Participación y nuevos liderazgos enfrentan prueba clave según analistas - El Sur

La elección primaria no debería de presentar demasiadas sorpresas en relación a los resultados de las últimas encuestas. Es muy probable que la primaria de Chile Vamos sea ganada por Sebastián Piñera, y en el caso del Frente Amplio, por Beatriz Sánchez. Lo interesante de esta elección son otras cosas. Primero, la cantidad de ciudadanía que se movilizará a las urnas, además con la coyuntura del partido de Chile – Alemania, que claramente puede hacer que la participación electoral baje en forma considerable, pero nos permitirá medir y tener resultados de si los movimientos sociales que han estado muy vigentes en los últimos años son capaces de movilizar a la ciudadanía (y en este caso, muchos de ellos adhieren más ideológicamente al Frente Amplio). Se espera, según los más optimistas, que la participación electoral esté cercana al millón de votantes.

Por otro lado están los resultados que pueda obtener Felipe Kast en la primaria de Chile Vamos, que como candidato se transformó en el más sólido del debate y es muy probable que ello le implique obtener un resultado muy importante que le permita capitalizar su apoyo político en las parlamentarias y en elecciones futuras. Lo que sería muy interesante, y hay que observar detalladamente, es la cantidad de electores que movilizará el Frente Amplio, pues será fundamental para tener una imagen más clara de su capacidad de movilización política y electoral”.

Lesley Briceño, Analista política de la Facultad de Gobierno UDD.

2 Visibilizar los liderazgos no habituales

“Lo que se juega el país en esta elección primaria es la visibilización o no de liderazgos no habituales en la escena política nacional. Interesante en este aspecto será, para ambos conglomerados, la cantidad de votación que obtengan, ya que una que sea baja o muy baja, puede llegara jugar en contra políticamente, al menos por un tiempo. Habría sido ideal que esta primaria hubiese puesto al centro del debate político ciudadano temas de relevancia general y que afectan delicadamente nuestra democracia, como la corrupción política y la colusión entre la política y los grandes negocios, por ejemplo.

Si se consideran las cifras que han mostrado las diferentes encuestas, más la propia percepción ciudadana expresada en apoyo a las campañas desplegadas por los candidatos, el orden probable debería ser Piñera, Ossandón y Kast en Chile Vamos y Sánchez y Mayol en el Frente Amplio. Sin embargo, puede haber sorpresas, las cuales se darían por los fenómenos de renovación generacional de los rostros políticos, como ha pasado en España, con nuevos actores de la política no tradicionales, como Podemos, o en Francia con la elección de Emmanuel Macron en la Presidencia de la República, más una votación menguada, más aún por el partido entre Chile y Alemania que, de seguro, quitará intención de voto efectivo. En este sentido, podría darse que Kast obtenga una votación importante, aunque no supere a Piñera, y que Mayol gane en un contexto de voto militante”.

Pablo Martínez, Sociólogo de la UdeC.

3 Frente Amplio gana espacios para darse a conocer

“Me parece que los grandes ganadores, con el espacio al que han logrado acceder para darse a conocer con más fuerza, ha sido el Frente Amplio. Sin perjuicio de estar o no de acuerdo con sus propuestas, se han esforzado por aparecer como constructivos más que confrontacionales. Las diferencias entre sus rostros, en comparación con otros, han sido más bien aisladas. Es lamentable que sólo dos conglomerados hayan dado su venia para validar este proceso y los que se llenan la boca con conceptos como “democracia” y “participación”, sigan cerrándole las puertas a la ciudadanía con su anquilosada práctica del eterno cuoteo partidocrático.

Me parece que Beatriz Sánchez ganará en el Frente Amplio, aun cuando no ha logrado extender su posicionamiento más allá de su sorprendente irrupción inicial, debería imponerse a Alberto Mayol, por tener una base de apoyo más amplia que la de éste último, con una mejor red organizada en más territorios y con planteamientos más moderados que parecen ser más atractivos para los pocos que vayan a votar.

En lo que respecta a Chile Vamos, las tres propuestas vienen muy golpeadas, luego de haberse prestado para un circo de descalificaciones en lugar de hacer una campaña electoral. Quizás el más creíble y serio sea Felipe Kast, pero representando a un grupo y una generación de derecha emergente veo muy poco probable que logre movilizar una cantidad de electores que puedan alzarse como una alternativa frente a las máquinas ya probadas de partidos políticos con un engranaje instalado. Hay muchas personas con mucha influencia y poder de distinta naturaleza que esperan ansiosos el retorno de Piñera. Ossandón ha tratado de hacerse una base con la explotación del descontento existente por todo aquello que representa Piñera, pero sus continuos y mediáticos tropiezos hace rato le han quitado su carácter de ser amenaza seria”.

Andrés Cruz, Analista de Corbiobío y magíster en CS. Políticas.

4 Resultados impactarán listas parlamentarias

“Considerando la desconfianza en la política será interesante ver si la franja logra motivar al electorado a participar en las primarias. Me parece que si las coaliciones juntas logran movilizar a dos millones de votantes se puede considerar como una actividad exitosa. Con la definición del candidato/a de cada coalición empezará la carrera de la primera vuelta. La ausencia de la Nueva Mayoría en las primeras debilita su posición en la carrera que se inicia.

Las primarias tendrán impacto en la formación de listas parlamentarias. Como la lógica del sistema binominal no corre, tendrán que considerar muchos factores en las listas. Ahora también veremos si baja o no la DC Carolina Goic y qué nivel de unidad tendrá la Nueva Mayoría.

Como el voto es voluntario, las encuestas no ayudan mucho para determinar los ganadores. Los ganadores serán los candidatos/as que cuentan con equipos en terreno para movilizar a los electores. En Chile Vamos pienso que ganará Sebastián Piñera, considerando la capacidad de la UDI para movilizar su electorado. En el caso de Frente Amplio, es difícil de determinar. Creo que ganará Beatriz Sánchez por el apoyo de Revolución Democratica, el Movimiento Autonomista y los electores decepcionados (y no afiliados). Para el Frente Amplio lo importante no es quien gana, sino su capacidad de convocatoria”.

Jeanne Simon, cientista política de la UdeC.

5 Determinar dónde está el voto duro

“Desgraciadamente, debido a la contingencia del partido de fútbol de Chile, los resultados de estas primarias tendrán una menor trascendencia y estarán más lejos de reflejar las verdaderas preferencias de los ciudadanos que la que realmente hubieran sido de no haber un partido. Sin embargo, las primarias resultan un ejercicio democrático favorable para nuestro país ya que nos obliga a pensar en nuestro futuro desde tiempos anteriores a la elección presidencial y eso atendiendo a la percepción de descontento y de apatía de la ciudadanía siempre resulta ser algo positivo. No obstante, al final del día se tendrá claro cuál es realmente el voto duro e incondicional con que cuentan los candidatos participantes de las primarias. Y por la misma característica de “voto duro” resulta poco probable que ese voto sea traspasado a su oponente dentro del pacto si su candidato resulta perdedor.

Dejando claro que no poseo resultados de investigaciones de intención de voto a nivel nacional y simplemente aplicando criterio en virtud de nuestro pasado cercano, tengo la convicción que en Chile vamos ganará Piñera y en Frente Amplio ganará Sánchez. En la derecha Ossandón y Kast cuentan con una inferior organización y poder económico que su competidor Piñera, que además tiene un mejor posicionamiento de marca por haber sido presidente. Sánchez con menores conocimientos que Mayol es capaz de recoger de mejor forma el descontento de la ciudadanía que su competidor directo”.

el_sur_1

Compartir