El bienestar como foco de las políticas públicas en Chile

¿Son las políticas públicas promotoras del bienestar de la sociedad? La investigadora y docente de la Facultad de Gobierno, Francisca Dusaillant, detalló los desafíos que tienen Chile y el mundo en cuanto a la incorporación y medición del bienestar subjetivo de la sociedad, y cómo este indicador puede ser foco de las políticas públicas implementadas.


En el almuerzo organizado por la Facultad de Gobierno se expuso el tema de las políticas públicas con una mirada centrada en el bienestar de los individuos. La presentación estuvo a cargo de la Doctora en Economía y experta en políticas públicas, Francisca Dusaillant, quien por medio de investigaciones realizadas junto con otros académicos, mostró lo complejo –y necesario– de abordar este tema de una manera más subjetiva, que tome en cuenta el bienestar y la felicidad de quienes son objeto de las políticas públicas.

La instancia contó con la presencia de diferentes ejecutivos de la región, funcionarios municipales y rectores de destacados colegios de Concepción; quienes compartieron la importancia de poner énfasis no sólo en los factores económicos, sino que propiciar al mismo tiempo el desarrollo integral de la sociedad, lo que no es tarea exclusiva del Estado o de los hacedores de políticas públicas, puesto que todos podemos influir en la formación de un país con mayor bienestar.

En el mismo sentido, la expositora señaló que una mayor interacción entre los individuos genera, a la vez, mayor confianza entre los mismos; lo que se vio claramente reflejado después del terremoto de 2010 en Concepción, donde la mayor convivencia entre ciudadanos se tradujo en un alza en los indicadores de confianza: Esta fue la conclusión de una investigación desarrollada por la expositora, Francisca Dusaillant, junto al decano de la Facultad de Gobierno, Eugenio Guzmán. Esta generación de confianzas es de gran importancia para la sociedad, puesto que contribuye derechamente a un mayor bienestar.
Finalmente, la académica advirtió que en este tema es fácil perder el norte pensando que para el fomento de la felicidad de las personas y su bienestar es necesario dejar de lado totalmente los demás indicadores de desarrollo, como lo es el PIB o la tasa de desempleo. Esto último sería una práctica nociva para el país, ya que si bien el desafío actual es aumentar la importancia de los indicadores subjetivos de desarrollo, lo económico es y seguirá siendo fundamental para garantizar el bienestar transversal de la sociedad.

Compartir