El sector privado ante el desafío del ODS 4 - El Mercurio

La inversión en educación amplía las oportunidades de negocio, creando nuevos mercados, consumidores más informados y dando lugar a una mano de obra más calificada, lo que necesariamente aumenta la productividad y el crecimiento de las empresas.

La educación es la base para mejorar los estándares de vida y apuntalar el desarrollo sostenible de las sociedades.

Además de mejorar la calidad de vida de las personas, el acceso a una educación inclusiva y equitativa permite dotar a las personas de herramientas para desarrollar soluciones innovadoras que fortalezcan el desarrollo personal, así como también alcanzar las metas planteadas por la ambiciosa Agenda 2030.Si bien la educación de calidad no es un tema de exclusiva competencia del sector privado, las empresas sí pueden jugar un rol preponderante con un impacto directo al ODS 4.De acuerdo a datos de la ONU, la matrícula primaria en los países en desarrollo ha alcanzado el 91%; no obstante, 57 millones de niños siguen sin escolarizar.En Chile, según cifras del Censo 2017, el promedio de escolaridad es de 11,05 años, y el 88% de la población finaliza la educación media, según un estudio publicado por la Universidad del Desarrollo en 2018.Si bien estas cifras nacionales son a primera vista alentadoras, al compararlas con el resto de las naciones OCDE, los adultos chilenos obtuvieron el promedio más bajo en los resultados de comprensión lectora y razonamiento matemático.

Así lo demuestra el informe 2018 “Education at a Glance de la OCDE”.

El estudio indica que una cifra inferior al 1% de los adultos con educación media, tiene un alto nivel de alfabetización (frente al promedio OCDE que es del 7%).

Porcentaje que aumenta al 5% frente a quienes poseen estudios superiores, mientras que el promedio OCDE es del 21%.

Las habilidades aritméticas evidencian un patrón similar.

A nivel global, según indica el Informe ODS 2018, el 58% de niños y adolescentes no han logrado los niveles mínimos de competencia en lectura y matemáticas.

Ante a un escenario nacional donde cuatro de cada 10 niños de cuarto básico no entiende lo que lee (PIRLS 2017), sumado a que el 53% de los adultos no entiende instrucciones escritas simples, tales como la interpretación de signos en un mapa; se vislumbran complicaciones para la adecuada integración de las personas en todos los ámbitos de la vida en sociedad.¿CÓMO ALCANZAR LAS METAS DEL ODS 4?Marcela Bravo, gerenta general de ACCIÓN Empresas, sostiene que las compañías juegan un papel protagónico en el fomento e inversión en educación.

“Estas pueden contribuir al objetivo 4 introduciendo criterios de sostenibilidad a nivel interno, a través de formación a empleados y grupos de interés y, por supuesto, invirtiendo en educación a nivel externo.

La inversión en educación amplía las oportunidades de negocio de las empresas, creando nuevos mercados, consumidores más informados, y dando lugar a una mano de obra más calificada, lo que necesariamente aumenta la productividad y el crecimiento de las empresas”.

Añade que una población más educada tendrá acceso a mejores oportunidades laborales y salarios y, por lo tanto, a más ingresos disponibles, lo que beneficia a los mercados y al bienestar de la sociedad.

Para ello, asegura Marcela Bravo que es necesario identificar oportunidades clave para producir efectos concretos, como aprovechar el poder de la colaboración para maximizar el rol empresarial en la consecución de este objetivo.

“La capacitación es uno de ellos.

Invertir en programas de educación de la fuerza laboral y de formación de talentos es un ejemplo que, junto con obtener beneficios para la compañía, apunta a la concreción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

A su vez, destinar recursos en el desarrollo de centros educativos y en la elaboración de herramientas pedagógicas, constituyen una práctica con impacto positivo al ODS 4.Implementar nuevas dinámicas de trabajo donde se incluyan aspectos como la flexibilidad laboral, permiten a los colaboradores de las empresas ser partícipes de los procesos educativos de sus hijos, comprendiendo que la educación no es únicamente un área que se restringe a la sala de clases, sino que es transversal a las múltiples dimensiones sociales.

Prueba de lo anterior, son las prácticas empresariales seleccionadas por la plataforma colaborativa Empresas Sumando Valor, donde el ODS con un mayor número de casos es la Educación de Calidad; continúan el listado Trabajo Decente y Crecimiento Económico (ODS 8) junto a Producción y Consumo Responsable (ODS 12).Hojas de ruta sectoriales para alcanzar los ODSEs un conjunto de directrices preparadas por el WBCSD que proporcionan un marco estructurado y un enfoque para que las empresas logren alinear sus acciones en torno a los ODS.Brújula de los ODS (SDG Compass)Esta guía es fruto de la alianza entre Pacto Global Mundial, Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD por sus siglas en inglés) -representado en Chile por ACCIÓN Empresas- y Global Reporting Initiative (GRI).

Esta guía contiene indicadores específicos para que las empresas puedan comprobar los avances en sus contribuciones a los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible.Guía Para CEO’s sobre ODS – WBCSDEsta guía establece acciones claras para que los CEO’s puedan alinear sus organizaciones con los ODS, estableciendo directrices para trazar un curso de acción.

Compartir