Superado capítulo de acusación a Cubillos, analistas delinean las claves políticas que marcarán la recta final del año - Diario Financiero

La consolidación de la DC como partido bisagra para apoyar al gobierno, la tensión RN-UDI en Chile Vamos, la crispación del debate parlamentario y la pérdida de protagonismo en el PS-PPD seguirán siendo parte de la escena.

Tras nueve horas de debate, el pulgar arriba que se repitió entre los representantes del oficialismo el martes -ministros y parlamentarios, en especial- fue el mejor reflejo de la satisfacción que hubo luego que fracasara la acusación constitucional contra la ministra de Educación, Marcela Cubillos.Pero para analistas políticos sólo se tratará de un capítulo más dada la permanente y tensionada relación del gobierno y la oposición, sobre todo porque en la recta final del año aún hay una agenda de varios temas pendientes.

Cada uno de los sectores políticos tendrá un rol en el debate de las reformas que está impulsando el Ejecutivo —como pensiones y tributaria-, a lo que se sumarán el proyecto de ley de Presupuesto 2020 y las polémicas iniciativas para reducir la jornada laboral.Esto, como preámbulo de un inicio de 2020 que pondrá en la mesa las elecciones, primero la de gobernadores hacia fines de ese período, y luego la presidencial en 2022.

¿Pero cuáles son los factores a considerar?

¿Aire para el gobierno?

La posición que asuma el Ejecutivo post acusación de Cubillos será un tema.El analista político y decano de la facultad de gobierno de la Universidad del Desarrollo, Eugenio Guzmán, sostiene que “fue una buena semana, pero si el gobierno quiere ver de esto hacer un triunfo definitivo, ese es el peor error que se puede cometer”.

A su juicio, en política todas las semanas surgen nuevos tópicos en la agenda, en torno a los cuales la administración Piñera podría perder o gana.

De hecho, el director de la escuela de gobierno de la Universidad Central, Marco Moreno, estima que en la opinión pública está instalada la idea de que el gobierno enfrenta dificultades y que “no conecta con muchos de los problemas de la gente”. Y agrega que ello se reflejará cuando se vote el proyecto de las 40 horas, “donde lo más probable es que se apruebe”.

Frente a esto, dice Moreno, el gobierno va a recurrir al Tribunal Constitucional pese a que ha destacado que quiere que ala gente la vaya mejor.

En realidad, “las buenas noticias” para la administración Piñera “vana durar muy poco”.

Esto, pese a que admite éxitos puntuales de La Moneda, como la performance del presidente Sebastián Piñera en temas climáticos en la ONU y el fracaso de la misma acusación contra la ministra Cubillos.

¿Congreso más crispado?

La disposición del oficialismo y oposición puede agregar o restar una cuota adicional de tensión al Congreso.

En la oposición, estima Moreno, la derrota en la acusación se traducirá en una mayor crispación en la relación con el Ejecutivo, que se podría expresar con mayor claridad en dicho contexto.

Desde el triunfo de Piñera, el académico sostiene que la oposición se refugió en el parlamento y “la política se ha parlamentalizado, se hace política hoy fundamentalmente en el Congreso y ahí es donde la oposición hará más difícil la tramitación de algunos proyectos de ley, especialmente presupuesto y las reformas más estructurales”.

Un cuadro propicio para la labor de articulador y constructor de acuerdos del subsecretario de la Segpres, Claudio Alvarado, que se asume tuvo un rol clave en el respiro para Cubillos.

“Hay que reconocer el trabajo que hace de lograr convencer a ciertos diputados que podrían haber votado para cualquier partey al final terminan alineándose con el gobierno y eso tiene que ver más con la táctica política.Es una labor silenciosa”, subraya el gerente de asuntos públicos de Cadem, Roberto Izikson.

¿A qué juegan los partidos?

La posición de los partidos políticos post capítulo Cubillos, con sus propios conflictos, también estará en el centro de los acontecimientos.

Sobre la Democracia Cristiana -de donde hubo votos que evitaron la acusación-, Guzmán afirma que está haciendo un “punto de poder, miren ustedes (oposición) sin nosotros es menos lo que pueden hacer”.

Para Moreno la falange está “asumiendo su rol de partido bisagra, lo habían anunciado desde que ganó la presidencia Piñera, que iban a apostar a esa lógica política, hasta ahora le ha dado resultados. La DC necesita tener socios y aliados para poder postular de mejor manera en las elecciones.Esto creo que fue un giño a la oposición”.

Lo anterior, como dice Izikson, en un ambiente donde el PS y el PPD “no tienen un posicionamiento, proyecto político y liderazgos claros (…), hoy no encuentran el tono ni los temas, no han podido liderar temas”.

Esto, advierte, a diferencia de lo logrado el Frente Amplio y la DC. “Es necesario que PPD y PS se replanten en cómo van a trabajar pensando en el futuro y reconquistar un electorado”, dice.

Sobre el oficialismo, Guzmán señala que “la buena noticia del rechazo a la AC sirve para aplacar en la UDI el mal sabor que dejó en este partido la salida del subsecretario Felipe Salaberry. Ahí hay una cuenta pendiente de la UDI de que habría habido una operación política para sacarlo del cargo”.

“Sabemos que la Subdere es un espacio de poder importante y la herida por la salida de Salaberry no está debidamente cerrada”, sostiene Guzmán, junto con destacar que son ese tipo de situaciones las que genera “malos ratos” en la relación RN-UDI.

Sin embargo, Izikson plantea que “lo de RN-UDI por Salaberry será un tema de corto plazo -a rey muerto, rey puesto-, va a depender de quien termine siendo el nuevo Subdere y creo que la UDI va a mantener esa posición”.

Compartir