Gonzalo Müller: Nevazón, temas valóricos - El Mercurio

Expertos analizan si existe un cambio en el actuar del alcalde de Las Condes: mientras algunos plantean que se trata de su “mejor versión”, otros agregan que su “estrategia política” se ha mantenido con los años.

SANTIAGO.- Un intenso despliegue ha realizado en los últimos días el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, para enfrentar los efectos provocados por los cortes de luz en la comuna.

Su más reciente decisión fue alojar en hoteles con cuenta a Enel, a adultos mayores de 70 años y a familias con niños menores de 3 años, quienes aún no cuentan con el suministro. Pero éste no es el único tema por el cual el edil UDI ha hecho noticia: hace unos días protagonizó un enfrentamiento en Twitter con el diputado y presidenciable José Antonio Kast (IND), quien le recriminó por su determinación de izar la bandera gay en el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

Ante lo cual Lavín apeló al “respeto” a todos los vecinos. A esto se sumó su posición a favor de la adopción homoparental, tal como expresó el pasado martes en el programa “Ultima Mirada” de Chilevisión.

Ocasión en que ejemplificó con la situación de una “niña feliz” que vivía con dos hombres, señalando: “Y esa niñita, con quién va a estar mejor, ¿con esos dos hombres que la quieren o en el Sename?”, concluyendo que “con esos dos hombres”. A un año de que el también ex ministro declinara su postulación por el Municipio de Santiago, Emol consultó a un grupo de expertos respecto a este actuar del ex ministro y cómo todo esto influye en su futuro político.

¿Un nuevo Lavín o Lavín nuevamente?, es la pregunta que responderán a continuación: 

 Lavín se ha convertido en una marca revitalizada, en el sentido de que no es un nuevo Lavín. Está leyendo correctamente en lo que está la gente y cómo esperan que los políticos actúen. Pero tiene muchas características de lo que era Lavín antiguamente, muy concreto, un estilo orientado a los efectos inmediatos más que a la reflexión de largo plazo. Y a esa revitalización de la marca le ha ido muy bien.

Pese a ser una persona cercana al Opus Dei, en su agenda pública siempre podía trascender a sus propias posiciones conservadoras, pero eso había pasado a segundo plano. El Lavín antiguo había quedado oculto en un Lavín político más cercano a la UDI (…) Él sigue siendo una figura relevante en la derecha, pero candidato no es (…) evidentemente la derecha muestra la capacidad de generar sus antiguos cuadros, figuras bien interesantes para la opinión pública.

Es un alcalde, pero todavía queda mucho trecho para pensar en otra proyección.

Carlos Correa, académico de la Universidad Diego Portales y consultor en opinión pública.

Yo diría que ésta es la mejor versión de Joaquín Lavín desde que fue candidato presidencial el año 99 y que estuvo cerca de ganar en esa primera vuelta.

El hecho de ser alcalde hace sacar lo mejor que tiene en términos de gestión pública, con lo que no se pudo lucir como ministro bajo el Gobierno de Piñera.

En segundo lugar, siempre ha mostrado una capacidad inusual para enfrentar escenarios de crisis y el último, asociado a los cortes de luz, lo colocan en su hábitat natural.Además, Lavín hace uso de todas sus habilidades comunicacionales y su creatividad estratégica para lograr golpes comunicacionales (…) y de inmediato genera altos apoyos ciudadanos.

Y en cuarto lugar, ha ido corriendo el cerco desde el conservadurismo hacia posturas más liberales, leyendo correctamente a la opinión pública en materia de matrimonio igualitario y adopción homoparental (…) No está peleando por la elección de un cargo, pero sí tratando de avanzar en popularidad.

No me sorprendería que en el corto plazo volviese a aparecer dentro de los políticos mejor evaluados o con más futuro.

Mauricio Morales, director del Centro de Análisis Político de la Universidad de Talca.

Yo creo que en general, como estrategia política, es la misma que siempre ha utilizado.

Joaquín Lavín desde que apareció -en el año 98-99-, tiene esta estrategia de un vínculo directo con la ciudadanía, una visión política algo más moderada que las opiniones tradicionales de la derecha o más liberales.

Creo que él siempre ha estado tratando de posicionarse, tanto en el vínculo con el ciudadano como programáticamente, con alguna distancia respecto de la posiciones tradicionales o de la UDI.No creo que haya mucho cambio respecto de lo que conocíamos de Lavín, obviamente que el contexto ha cambiado, está en una comuna donde sus electores son más de derecha, pero también hay algunos grupos liberales (…) Creo que Lavín siempre ha tenido una aspiración que va más allá del puesto de alcalde, yo creo que él debe estar pensando o en una aspiración presidencial o senatorial en el futuro y por lo tanto, creo que no es solamente el ejercer como alcalde, sino qué consecuencias más políticas nacionales tiene su gestión.

Claudio Fuentes, director de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales.

Creo que obviamente hay una reflexión, yo creo que nadie es el mismo, pero sí hay cosas que se mantienen y otras que van cambiando como en toda persona.

Él, como liderazgo político, ha ido cambiando en algún aspecto y consolidando otros.

Lo que tiene que ver con el tema de los valores, yo creo que también influye el estar abierto a ir leyendo los cambios que hay en la sociedad, no sólo desde la experiencia personal, sino que un alcalde tiene la oportunidad de ir mirando qué pasa en su comuna, por eso su aspiración de representarlos a todos, por eso también defendió izar la bandera.

Estamos en una política que es cada vez más cambiante, donde los fenómenos irrumpen a veces (…) la política es cada vez más difícil de predecir, pero sí obviamente que se mantiene un estilo respecto de mantenerse muy cercano a los problemas de las personas y casualmente hemos visto a la política o el Congreso que lo que está reflejando es una distancia de esos mismos problemas.

Por eso la valoración positiva que ha tenido, por eso también ha sorprendido con sus reacciones en distintas emergencias o no tener miedo a innovar en función de atacar los problemas reales de las personas.

Gonzalo Müller, académico de la Facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo.

Compartir