Chadwick: disparo a Catrillanca fue “sin que mediara ninguna acción que lo justificara” - La Tercera

Por más de tres horas, la diputada Nuyado cuestionó la forma en que ha actuado el gobierno tras la muerte de comunero mapuche. Y ministro admitió que información entregada inicialmente por Carabineros fue “falsa”.

“Si algo pudiese haber hecho para evitar la muerte de Camilo Catrillanca, por Dios que me lo he recriminado durante todos estos días”. La frase fue pronunciada por el ministro del Interior, Andrés Chadwick, cuando llevaba cerca de una hora respondiendo las preguntas que le realizó ayer la diputada Emilia Nuyado (PS) a propósito de la muerte del comunero mapuche el 14 de noviembre pasado en Temucuicui. Mientras en las tribunas de la Cámara de Diputados se escuchaban gritos de repudio a los dichos del secretario de Estado, la parlamentaria tomó nuevamente la palabra y respondió: “Ministro, no se burle del dolor del pueblo mapuche”.

La escena resume el tono en que se desarrolló, por más de tres horas, la interpelación en contra del ministro del Interior, acción que lideró la legisladora socialista en su calidad de representante del pueblo mapuche, y que fue impulsada por la oposición.

La parlamentaria abrió su intervención hablando en mapudungún, valorando el hito de que “por primera vez nuestro pueblo tiene la oportunidad de interpelar al Estado de Chile”.

Las primeras palabras de Chadwick fueron para la familia del comunero, a quienes entregó sus condolencias, para luego reconocer que el disparo que mató a Catrillanca se percutó “sin que mediara ninguna circunstancia ni acción que lo justificara”.

En la misma línea, el jefe de gabinete relató la información “falsa” que le entregó Carabineros que en su calidad de ministro del Interior en las horas posteriores a la muerte del comunero. “Se me informó que (…) los disparos venían de ambos lados del camino, que se habían hecho disparos disuasivos y, como posteriormente se señaló, que no existía una ninguna cámara de grabación”, dijo Chadwick.

Y agregó: “Todos esos hechos que se me informaron como ministro del Interior y que fueron consignados en el parte de Carabineros son falsos, no son realidad. En los hechos quedó comprobado que el joven Camilo Catrillanca y el menor que lo acompañaba no tenían armas, que no hubo ningún tipo de intercambio de disparos, que el tractor no estuvo en ninguna línea de fuego y que sí hubo una cámara de video”.

El ministro subrayó que “para el gobierno y para el ministro del Interior que habla son hechos inaceptables”. Luego, recordó en al menos cinco ocasiones las acciones que el gobierno ejerció tras la muerte de Catrillanca, como la solicitud de un fiscal especial y la remoción de una decena de efectivos policiales y de un abogado de la institución, y remarcó que el operativo que derivó en el fallecimiento del comunero “fue lamentable y condenable”.

En tanto, con la asesoría de su compañero de bancada Raúl Leiva durante toda la sesión, la bandera del pueblo mapuche a sus espaldas y varias pancartas con la foto de Catrillanca en los pupitres de sus pares de oposición, la diputada Nuyado -quien leyó cada una de sus intervenciones- puso énfasis en los cuestionamientos a la “militarización” con que el gobierno “prioriza” su relación con La Araucanía. La parlamentaria acusó una vulneración al estado de derecho y al debido proceso, junto con una “persecución” en contra de representantes de las comunidades originarias.

Durante otros pasajes de su alocución, Nuyado le enrostró a Chadwick declaraciones que él mismo y la ministra vocera de gobierno, Cecilia Pérez, hicieron horas después de la muerte del joven comunero, justificando el actuar de Carabineros en base a su derecho a la legítima defensa. Esto -a juicio de la parlamentaria- fue lo que permitió que los funcionarios policiales sintieran “plena confianza para seguir urdiendo su plan de montajes, de mentiras, de prejuicios…”.

Si bien el jefe de gabinete admitió que Carabineros le entregó información falsa, respaldó a la institución: “No confundamos lo que puede ser una acción ilícita de un grupo de carabineros que merece toda nuestra condena, de lo que hacen los 60 mil carabineros”.

En otro momento, Nuyado emplazó el ministro a responder si, a su juicio, había o no terrorismo en la zona. “Sí lo hay (…) creo que hay temor, diputada”, respondió el jefe de gabinete. El ministro, además subrayó este no era un criterio personal sino un diagnóstico que también se hizo, por ejemplo, en los gobiernos de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet.
La parlamentaria también le preguntó a Chadwick por la instalación del “Comando Jungla”, a lo que el ministro respondió señalando que fue el gobierno de Bachelet el que impulsó un comando operativo en la zona.

La actuación de Chadwick -quien también dijo que el gobierno enviará este mes el proyecto de reconocimiento constitucional a los pueblos originarios- fue monitoreada por La Moneda y contó con el despliegue del Ejecutivo en redes sociales. De hecho, el propio Presidente Sebastián Piñera destacó en Twitter que el secretario de Estado hablaba “con fuerza, firmeza y veracidad”. “El ministro ha actuado en forma firme, prudente y transparente”, agregó.
Tras la interpelación, sin embargo, la diputada Nuyado dejó abierta la posibilidad de que la oposición impulse una acusación constitucional contra Chadwick. “Eso se tiene que dialogar con los diversos jefes de bancada (…) se debiera evaluar aquello”, afirmó.
Al respecto, el ministro dijo creer “convencidamente que no he faltado a ninguno de mis deberes legales y constitucionales”. Además, llamó a ponderar los hechos con “tranquilidad” y a no “politizar” el episodio.

“Chadwick demostró su muñeca”

“Andrés Chadwick salió jugando limpio en un momento muy delicado para el gobierno”, señala el analista político Carlos Correa al ponderar la interpelación. “Pese a que está enyesada, demostró que tiene su muñeca intacta”, añadió el ingeniero industrial, quien destaca que el ministro del Interior sacó a relucir sus habilidades políticas cuando más lo necesitaba: “Por primera vez en semanas demostró su talento”.

Para el académico de la UAI, Max Colodro, “no hubo interés en precisar las circunstancias que llevaron a la trágica muerte de Camilo Catrillanca ni en entender la situación que atraviesa Carabineros en la Araucanía”. “La diputada interpeladora sólo insistió en que la responsabilidad política por el crimen es de Andrés Chadwick en su calidad de ministro del Interior. El inconveniente de esa tesis es que la actual administración no ha eludido responsabilidades políticas”, añadió el columnista.

“Chadwick mostró toda su habilidad para entender políticamente el fenómeno y demostrar que el gobierno reaccionó efectivamente al tema”, señaló en tanto el decano Facultad de Gobierno UDD, Eugenio Guzmán.

Ver nota

Compartir