¡Conoce a Lucía Rossel!

Alumni de Ciencia Política y Políticas Públicas UDD

Boliviana de nacionalidad, Lucia llegó a Santiago para cursar segundo medio en el colegio Santiago College. Sin embargo, las ganas de vivir en diferentes ciudades del mundo las trae de chica. Parte de su niñez la pasó en Estados Unidos, y apenas entró a la Universidad sabía que quería realizar un intercambio. Gracias a la beca Emerging Leaders in the Americas Program (ELAP) que entrega la UDD, se fue a Canadá (Victoria) para cursar segundo año de Ciencia Política. Volvió a Chile, terminó su carrera y postuló a un máster en Holanda. Hoy está ad portas de terminar un PhD en Economía.

¡Conoce su historia!

Cuéntanos, ¿cómo fue tu proceso de postulación?

En un comienzo quería estudiar en Estados Unidos, a través del programa “Becas Chile”, pero por tiempo no alcancé a postular. Fue ahí cuando vi mis opciones: debía ser un lugar donde pudiese hacer un máster en inglés y que esté dentro de las 100 mejores universidades. Como soy boliviana, para Inglaterra necesitaba visa y mi intención también era recorrer Europa. Fue ahí que llegué a Holanda a la universidad “Utrecht University” (ranking 50 del mundo) para estudiar “Economic Policy”.

¿Cómo financiaste tu estadía?

Para postular, primero debes ser aceptado por una universidad. Cuando busqué los programas, en el mismo sitio vi la beca “Excellence Scholarships”. Me interesó, llené los papeles, pero nuevamente estuve fuera de plazo. La encargada de admisión me mandó un email comentando lo ocurrido, y al ver que cumplía con el perfil, me postuló al financiamiento “Holland Scholarship” que otorga el gobierno holandés. Fue así que comencé mi máster en septiembre de 2015.

¿Qué tal tu experiencia?

En un comienzo lo pasé pésimo. Sentía que estudiaba y no avanzaba. En 2016, mientras redactaba mi tesis sobre “privatización de la seguridad en América Latina” me escribe mi supervisora para informarme que no seguirá siendo mi tutora y que había delegado mi tema a otra profesora. Me angustié mucho, pero fue por lejos lo mejor que me podría haber pasado. Llegué a los brazos de Brigitte Unger, quien estaba próxima a publicar un libro sobre la privatización de los servicios públicos en Europa y me pidió que redactara un capítulo. Fue una excelente coach. Ella, sabiendo que tenía ganas de hacer un doctorado, me consiguió una beca. Así, en octubre de 2016, comencé mi PhD en Economía.

¿Muy difícil hacer un Doctorado?

Este Doctorado me ha costado mucho y ha sido a punta de apoyo. En inglés hay un refrán que dice “It takes a village”, y yo lo aplico para todo. El año pasado tuve una baja en mi inspiración y por eso decidí hacer una estadía doctoral en la Facultad. Se lo propuse al profesor, Juan Pablo Couyoumdjian, con quien siempre mantuve contacto. Gracias al decano, Eugenio Guzmán y la directora de carrera, Isabel Rodríguez, estuve un mes trabajando en mi tesis con gran apoyo de los académicos.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Siento que cumplí un ciclo en Europa, por eso feliz me volvería a América Latina, donde hay mucho por hacer. Faltan investigadores e investigación sobre nuestra región y en eso, las universidades y las autoridades tienen un rol importante. Deben preocuparse de generar datos e información fidedigna para que los investigadores podamos trabajar con ellos. También creo en la unión público-privada-universidades (partnership). En Europa las empresas ven con valor a las personas que tienen un doctorado, pues tienen una visión más crítica y otras herramientas que le aportan a su productividad. Por ejemplo, una empresa lechera contrató a una amiga PhD en nutrición sólo para leer papers científicos sobre leche y bajárselos de manera sencilla al Gerente General, quien tomará decisiones de manera informado.

¿Qué recomendación les das a los alumnos que quieren estudiar fuera de Chile?

Mi primera recomendación es empezar temprano, porque después te arrepientes. Si en tu mente está la idea de postular a una beca, las notas si importan.

En segundo lugar, la vida universitaria se vive una vez, entonces les sugiero participar en todas las actividades que puedan. Tienes tiempo para aprender, yendo a charlas, seminarios, talleres, etc., de diferentes áreas y gratis. Eso no se da cuando estás trabajando. Además, el que busca siempre encuentra. Por ejemplo, a mí me encanta leer e investigando pillé la Cofradía de Lectores de la UDD. Hay talleres de idioma, baile, música, debate, etc. Sólo hay que darse el tiempo.

Otro consejo es no tener miedo al rechazo y no limitarse a uno mismo. Es común escuchar “nunca haré un máster, porque no tengo la plata” o “mi ranking no me alcanza para postular a Becas Chile”. Hay muchos sitios que ofrecen información y ayuda financiera. Lo importante es ser creativos en la búsqueda, conozco gente con más de una beca, y así se arman su propia fórmula.

También salir de lo típico. Hay países como China, Japón y Hungría, con buenísimas alternativas de financiamiento o programas de estudio más innovadores, donde puedes encontrar un nicho fuera de lo común. Las necesidades de las personas van cambiando y los trabajos igual, más con lo rápido que avanza la tecnología.

Lucía compartió unos links que te podrían interesar ¡Revísalos!

  • https://www.studyinholland.nl
  • https://www.scholarshipportal.com/
  • http://www.scholars4dev.com/
  • https://www.studyincanada.com/
  • https://www.studyusa.com/es

Compartir