Cómo Rincón compite con la mejor posicionada de la DC - La Segunda

Tiene conocimiento en encuestas y libertad, porque no va a la reelección senatorial en 2021.
Ser exdirectora de una AFP y la defensa a su hermano podrían ser sus flancos.

Desde que el 19 de junio dijo a El Mercurio que se veía “entrando a La Moneda como Presidenta”, Ximena Rincón cuenta que ha recibido “invitaciones, llamados y peticiones de todo el país”.

La senadora es el primer nombre de la DC en reconocer su interés presidencial y mostrar las ganas de hacerlo, remarcan en su partido. Ella convive de cerca con las otras dos cartas del mapa presidencial falangista, los también senadores Carolina Goic —la mejor posicionada de acuerdo a la última encuesta Cadem y con un rol nacional en particular por la Ley del Cáncer— y Francisco Huenchumilla, quienes no han explicitado algo así hasta ahora.

Rincón también actúa con más libertad, ya que en 2021 no le toca competir por su reelección como senadora (tiene campaña por el Maule en 2025), a diferencia de Goic, para quien una definición sería del todo o nada.

Y Huenchumilla declara: no es tema para mí. Queda mucho tiempo, es un poco anticipar la carrera, todavía tiene que pasar mucha agua por debajo de los puentes”. No obstante, desde la DC igualmente esperan definiciones más explícitas de ambos. Mientras que ninguno de los tres fue medido en la última encuesta CEP.

“Soy buena haciendo campaña”

Rincón tiene a su haber una fluida relación con el presidente falangista, Fuad Chahin; una especie de alianza estratégica. Sus hasta ahora cinco años como parlamentaria y su paso como ministra Segpres y del Trabajo en el segundo gobierno de Michelle Bachelet le han permitido alcanzar un alto nivel de conocimiento público, como lo mostró la Cadem de julio, con 70% en ese índice, cifra que ha sido su piso desde abril de 2018.

En esa medición eso sí, obtuvo 40% de aprobación positiva (6 puntos menos que en mayo) y 45% de negativa, lo que la ubicó detrás de Goic (con diez puntos más positivos y en el quinto lugar de personajes); y en empate técnico con Huenchumilla (41 puntos y un puesto sobre Rincón).

“No solo conozco el Poder Legislativo, también el Ejecutivo en todas sus instancias: dirección de servicio, intendencia y ministerio. Tengo una buena llegada con todos los sectores, dirigentes sociales y de base, y he demostrado en mis dos elecciones buen desempeño electoral, que soy buena haciendo campaña”, dice la abogada de sus fortalezas.

“Sabe jugar y tiene flexibilidad para manejarse en el mundo más de izquierda en la DC y en el mundo más conservador del partido. Desde ese punto de vista, puede ser una buena carta”, opina el académico de la UDD Eugenio Guzmán.

Sin coalición, las AFP y la sombra del hermano

Para el director de Criteria Research, Cristián Valdivieso, la largada que dio Rincón en su sector se da porque “hoy en la ex Nueva Mayoría cualquiera tiene opciones de crecimiento. Gente que no tendría demasiadas posibilidades por defecto hoy puede buscar su espacio, distintas figuras están buscando emerger”.

Pero no tendrá un camino fácil. “En una campaña te van a sacar hasta a tu bi sabuelo”, advierte Guzmán. En el caso de Rincón, hay dos flancos que podrían abrirse: en 2006, se integró al directorio de la AFP Provida, tema sensible en la centroizquierda tras las masivas marchas de la agrupación No + AFP.Y en 2017 hizo una férrea defensa a su hermano, el ex diputado Ricardo Rincón, tras acusaciones de violencia de género.

“El principal opositor a las AFP es Luis Mesina, quien fue director de una AFP (Futuro). He dado muestras de que mi autonomía y mis principios no están juego. Puede ser un punto a favor, porque conozco el sistema por dentro”, responde Rincón. Sobre el segundo punto, recuerda que ya “mi campaña senatorial fue con el tema (del hermano) en su máxima expresión y gané la elección”.

Para los analistas, estas situaciones no deberían transformarse en un problema, dependiendo de la manera en que los maneje y que tenga una narrativa “sólida”. Valdivieso sí advierte que Rincón “tiene muchos más problemas que posibilidades”; que “no existe una coalición que le dé soporte” y que “la ciudadanía no está mirando candidaturas hacia la ex NM, sino en la centroderecha fundamentalmente y, si no, al Frente Amplio”.

No fagocitar liderazgos

Dentro de la DC ronda el fantasma de la presidencial anterior, en la que Goic fue la candidata, mientras el resto de la ex NM proclamó a Alejandro Guillier. En la falange resienten que entonces no hubo los recursos financieros suficientes y que algunos dirigentes no se cuadraron con ella. “Hace tiempo el partido ha sido fagocitador de sus liderazgos”, critica Fuad Chahin, hoy timonel, quien aboga porque ese escenario no se repita.

“Mi principal responsabilidad es cuidar todos los liderazgos. Y por eso es que yo no soy candidato a nada”, comenta.

Chahin también envía varios mensajes: “Valoro que con tiempo se estén manifestando las disposiciones y, de ese punto de vista, es una buena noticia lo que ha planteado Ximena, y espero que los demás candidatos y candidatas que tengan ganas lo expliciten lo antes posible”. Agrega que “Goic, Rincón y Huenchumilla son liderazgos que están súper bien posicionados, pero hoy con intereses distintos. Carolina ha dicho que quiere ser candidata a senadora por Magallanes y Ximena ha explicitado su disposición presidencial. Huenchumilla tiene disposición, pero no todavía decisión”.

Y a todos les pide “contribuir al compromiso colectivo, recorriendo comunas y regiones en apoyo a los candidatos y candidatas a la elección municipal y de gobernadores de octubre de 2020. inmediatamente después de esa elección”.