Nivel de confianza en la escuela y la familia podrían explicar la violencia escolar

Estudio realizado por la UDD halló que mientras menos se confía, más posibilidades hay de ser víctima, agresor o intervenir en caso de ser testigo de una agresión. También juega un rol clave la capacidad de adaptación. Si un testigo de agresión confía en la escuela y su familia, aumenta la posibilidad de que intervenga a favor de la victima.

Estudio realizado por la UDD halló que mientras menos se confía, más posibilidades hay de ser víctima, agresor o intervenir en caso de ser testigo de una agresión. También juega un rol clave la capacidad de adaptación. Si un testigo de agresión confía en la escuela y su familia, aumenta la posibilidad de que intervenga a favor de la victima.

El apoyo es determinante y entre las sugerencias del estudio se encuentra el generar redes de colaboración más allá de la escuela.

Cuando un alumno presenta bajos niveles de autoestima, aumentaría la probabilidad de ser victima de maltrato escolar. Por su parte un estudiante con baja motivación al estudio y bajo autocontrol tendría mayor probabilidad de ser agresor”.

Mauricio Bravo, académico UDD director del estudio entregó algunas sugerencias al respecto. Crear instancias para promover la confianza ai las autoridades escolares como factor protector déla violencia escolar. Monitorear constantemente el nivel de motivación de los estudiantes, promoviendo métodos que los inviten a participar y ser más protagonistas. Evaluar la adquisición de habilidades sociales en los niños es un aspecto que no se debe olvidar al pensaren las tareas obligatorias de los programas de la escuela, ya que éstas tienen repercusiones a lo largo de la vida y pueden incidir en la posibilidad de que exista una víctima o agresor. Desarrollar la capacidad de trabajar en equipo ayuda a estimular el uso de la comunicación efectiva, la cooperación y el liderazgo, pero sobre todo respeto, entre otras.

Ver nota completa publicada en Diario El Sur de Concepción el 20/08/2015

Compartir