Chile y sus futuras participaciones en operaciones de paz por Daniel Wiegold

En el marco de la conferencia sobre Mantenimiento de la Paz y la Seguridad Internacionales organizada durante 69a Asamblea General de las Naciones Unidas, el 16 de Septiembre de 2014, la ONU solicitó a sus miembros formar parte de futuras Operaciones de Paz en África. Al respecto, el canciller Heraldo Muñoz manifestó que en Chile se estaría analizando nuevas zonas para enviar futuras Operaciones de Paz, y precisó que “el gobierno está dispuesto a considerar a África como un escenario de despliegue nacional”.

A la luz de los intereses nacionales de política exterior, resulta de gran importancia analizar las implicancias o aportes que para Chile tendría el formar parte de Operaciones de Paz futuras en el continente africano.

Según la política exterior chilena -fijada por el Jefe de Gobierno e implementados a través del Ministerio de Relaciones Exteriores- existen diez intereses que constituyen los focos de atención principales en materia de relaciones internacionales y que orientan el accionar de Chile en el plano internacional. De acuerdo a lo interior, las Operaciones de Paz contribuyen de manera relevante a fortalecer la imagen de Chile en el exterior como promotor de la paz y seguridad internacional, tal como se ha demostrado en los casos de Haití y Bosnia & Herzegovina.

Para la comunidad internacional, promover la paz y la seguridad en el continente africano constituyen objetivos de vital importancia. Es conocido por todos los altos índices de violencia y conflictos armados existentes en la región, muchos de los cuales se han internacionalizado. Además, existen otros factores como las enfermedades propias de la región y componentes étnicos culturales que influyen al momento de decidir un despliegue de Operación de Paz. La suma de estos factores podría afectar la seguridad en las cuales una Operación de Paz debe desenvolverse, con consecuencias tanto para a su efectividad como para la integridad de su personal.

Sin embargo, existen zonas del continente africano que podrían brindar un entorno de mayor seguridad para una Operación de Paz. Según el Barómetro de Conflictos realizado por la Universidad Autónoma de Barcelona el año 2013, la Misión de las Naciones Unidas para el referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) se presenta como una excelente opción para generar una contextualización de la realidad africana, debido a su tipología de conflicto (autogobierno, identidad y territorio), además del  índice de violencia 1 (considerado por barómetros internacionales como bajo) existente en la zona. En este contexto, Estados que contemplen incorporarse a Operaciones de Paz en el continente africano, en el futuro, podrían considerar un ambiente seguro, como MINURSO, para su personal, a fin de adaptarse progresivamente y con un bajo índice de riesgos a la realidad africana.

Por lo tanto, si se resolviera desplegar Operaciones de Paz en África se debe evaluar si esta decisión se ajusta a los intereses ya mencionados y las implicancias que esta traería para el país. Asimismo se deben considerar los costos asociados a un despliegue nacional y los factores de riesgo anteriormente mencionados que podrían vulnerar la seguridad del personal.

Columna publicada el 12/08/2015 en el Centro de Estudios Estratégicos de la Academia de Guerra

Compartir