Cuatro ministros niegan cambio de gabinete, pero idea se instala en Chile Vamos - La Segunda

Aunque en seis oportunidades, en menos de 24 horas, cuatro ministros han salido a negar que el Presidente Sebastián Piñera vaya a realizar un cambio de gabinete, la idea está instalada en Chile Vamos.

Ayer fueron los ministros Andrés Chadwick (Interior) y Cecilia Pérez (Segegob) quienes descartaron la medida. Hoy volvieron a reafirmarlo. “No hay ninguna situación como de rumores o no rumores, es una atribución del Presidente los cambios de ministros, y eso no está hoy en la agenda del Presidente. Tranquilidad, no ha ocurrido absolutamente nada”, dijo el jefe de gabinete al asistir a una reunión con el Alto Mando de Carabineros.

El canciller Roberto Ampuero y el titular de la Segpres, Gonzalo Blumel, también lo dijeron al ser consultados esta mañana. “No hay un cambio de gabinete en curso, ni está pensado”, dijo este último en radio T13.

Porque más allá de los efectos de la declaración del general (r) Mauro Victtoriano y la réplica del ministro del Interior, las versiones de que llegó “el tiempo” de un ajuste en el equipo ministerial venían circulando en las últimas semanas. Es más, no han dejado de estar presentes incluso desde agosto de 2018, cuando salieron los titulares de Educación y Cultura, y entonces se consideró que fue un cambio inconcluso en que otros secretarios de Estado estarían a prueba.

Es así como el miércoles de la semana pasada en el almuerzo de bancada de los senadores de la UDI en el Congreso en Valparaíso uno de los presentes bromeó: «Mejor no ir de visita a La Moneda, para que no parezca que estamos siendo llamados a integrar el gabinete».

En el oficialismo ya se especulaba que enero o febrero serían los meses pertinentes, para comenzar en marzo una nueva fase, que coincida con el fin del receso legislativo. De hecho, en las conversaciones de Chile Vamos recuerdan que en su primer gobierno, Piñera eligió el 16 de enero del 2011 (a casi un año de haber asumido) para un ajuste ministerial, entonces el primero.

Mientras que el lunes, el encuestólogo de Criteria Research, Cristián Valdivieso, tuiteó: “A estas alturas en La Moneda ya hay un gabinete muerto caminando”.

Más que la fragilidad de Chadwick

En el oficialismo están expectantes ante cambios que también puedan incluir a subsecretarios, intendentes y seremis. Pero consultados por La Segunda sobre el foco, parlamentarios de Chile Vamos no dudan en incluir al corazón de La Moneda: el comité político. Además de Interior, Segegob y Segpres, está conformado por Hacienda, con Felipe Larraín (independiente) —cuya permanencia no está en discusión— y Desarrollo Social, con Alfredo Moreno (independiente).

Las razones para pensar en un ajuste son variadas: la inevitable barrera sicológica de un año de gobierno para evaluar su gestión (“año nuevo, amerita un diseño político nuevo y nuevos rostros”); el ambiente de fragilidad que rodea al ministro Chadwick, quien anoche recibió un espaldarazo en la cena que realizó la UDI (ver Top Secret); repensar las habilidades del equipo ministerial para concretar los anuncios que realizó el Gobierno el año pasado y aprobar materias emblemáticas como las reformas tributaria, de pensiones, laboral y de migraciones, entre otras iniciativas.

Y también, por cierto, las últimas encuestas. Las diversas crisis que ha vivido el Ejecutivo —como la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca y el terremoto en Carabineros, la renuncia del ex presidente del directorio de TVN, las críticas por la “sequía legislativa” y el fuego interno por la instalación de los cargos— la semana pasada perjudicaron a Piñera: en la GfK Adimark la aprobación del Gobierno cayó en seis puntos, llegando a un 38% con un rechazo del 52%; en la Criteria Research, el Mandatario marcó un 39% de valoración y una desaprobación del 46%.

De los ministros, el más dañado ante la opinión pública ha sido Chadwick, de acuerdo a Criteria Research. Y la nueva polémica con el titular de Interior, por las declaraciones del general Mauro Victtoriano, desplazó la atención de lo que el gobierno esperaba para esta semana: avanzar en acuerdos políticos.

El canciller Ampuero tampoco está indemne y ha sido cuestionado por la demora en designación de embajadores, el retiro del apoyo al Acuerdo de Escazú, manejo comunicacional por el Pacto Migratorio y la polémica por la agregada comercial en Nueva York, Fernanda Bachelet.

“La baja en las encuestas significa que algo anda mal. Y eso se traduce principalmente al comité político; debería haber ajustes en él”, sostiene el diputado Andrés Celis (RN), quien ha insistido en el punto, pese a las críticas que levantaron sus declaraciones.

El legislador ha verbalizado lo que muchos comentan en privado y donde las especulaciones son múltiples. Comenzando por trasladar a algunos ministros del comité a otras carteras, sin sacarlos necesariamente del gabinete. Que a Cecilia Pérez (RN) se la ve en Deportes, en cuya situación, dicen, serían buenos voceros los también RN Nicolás Monckeberg (Trabajo) como Cristián Monckeberg (Vivienda y Urbanismo).

O que podría ser destinada al ministerio de la Mujer, en un enroque con Isabel Plá (UDI).Asimismo, se conjetura que Alberto Espina (Defensa) o Moreno lleguen a Interior. E incluso, que esta pesca podría incluir el Parlamento, e incorporar al senador RN Andrés Allamand en esa cartera, trasladando a Chadwick a la Segpres y a Blumel a la vocería, con Pérez en Deportes. En las redes, el analista político Cristóbal Bellolio lo indicó en medio de una extensa seguidilla de tuits: “Posibles reemplazos de Chadwick en Interior: Andrés Allamand.

Haría valer su condición de jefe de gabinete desde el primer día”. “Yo tengo una buena evaluación del equipo político, pero eso no significa que no haya que hacer ajustes que un Presidente estime conveniente”, afirma el senador UDI David Sandoval.

“A un año de gobierno, cualquier ajuste es absolutamente razonable”, dice. Para la senadora de Evópoli, Carmen Gloria Aravena, “siempre es necesario que toda organización haga una revisión de sus representantes, de cada ministerio, tanto técnicos como políticos”.

En tanto, el diputado RN Gonzalo Fuenzalida dice: “Hay cosas que no han funcionado, por lo que no es una locura abrirse a cambios en el comité político”. El diputado Andrés Molina (Evópoli) añade que “hay ministerios que tienen falencias políticas y comunicacionales, que el Presidente debe considerar cambiar”.

Las habilidades requeridas

Para lo que se viene este 2019, los analistas indican las habilidades que se demandarán del comité: en el plano legislativo una autoridad con redes en el Congreso; en lo comunicacional una vocería que pueda ser empática y dura a la vez; y alguien que pueda seguirle el paso y los cambios de libreto al Presidente Piñera. Hugo Eduardo Herrera, académico de la UDP, cree que “el comité político cumplió su ciclo” y que “se requieren nuevos tipos de liderazgo, con un perfil nítidamente más político y económico-político” (ver recuadro).

En ese esquema, sugiere a Blumel como vocero. Por su parte, el decano de la UDD y quien está a cargo de los sondeos de opinión de La Moneda, Eugenio Guzmán, apunta para la vocería “una persona con más sentido de la oportunidad y de mucha más ambivalencia, que un día está alabando y otro día está siendo escudero para blindar la figura del Presidente”.

Y aunque dice que “Cecilia Pérez ha hecho bien su pega”, plantea que hay que “tener capacidad de modular en un momento dado lo que es la forma de la agresividad, que en algún momento se requiere pero en otros no”.

Sandoval alude al manejo de expectativas económicas: “El Gobierno hace mucho alarde, pero si eso no llega a la sociedad…” Y la senadora Aravena menciona que “los distintos relatos (en el caso Catrillanca) generaron una complejidad para tomar decisiones”, y pide alguien que pueda anticiparse a las crisis.

En lo legislativo (Segpres), Guzmán dice que “se requiere bastante decisión. Porque van a ser discusiones que retóricamente enredadas, como las reformas laboral y tributaria. También hay que tener bastantes redes políticas, tanto para mantener ordenada a los parlamentarios de gobierno, como al frente”.

El antropólogo Pablo Ortúzar recalca: “Lo que más le hace falta al Gobierno es cierto vínculo reflexivo con la realidad de las personas. Yo no esperaría personas que estuvieran vinculadas al mundo de la economía o al derecho, sino más vinculadas a las ciencias sociales”. Y Sandoval pide “una mayor y estrecha relación con los partidos políticos, una permanente complicidad’”. En medio de las especulaciones sobre el gabinete, al cierre de esta edición, la oposición se reunía nuevamente para hablar sobre una potencial acusación constitucional contra Chadwick, que hasta ayer no contaba con piso político.

Y La Moneda, buscaba dar señales de normalidad, incluyendo un nuevo encomendamiento para el jefe de gabinete: mañana el ministro del Interior viajará a La Araucanía, donde sostendrá reuniones con víctimas de violencia, con la Sociedad Nacional de Agricultura y con la Onemi.

 

Compartir