¿Es necesario un café para mejorar la deteriorada imagen de Carabineros? Radio Uchile

Polémica ha generado entre la ciudadanía y autoridades la alianza entre Carabineros y Starbucks, que tiene por finalidad mejorar la baja confianza de la institución por parte de la población. Expertos en materia de seguridad nos dan su opinión respecto de la efectividad de la medida comunicacional.

A partir de octubre, Carabineros estará instalado en todos los Starbucks de Santiago para, eventualmente, conversar con la ciudadanía. Una iniciativa comunicacional que tiene como objetivo incrementar la confianza que tiene la gente en la institución, cuya imagen se ha visto deteriorada producto de, entre otras razones, los millonarios desfalcos protagonizados y la ramplona Operación Huracán.

Una idea que fue copiada de Estados Unidos para generar una mayor cercanía con las personas.

En Santiago, 120 tiendas de la cadena de café contarán con tres uniformados dos horas al día, una vez al mes. Según los altos oficiales impulsores de la iniciativa, la institución podrá dar a conocer el trabajo policial que realizan, resolver las inquietudes de la población y mejorar los niveles de confianza.

Para la investigadora del Centro de Estudios en Seguridad Ciudadana del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, Alejandra Mohor, la iniciativa no es buena ni mala. Aseveró que es absolutamente insuficiente, y que no apunta al fondo del problema que es mejorar las condiciones estructurales que están atentando en la relación entre Carabineros y la comunidad a la que sirven.

“Se tiene que ir por el camino de las transformaciones más relevantes y no tan cosméticas. Esto es irrelevante si no existe una política institucional respecto de cómo se relaciona en lo cotidiano, desde el contacto en la comisaría hasta la acción de la policía en el control de orden público; el respeto a los Derechos Humanos, calidad del trato, trato justo, equitativo, a todos por igual, independiente de que si es viejo o joven, o si es rico o pobre”, afirmó.

Según la última encuesta dada a conocer por la Subsecretaría de Prevención del Delito, la percepción del trato policial según sector etario y clase social, son los jóvenes y sectores más vulnerables los más perjudicados por las acciones de los uniformados.

Para el académico de la Universidad del Desarrollo, Mauricio Duce, la medida no es idónea, ya que está focalizada en cierto sector que no presenta conflictos con la labor policial, por lo que no significará un avance significativo, indicó que, por el contrario, reforzará ciertos prejuicios elitistas.

“Esto pasa por una mayor apertura, trasparencia institucional, mucho mayor rendición de cuentas a la comunidad, permitir que actores de la sociedad civil puedan participar o control decisiones que se toman al interior de Carabineros. Entonces, esta medida representa una capa muy superficial del problema, que uno esperaría que se vaya profundizando en el tiempo. Que no hace mucho sentido, pero desgastan recursos institucionales, al final son horas hombres, tiempo dedicado a eso, y que podríamos invertir mucho mejor con otras formas más efectivas de relación”, argumentó.

El alcalde de Independencia y vicepresidente de la Comisión de Seguridad de la Asociación Chilena de Municipalidades, Gonzalo Durán, criticó la medida.

El edil la catalogó de segregadora y propuso un convenio con Carabineros para que ocupen dependencias municipales para conversar con la ciudadanía.

“Promover este tipo de encuentros, pero que estos se desarrollen en espacios públicos, sedes sociales, con las comunidades, en los propios municipios, en reparticiones que tienen mucha afluencia de público, donde la gente saca su licencia de conducir, por ejemplo. Esto no privatiza la intervención de Carabineros, al revés, la pone en un contexto más transversal y democrático”, subrayó.

El propio sindicato de trabajadores de Statbucks ha criticado la iniciativa.

El presidente de la organización laboral, Andrés Giordano, rechazó a la propuesta y cuestionó el acuerdo entre Carabineros y la cadena trasnacional de locales de café.

Alertó sobre el error que significa gastar recursos públicos destinados al “lavado de imagen” en una empresa internacional condenada por evasión de impuestos en Europa, por prácticas anti sindicales en Chile, Estados Unidos y otros países, y que además -precisó- su público objetivo es la clase más acomodada.

Ver nota publicada: https://radio.uchile.cl/2018/09/04/es-necesario-un-cafe-para-mejorar-la-deteriorada-imagen-de-carabineros/

Compartir