Directores y su Desempeño para el Éxito Institucional por Luis Humberto Alvear

Recientemente se han conocido los resultados de un estudio realizado por Clapes UC en relación al impacto que habría tenido en el sistema escolar la selección de Directores y Directoras de centros educativos administrados por los municipios  por el Sistema de Alta Dirección Pública, establecido el año 2011, considerando información de los años 2012 y 2013.

Entre sus conclusiones, hay dos que se pueden considerar las más relevantes, las cuales mencionan la inexistencia de una definición de un perfil nacional para la contratación de los Directores (as), ya que hay una variedad de requerimientos, según sean las necesidades de los diferentes municipios. Por otra parte, se plantea que no se ha producido un mejoramiento en los respectivos resultados del SIMCE que gestiona el Ministerio de Educación.

Al respecto, es necesario plantear un par de consideraciones iniciales que se deben tener presente en estudios de las características al realizado por Clapes UC. La primera, no hay que olvidar que los municipios, no obstante la existencia del llamado Estatuto Docente actualizado, plantea que la labor fundamental en la gestión educacional es que los centros educativos deben atender adecuadamente a los alumnos para que alcancen los máximos aprendizajes considerando la diversidad natural que los identifica y caracteriza. Por lo anterior, la existencia de los PADEM (Planes de Desarrollo Educativo Municipal), como de los respectivos PEI (Proyecto Educativo Institucional) de los diferentes centros educativos de su dependencia, son los que plantean los requerimientos que deben atenderse para alcanzar este propósito, con lo cual se reconoce y trabaja con la diversidad y flexibilidad que resulten indispensables. Plantear perfiles nacionales para la contratación de los Directores (as) es desconocer la condición señalada, tan propia e identificadora de nuestro Sistema Educacional.

Por otra parte, siempre que se analice el desempeño de los Directores hay que considerar que éstos asumen su función suscribiendo un contrato que identifica el “desempeño esperado”, donde hay tópicos relacionados con la gestión curricular, tópicos vinculados con las relaciones y vinculaciones con la familia y el medio, tópicos que inciden en el desempaño de los docentes y personal asistentes de la educación, tópicos vinculados con los resultados, continuidad y proyección educativa. Por consiguiente, el cabal cumplimiento del contrato y el logro de los resultados allí identificados, será lo que determine la calidad y efectividad del desempeño del Director (a), labor compleja de evaluar, no por ello se debe ser desprolijo en ella.

Respetando lo señalado, siempre es posible mejorar el proceso de selección de los Directores para que el sistema, en su conjunto, obtenga mayores y mejores aprendizajes significativos y relevantes en todos los alumnos del centro educativo del cual se trate.

Profesor Luis Humberto Alvear López

 Master y Doctor en Educación

Santiago de Chile, abril 2017.

Compartir