Eduardo Andrades da charla "Mitos y verdades de la independencia de Chile"

El académico Eduardo Andrades expuso sobre las causas que llevaron a la independencia de nuestro país, analizando los hechos históricos que terminaron por constituir la Primera Junta de Gobierno y formar la idea de una nación emancipada de la Corona española

Andrades_2_destcada

Con motivo del mes de la Patria, la Facultad de Gobierno de Concepción realizó un encuentro en torno a los acontecimientos históricos que celebramos durante estas fechas, para lo cual se invitó al profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad del Desarrollo y también docente de la carrera Ciencia Política y Políticas Públicas, Eduardo Andrades, a exponer sobre los “mitos y verdades de la independencia de Chile y la construcción de la República”.

El académico, doctor en Historia del Derecho, comenzó citando ejemplos de otras naciones cuya historia fue forjada a partir de ciertas creencias que mezclan la realidad con una serie de mitos o exageraciones que tienen por objeto dar un espíritu de unidad y patriotismo. Para esto tomó como referencia las historias de Roma y Estados Unidos, las cuales poseen muchas imprecisiones históricas –y hasta mitológicas en el caso de Roma– en pro de la formulación de un sentimiento unificador.

En este sentido, la independencia de Chile no está exenta de estas “realidades alteradas” que a lo largo de la historia se han ido dilucidando, aunque algunas siguen presentes hasta hoy en la enseñanza escolar de nuestro país. De esta forma, el expositor comenzó desmitificando algunas de las causas que históricamente se han mencionado como detonantes de la independencia de España, entre las cuales está el despotismo de la Corona española, la injusticia imperante entre españoles peninsulares y criollos, la influencia de la Ilustración o el propio odio a España; razones que si bien pudieron existir no fueron factores preponderantes. Por ejemplo, la Ilustración no tuvo un papel dentro de la idea de independencia, ya que el 98% de los habitantes del Chile de ese entonces era analfabeto, por lo que sería impensado que las ideas contenidas en escritos como El Contrato Social de Rousseau –que por lo demás sólo existía en francés– haya sido difundidas entre los criollos. Por otra parte, el sentimiento de respeto y lealtad hacia el rey estaba muy impregnado en la sociedad de aquel entonces.

Así, las causas más verosímiles que fueron desencadenando los sucesos que desembocaron en la Primera Junta de Gobierno, están relacionadas con la expulsión de los jesuitas, la decadencia de la propia monarquía española, el monopolio comercial que hacía ineficiente el comercio dentro de América, la independencia de Estados Unidos y, lo que terminó por dar paso a la idea de una Junta, la invasión de Napoleón a España y posterior cautividad del rey Fernando VII.

Aun con todo, no es históricamente real creer que las guerras por la independencia fueron libradas entre españoles y criollos, sino más bien entre criollos realistas, a favor de la monarquía, y aquellos patriotas, quienes lucharon en contra de la Corona, aunque con una idea muy difusa de lo que era la independencia, y más aún sobre el régimen republicano – un concepto totalmente ajeno a lo que la población conocía.

De esta forma, tardó tiempo difundir y consolidar la idea de Chile como una República, el patriotismo y el “ser chileno”. Todos factores que hoy damos como axiomas, pero que significaron muchos años de cambios y tensiones que llevaron a construir el país que hoy conocemos.

Los asistentes al evento, todos ellos amantes de la Historia de Chile, celebraron la iniciativa y disfrutaron la brillante exposición del profesor Andrades.

Compartir