Prorrector de la Universidad del Desarrollo: Los cambios que propone Ernesto Silva a las instituciones - El Mercurio

El prorrector de la Universidad del Desarrollo y expresidente de la UDI, Ernesto Silva, también entrega su diagnóstico acerca de la actual desconfianza que existe en las instituciones.

Tráfico de influencias en el Poder Judicial

“El Poder Judicial ha evidenciado, por ejemplo, a raíz del caso de Rancagua, una crisis acotada que todavía está por verse si va a tener un alcance mayor. Creo que ese alcance lo vamos a conocer en parte en cómo se resuelva este tema. Pero pienso que Chile ha tenido un Poder Judicial sólido, especialmente en sus Cortes. Y el problema que ha existido, en los últimos años, es la falta de rendición de cuentas. Falta rendir cuenta por parte del Poder Judicial a través de sus jueces y en su capacidad de coordinación e interacción con otras instituciones, como el Ministerio Público y las Policías, para dar seguridad y hacerse cargo de la inquietud de sensación de justicia dentro del marco del Estado de Derecho”.

Irregularidades en el Ejército

“En el caso del Ejército, creo que ha sido un tema complejo, porque todavía quedan investigaciones en curso, pero creo que en las FF.AA. chilenas existe una cultura institucional de solidez en el actuar de los procedimientos, y lo que se requiere es más orden y sistematizar los procesos de gestión de recursos económicos, que también es un proceso de maduración institucional que va de la mano de más transparencia”

.¿Necesaria la defensa de las instituciones?

“La pregunta es otra, ¿cuán relevante son las instituciones en el desempeño económico y social de los países? Son muy importantes. El punto está en que para que las instituciones sigan siendo importantes tienen que tener la capacidad de adaptarse, de perfeccionarse, de aprender, y Chile es un país que ha cambiado tanto en las últimas tres décadas, que requiere que sus instituciones también se adapten. Y esa adaptación, mejora y progreso, pasa en parte por la capacidad de la política para volver a cooperar y hacerse cargos de problemas cotidianos, sensatos y dolorosos de un país que se ha transformado en un país de clase media”.