¿Un plan integral más allá del cambio constitucional como salida a la crisis? - Diario de Concepción

Durante los últimos días el Congreso ha centrado esfuerzos para aprobar medidas que bajen el nivel de descontento de la ciudadanía.
No obstante, analistas plantean que se requieren medidas más profundas y apoyo del Ejecutivo.

“La salida constituyente, es una salida digna para el Presidente”, comentó en una reciente visita a Concepción el doctor en Filosofía Política, Cristóbal Bellolio, coincidiendo en lo que muchos representantes políticos y analistas han dicho respecto a una eventual solución el estallido social que se vive en nuestro país hace tres semanas, y que en la provincia de Concepción se ha traducido, por un lado en masivas marchas, pero también en violentas manifestaciones en el centro de la capital regional.

No obstante, una nueva carta fundamental pareciera no ser la panacea. El propio Bellolio dijo que sería un inicio. Otros personeros, como la diputada Joanna Pérez (DC) han apuntado a un plan integral, con medidas de corto, mediano y largo plazo.

“Hace unos días hicimos un cálculo. Usted puede tener 10 mil funcionarios que reciben altos sueldos y, rebajando solo el 15%, puede juntar cinco Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), es decir, más de $220 mil millones de inmediato. Ahí están los recursos para la financiar el ingreso mínimo propuesto por el gobierno… Lo que quiere decir, es que el Gobierno ni siquiera está pensando en estas cosas”, comentó Pérez. En estos días, la Cámara ya avanza en la aprobación de proyectos emblemáticos, como el que rebaja la jornada laboral en 40 horas (la imagen que acompaña este artículo). En la comisión de Constitución del Senado, en tanto, se aprobó una iniciativa que establece un límite a la reelección de los congresistas.También se ha avanzado en la tramitación de la agenda social impulsada por el Ejecutivo, sin embargo, todo parece indicar que la crisis político y social es mucho más profunda.

Distorsión

“Hay señales buenas, pero el descontento es más profundo y no pasa por soluciones parches, sino por cambios estructurales y esto demora y requiere de mayores consensos. Además, siguen pendientes temas como pensiones, salud (con el alto costo de los remedios), y la reforma o nueva Constitución”, comentó el analista político, Felipe Vergara.

El también académico de la Universidad Andrés Bello (Unab) sostuvo que “hay un tema muy relevante para el Gobierno y es su incapacidad de comunicar.Mientras (Karla) Rubilar y (Ignacio) Briones muestran empatía con las demandas de la gente, otros, incluyendo al Presidente, siguen con una agenda enfocada en la violencia. Así la comunicación se distorsiona y termina confundiendo”.

El académico de la Universidad de Concepción (UdeC), Andrés Cruz, dijo que es necesario “reformas profundas al sistema previsional y de salud, además de cambios en el modelo tributario, siendo esencial el anuncio del proceso constituyente para construir una institucionalidad más participativa, que consagre derechos sociales, un régimen semipresidencial y congreso unicameral, para derribar propensión a acrecentar brechas y combatir de manera electiva la desigualdad económica y política, tendiendo a establecer un país descentralizado”.

En opinión del abogado se debe preponderar “un Estado social y democrático de derecho con carácter solidario que reemplace este Estado elitista y cada vez más policial”.

Lesley Briceño, académica de la Universidad del Desarrollo (UD), coincidió en muchos de los temas planteados por Vergara y Cruz, pero recalcó en la ausencia dela concreción de un diálogo formal.

“Mi percepción es que el Gobierno sigue sin escuchar yeso tiene que ver con actos formales, que se pueden dar a través de los diálogos ciudadanos, pero ellos tienen que ser vinculado con el Estado.Una cosa es que el Presidente diga que se va a llevar adelante un proceso de diálogo a través del Ministerio de Desarrollo Social, pero es muy distinto llamara las organizaciones sociales a participar de ese diálogo y hablo que quienes han estado participando de este movimiento como los grupos de estudiantes o No Más AFP, por nombrar a algunas”, comentó.

En opinión de Briceño han sido variados los entes, representantes del mundo político, social y académico que han manifestado su interés o han formulado llamados para confluir de un gran diálogo que convoque a todos los sectores de la sociedad.“Esa instancia concreta, da la impresión, que es una asamblea constituyente.Creo que faltan esos llamados concretos.Esos diálogos pueden ayudara recuperar la gobernabilidad”, manifestó.

Compartir