El pato cojo se impuso en La Moneda: Los candidatos presidenciales de la derecha que complican a Piñera - Cambio 21

El sondeo de la CEP dado a conocer la semana pasada se realizó entre fines de abril y comienzos de junio, período marcado por la controversia sobre la presencia de los hijos del Presidente en su gira oficial a China. La cifra fue revelada además en la víspera de que el mandatario realizara su esperado cambio ministerial.

El gobierno de Sebastián Piñera lleva un poco de más de un año y tres meses en su segundo mandato, y las encuestan van cada vez más a la baja. El sondeo del Centro de Estudios Públicos (CEP) apuntó que la aprobación a la gestión del mandatario alcanza el 25% y su rechazo llegó al 50%.

El sondeo dado a conocer se realizó entre fines de abril y comienzos de junio, período marcado por la controversia sobre la presencia de los hijos del Presidente en su gira oficial a China. La cifra fue revelada además en la víspera de que el mandatario realizara su esperado cambio ministerial.

Es una cifra que, en alguna medida, replica lo ocurrido en el primer gobierno de Sebastián Piñera, donde el mandatario tuvo un descenso en su apoyo durante el segundo año, una comparación que incluso relevó el propio coordinador de la encuesta, Ricardo González.

Y comenzó la ronda de candidatos presidenciales en la derecha: Joaquín Lavín, Andrés Allamand, Manuel José Ossandón, Francisco Chahuán,  Cathy Barriga y Alfredo Moreno.

No hay proyectos aprobados

Si bien durante su mandato se inauguró la Línea 3 del Metro de Santiago, el actual gobierno no tiene ningún proyecto de su programa aprobado. La reforma tributaria, y la reforma de pensiones han debido pelear y casi “mendigar” los votos para que puedan ser legisladas. Por otro lado “Aula Segura” no tuvo un buen paso por el Congreso.

El caso Catrillanca y la economía han sido los otros factores que han puesto en debacle al gobierno. Y pese a que hubo un cambio de gabinete no hubo conformidad en la gente.

Todo esto, ha hecho que el famoso y también poco querido “pato cojo” este penando a La Moneda. Una situación que se hace más evidente con la carrera presidencial que se corre en la derecha, en la que ya tenemos a nueve candidatos rondando a más de dos años de la elección presidencial.

El síndrome del “pato cojo”, afecta a los gobiernos fundamentalmente el último año de su mandato, cuando el foco se pone por la ciudadanía sobre los reemplazantes y no sobre la administración que aún habita La Moneda. Piñera, en caída libre en las encuestas y en el apoyo ciudadano, ya empezó a ser olvidado por su propio sector que le busca reemplazante.

Los nombres que se ponen la banda presidencial

Andrés Allamand, senador RN, fue uno de los primeros en lanzarse a tratar de agarrar la banda presidencial, incluso el propio Piñera debió responderle duramente para bajarle las revoluciones.

A ese debate, entró otro de los potenciales presidenciables de la tienda, el senador Francisco Chahuán, quien le pidió a su compañero de coalición “que baje la ansiedad”, ya que su acción puede “provocar roces” en el seno del partido, teniendo en cuenta que el mismo Presidente calificó de “inoportuno” este hecho.

Por su parte Manuel José Ossandón, quien también está en la lista de los posibles candidatos al sillón presidencial, dijo que el tema es parte de la interna del partido, por lo que cuestionó que aparezca cuando la administración de Sebastián Piñera aún lleva poco tiempo en La Moneda.

“Hoy día ser candidato cuando el Presidente está recién terminando el primer año, partiendo el segundo, es casi decirle que es como el pato cojo. Yo creo que está hablando un poco de la interna de RN, hay personas que creen que lo va a definir internamente RN y ese objetivo, es cierto pero lo va a definir según un objetivo y ese objetivo es quién pueda ganarle a Joaquín Lavín”, añadió.

Por su propia candidatura, el senador expresó que “yo creo que tengo una leve ventaja a los dos candidatos que hay, esa es mi pega, cuando empiece mi campaña lo que tengo que demostrarle a mi partido es que soy el más competitivo”.

Otro senador que aparece en las encuestas es “el otro Kast”, Felipe, familiar del ulra derechista José, pero él primero muy lejano de la ideología de su tío. Felipe Kast, es uno de los fundadores de Evopoli y varios analisas no lo ven con posibilidades para las próximas elecciones presidenciales, sí para 2025.

Quien también está en las encuestas es Evelyn Matthei, alcaldesa de Providencia, si bien ya fue a una elección pasando a segunda vuelta contra Michelle Bachelet, otra oportunidad no estaría lejos.

Si bien no es parte oficial de Chile Vamos, José Antonio Kast ya estuvo en una candidatura presidencial representado a la extrema derecha. Para seguir sumando, tenemos Alfredo Moreno, el actual ministro de Obras Públicas.

El caso de Lavín

Quien también está en la lista de Chile Vamos es Joaquín Lavín, el alcalde de Las Condes quien ha aparecido en las encuestas como la opción más importante para ser presidente de Chile.

En la encuesta pasada fue la gran novedad. Después de 17 años, Joaquín Lavín volvía a encaramarse en el tope de la lista de políticos mejor valorados que, sondeo tras sondeo, presenta el Centro de Estudios Públicos. Una medición que, por ejemplo, ayudó a cimentar el carácter de presidenciable de la entonces ministra de Defensa Michelle Bachelet durante la gestión de Ricardo Lagos.

Y en el sondeo revelado el pasado jueves,  Lavín vuelve a aparecer como la figura del oficialismo que tiene una mayor valoración positiva, pero ampliando su ventaja. De acuerdo a lo informado por el coordinador de Opinión Pública del CEP, Ricardo González, el alcalde de Las Condes tiene 56% de imagen positiva y 17% de rechazo. Es decir, sube ocho puntos, una de las mayores alzas, y su desaprobación es baja. Pero además, el excandidato presidencial tiene un alto índice de conocimiento (92%), otro de los elementos que se considera crucial para quienes aspiran a La Moneda.
Hay un elemento sorpresivo en el sondeo que también podría convertirse en un elemento a considerar para Lavín. El CEP midió entre los personajes políticos a la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, quien está casada con el hijo del alcalde, el diputado UDI Joaquín Lavín León. Y ella aparece en el sexto lugar del ranking, con 35% de apoyo y 35% de rechazo, pero además con un elevado conocimiento, de 85%, sólo detrás del Presidente Sebastián Piñera, Michelle Bachelet, el propio Lavín y Evelyn Matthei. Es decir, ex presidentes o exaspirantes a La Moneda.

“Cuando Lavín empieza a verse más político, no le va tan bien. Sus experiencias fueron relativamente malas, cuando estuvo en el Ministerio de Educación, por ejemplo. A él le conviene seguir eficiente en su municipio y mostrarse abierto a otros sectores”, dice Germán Silva, académico de la UAI.
Rodrigo Arellano, vicepresidente de la Facultad de Gobierno UDD, dice que tras la encuesta CEP, Lavín se transformará en un objetivo de la oposición y de sus competidores en Chile Vamos. “Lo identificarán como enemigo y es probable que dentro de poco esta suerte de no agresión se transforme en un objetivo para enfrentar, y eso lo puede desgastar. Pero si él se mantiene en su ámbito municipal, podría seguir subiendo”, señaló.

Por su parte, Stephanie Alenda, directora de Investigación de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales UNAB dijo que la UDI “ya está en parte lavinizada. Sólo le queda jugar con esta ambigüedad y articular las disonancias aparentes entre estos dos polos”.

Críticas van y vienen

Las críticas hacia el gobierno no se han hecho esperar, esto, porque lleva un año y tres meses de gobierno y no hay avances y desde su propia coalición ya buscan candidato presidencial.

“El senador Alejandro Guillier escribía en su cuenta de Twitter: Presidente @sebastianpinera, le mando saludos desde el campamento “Tiro al Blanco” en Taltal. No se preocupe por mí. Hágalo por los “inoportunos” presidenciables de su coalición, que quieren declararlo pato cojo a 14 meses de iniciado su gobierno”.

Dos son las principales causas que explican la brusca caída de la aprobación de Piñera y del Gobierno en las encuestas según el director del estudio Criteria, Cristián Valdivieso: la economía y el viaje del Presidente a China junto a sus hijos.

“Existe frustración respecto de las expectativas económicas y el nepotismo es algo nuevo, que no había aparecido en las encuestas”, expresó Valdivieso.Según analistas, estos dos elementos son influyentes, pero hay otro más que explica la baja: el segundo año al mando.

A juicio de Roberto Méndez, académico de la Escuela de Gobierno de la UC, “lo de la economía es estructural, es de fondo y está vinculado a las razones por las que la gente votó por Sebastián Piñera”. Por ello, opina que “por eso es un tema tan delicado y que el Gobierno tiene que ponerle todo el empeño de aquí para adelante. Pero se ve que no va a ser fácil”.

Josefina Araos, historiadora e investigadora del Instituto de Estudios de la Sociedad (IES), aseguró que “hay un escenario de crisis económica a nivel global que le impide al Gobierno cumplir sus promesas de crecimiento, entonces no debiéramos sorprendernos de que el descontento siga aumentando”.

Valdivieso agregó que en la percepción ciudadana hay una “decepción importante que la gente comenzó a perder la esperanza de que el repunte venga en 12 meses”.
El director de Criteria añade que “está la idea de que el país va retrocediendo más que avanzando. Hasta ahora siempre la percepción fue que iba avanzando. El optimismo es el más bajo de los últimos dos años”.

“Gobierna para algunos pocos”

Haber incluido a sus hijos en la gira presidencial a China, se transformó en el hecho político más relevante de ese viaje, al punto que en su primera conferencia de prensa de regreso a Santiago, el Mandatario tuvo que anunciar la creación de un protocolo para definir delegaciones a futuro.

El tema se tomó la agenda durante más de un mes y le significó críticas incluso desde su propio sector.
“La ciudadanía está criticando una grave inconsistencia en el discurso del Gobierno, que mientras ha levantado la bandera de la meritocracia para defender proyectos como Admisión Justa, por otro lado, no muestra problema en justificar prácticas que hoy se han vuelto inaceptables, como el viaje”, opina Araos.
“Es muy problemático que se instale en la ciudadanía esa idea sobre todo en el contexto mundial de emergencia de líderes populistas”, añade Araos.
Carlos Oyarzún, asesor legislativo de la Fundación Jaime Guzmán, coincide en que este fue un factor relevante, pero opina que “el Gobierno aprendió la lección y me parece que en el futuro es mucho más probable que errores de esa naturaleza no se vuelvan a cometer”.

Fin de la “luna de miel”

Otro factor que consideran los analistas para explicar la baja, tiene que ver con cómo suele evolucionar la aprobación presidencial.

Ante ello, Carlos Oyarzún planteó que “hay un ciclo que nos indica, a través de los datos históricos, que los gobiernos comienzan bastante bien y luego pasan un período muy duro durante el segundo y el tercer año”, opina Méndez, quien explica que “por eso este año está siendo tan duro. En el segundo se acaba la ‘luna de miel’, se empiezan a ver los efectos de los cambios más drásticos que se toman en el primero”.

Añade que, además, “el invierno crea un pesimismo y eso sucede todos los años”.Oyarzún concuerda con que “está el factor del año, en que el Gobierno se tiene que abocar de lleno a sacar adelante su agenda legislativa, cosa que no va a ser fácil y que afecta”.

Para Valdivieso, “la pelea del Presidente en el corto plazo es no terminar de pato cojo (apodo que recibe un gobierno que pierde poder e influencia en el debate público) anticipado. Pato cojo de cara a su propia coalición, no de la oposición”.

Y Araos agrega que “estos resultados debieran ser tomados como una luz de alerta para el Gobierno, que ya no puede seguir apoyándose en el hecho de haber sido elegido por una mayoría inédita en la historia de la derecha”.

Ver Nota Publicada: https://cambio21.cl/cambio21/el-pato-cojo-se-impuso-en-la-moneda-los-candidatos-presidenciales-de-la-derecha-que-complican-a-piera-5d0ac5ffcd49b0262f0b1fa3

Compartir