José Luis Ulloa presenta trabajo en el Centro de Complejidad Social

El ser humano es altamente sensible a las señales sociales de otros seres humanos. Percibir estas señales está implicada en sofisticados mecanismos socio-cognitivos que permitan interpretar el comportamiento y estados mentales de otros. En un primer estudio, se investiga como nuestro cerebro codifica las señales sociales de otros. Usando la magnetoencefalografía (MEG) se analiza la dinámica neuronal asociada con la percepción de una interacción social entre dos individuos. En un segundo conjunto de estudios se investiga cómo la mirada de otros modula la percepción de objetos. Un estudio de comportamiento demuestra la selectividad del efecto de la mirada sobre otras señales sociales. Un estudio en MEG investiga los correlatos neurales de este efecto. Esta serie de experimentos brinda nueva información sobre cómo el sistema nervioso codifica señales sociales.
Más información aquí.
 
 

Compartir