el decano de la UDDEugenio Guzmán.