Viaje de Pizarro complica escenario para Chadwick en el Senado - La Segunda

El legislador no sabe si alcanzará a votar, porque debe asistir a cumbre del Parlatino en Panamá.

En el Senado se evaluó un aspecto procedimental, pero que tenía consecuencias políticas: concentrar en la jornada de mañana martes toda la exposición y votación de la acusación constitucional en contra del ex ministro del Interior Andrés Chadwick, y no desplegarse en dos jornadas, como estaba programado.  Una modificación del calendario habría dado mayor holgura para estar presente en Valparaíso al DC Jorge Pizarro, uno de los votos que el oficialismo ha visto como posible rechazo al libelo —necesita tres para lograr la mayoría de los senadores en ejercicio—, y que como presidente del Parlatino debe viajar a Panamá.

De hecho, el legislador tiene reservado un pasaje, porque el jueves hay sesión plenaria de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana. Pero finalmente, la mesa optó por el plan original y el libelo será visto en dos días. “Se vota el miércoles a última hora”, precisó a La Segunda el presidente de la Cámara Alta, Jaime Quintana. Así, hasta el cierre de esta edición, el legislador no sabía si alcanzaría a votar.

Fuentes del Parlamento señalan que Pizarro no habló abiertamente de su viaje en la reunión de comités del martes 3, cuando planteó la posibilidad de que el libelo se votara mañana, sino que señaló que los plazos consideraban días corridos desde el despacho que hicieron los diputados, con lo cual no daba el tiempo para dos jornadas. Sin embargo, en el Senado se estableció que eran días hábiles y que el debate se distribuiría.

Un cercano

En su rol de jurado, los senadores optan por no hacer declaraciones sobre una acusación constitucional. Pero La Segunda testeó el ambiente en la oposición y en todas las bancadas la incógnita era precisamente Pizarro. Ello, por la cercanía que ha mostrado en distintas negociaciones legislativas el senador por la IV Región, y también en gestos. A poco más de un mes de este gobierno, la DC Carolina Goic se bajó intempestivamente de la gira que el Presidente Sebastián Piñera a Argentina y Brasil, en reclamo por la nominación de su hermano Pablo como embajador. Mientras la senadora decía que no validaría con su presencia “una práctica que no comparto”, Pizarro sí viajó. En tanto, a fines del año pasado, y en medio de las presiones para que Chadwick renunciara por el caso Catrillanca, Pizarro declaró: “A mí no me parece que el actual ministro del Interior tenga que ser objeto de una renuncia, porque si hay alguien que ha tomado las medidas de manera drástica ha sido este ministro del Interior. Me hubiera gustado que el ministro anterior o el subsecretario hubieran actuado con la misma firmeza, claridad y transparencia, porque esta situación no es de ahora. Todos asistíamos al show del subsecretario anterior (Mahmud Aleuy) cuando trataba de justificar la operación Huracán” (diario El Día de La Serena).

Complejo panorama para la defensa

Aunque todavía no está definido, al parecer Chadwick asistirá a la votación, tal como lo hicieron los últimos dos ministros que fueron destituidos, Yasna Provoste y Harald Beyer, y volvería al hemiciclo del que fue parte entre 1998 y 2011. Más allá de los lazos personales que ha construido en su carrera, el escenario es muy complejo y en la oposición existe la percepción de que, si se votara en este momento, la acusación tiene altas posibilidades de ser aprobada. El tema fue abordado la noche del martes pasado por los senadores socialistas en el comedor de la bancada. La pregunta a responder no fue “cómo votaremos”, sino que cada uno planteó qué estaba pensando. Una fuente de este sector señala que se instaló la idea de que todos apoyarán la acusación y que al menos uno de los capítulos tiene asidero. Dentro del PS, los ojos han estado puestos en los senadores José Miguel Insulza y Juan Pablo Letelier, pero en ese partido estiman que no tienen margen para rechazar. En el caso de la DC, los senadores se reunieron con los diputados Gabriel Ascencio y con Gabriel Silber para conocer aspectos de la acusación.

Pero no ha habido un encuentro de toda la bancada para ver posiciones. Sin embargo, uno de sus integrantes comentó que la sensación es que “alguien tiene que pagar los costos” del manejo político de la crisis y que, en caso de ser aprobado el libelo, descomprimiría la acusación que corre en paralelo en contra del Presidente de la República. Esto, si bien reconocen que en el caso del Mandatario tiene casi nulas posibilidades de prosperar. En cuanto al PPD, cuentan que se hizo un intento por transparentar la votación de los senadores en el almuerzo de bancada del lunes pasado. Pero tras una reflexión general, al final esto no ocurrió y cada uno mantuvo en secreto su opción. Mientras que mañana en la noche regresarán al país Guido Girardi, quien está en una actividad de la OMS en Omán, y Ximena Ordenes, quien fue a Madrid a la COP 25, junto al RD Juan Ignacio Latorre. Vivanco (HRW): No hay cuantificación

En este contexto, se sabe que la defensa irá en la misma línea de lo planteado en la Cámara, en el sentido de no sindicar a Chadwick como el único responsable del manejo de la crisis y de establecer que, tras su salida del gabinete y reemplazo por el ministro Gonzalo Blumel, las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos han continuado.Esta mañana, mientras se trasladaba en Uber desde una reunión a otra en Washington DC, José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), se excusó de responder a La Segunda qué proporción de las violaciones a los derechos humanos constatadas por la entidad a partir del 18 de octubre es atribuible a la gestión del exministro del Interior. “No tengo respuestas, porque no tengo los detalles. Nosotros no analizamos eso, no hicimos un desglose por los períodos de gobierno”, dijo.—Pero cualitativamente, ¿cambiaron los hechos?—No tengo los datos, lo único importante es que el período de Andrés Chadwick como ministro coincide con el estado de emergencia.—¿Y eso qué implica en la práctica?—No le sabría decir. No tenemos datos desglosados, o no tenemos una idea, digamos, que durante ese períodos se produjeron más o menos violaciones (…) Esa es una pregunta que se la tiene que hacer, por ejemplo, al INDH, o a los oftalmólogos (…) Lo que nosotros analizamos fue un período que va del 18 (de octubre) al 22 o 23 (de noviembre) más o menos.

¿Consecuencias en acusación contra Piñera?

Rodrigo Arellano, vicedecano de la Facultad de Gobierno de la UDD, descarta que una aprobación o rechazo de este libelo tenga consecuencias en la acusación contra Piñera. “Corren por carriles distintos, tienen motivaciones y protagonistas diferentes”, dice Arellano. En cambio, Ernesto Águila, analista PS, opina que “Chadwick aparece como un costo necesario para evitar la acusación de Piñera, actúa como un fusible. Si se aprueba la de Chadwick se debilita la acusación de Piñera. Y aunque no estén los votos para la de Piñera, si no prospera lo de Chadwick obliga a los actores políticos a tener que dar su voto a favor de la acusación al Presidente, incluso en forma testimonial”.Entre las consecuencias políticas de un escenario en que se apruebe la acusación, Arellano señala que “Chile Vamos va a perder durante 5 años a una persona que perfectamente podría haber estado en la Convención Constituyente” y que será un golpe, más que un hecho con efectos sobre el Gobierno, dado que “este ya asumió el costo al removerlo de ministro”.Agrega que “independiente del resultado, no debería influir en el ánimo de acuerdos que hemos visto en algunos sectores, a raíz del proceso constituyente”. Mientras que Águila señala que la acusación y el proceso de consensos “van por cuerdas separadas. Aunque si prospera la de Piñera, sí podría cambiar el escenario”.