Encuesta UDD: 54% cree que los profesores deberían volver a clases y seguir negociando con el Gobierno - El Mercurio

El estudio mostró también que el 67% cree que los alumnos son los más perjudicados por la paralización

La Universidad del Desarrollo realizó una encuesta para conocer qué opinaba la ciudadanía sobre el paro nacional de los profesores, que partió el lunes 3 de junio.

El sondeo tipo panel —realizado a 862 personas de Santiago el martes y miércoles de esta semana— arrojó que 54% considera que los docentes deberían volver a clases y seguir negociando con el Gobierno (ver infografía).

Sobre dicho punto, el decano de la Facultad de Gobierno de la UDD, Eugenio Guzmán, indicó que los resultados de la encuesta “muestran en primer lugar un ambiente polarizado en relación a lo que debieran hacer los profesores de ahora en adelante”.

Plantea que esto último puede estar influido por diversos factores. “Uno de ellos es el desgaste propio de la movilización, la que se ha extendido ya por cinco semanas”.

Al consultar quiénes serían los principales perjudicados por la paralización, el 67% de los encuestados consideró que los alumnos, seguidos por los profesores (26%) y los colegios (7%).

“Ello estaría evidenciando que la percepción de los efectos del paro, más allá o no de su legitimidad, estaría teniendo una víctima: los alumnos”, comenta.

Para Guzmán, “esta situación puede tener distintas lecturas dependiendo de a quién comunicacionalmente se le atribuya la responsabilidad de resolverlo, junto con la percepción de daño y el desgaste propio del mismo”.

Además, el 55% de los participantes no ve posible que los estudiantes puedan recuperar las cinco semanas de clases que ya se han perdido.

Guzmán cree que “esta suerte de escepticismo” ante la posibilidad de que se recuperen las clases podría incidir en la percepción “de que una salida negociada sería mejor opción antes de que sea prácticamente imposible la recuperación”.

La encuesta también reveló que el 64% cree que la principal causa de la movilización es por un aumento de sueldo.

“Dado que con el paso de los días el tema se ha concentrado en la discusión sobre sueldo, ello prácticamente ha reducido el alcance del movimiento a dicha dimensión”, añade Guzmán.

Desde un comienzo, los profesores han insistido en que la motivación del paro no es la mejora salarial, sino de sus condiciones laborales y de la calidad de la educación pública. Eso sí, han pedido —y ha sido la piedra de tope— el pago de un bono para un grupo de educadoras, y de la deuda histórica.

Tras conocer la encuesta, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, critica las preguntas y remarca que en sus solicitudes no abordan un aumento de sueldo, por lo tanto “ahí hay una percepción equivocada”.

Agrega que “volver a clases es un anhelo también nuestro. Quien no lo ha permitido es el Gobierno”.

Respecto de la recuperación de las jornadas estudiantiles, Aguilar dice que “lógicamente, mientras más se alarga el paro, se hace más difícil, porque va quedando menos espacio”.