BIOBÍO Y ÑUBLE: territorios divididos, pero con un objetivo común - El Sur

Algunos les puede gustar y a otros no, pero esta semana se dio la puesta en marcha^ de la Región de Ñuble y lo que ocurra en adelante en esa zona y en la Región del Biobío solo cabe en el plano de las especulaciones. En opinión de algunos expertos la separación de la ex provincia fue una decisión equivocada, porque le quita peso específico al territorio, en un país sumamente centralizado en el cual los débiles no consiguen los mismos avances que los más fuertes a la hora de plantarse frente a la autoridad en Santiago.

Para quienes impulsaron esta idea en Nuble, la sensación que generará ser parte de una región es la de tener la potestad de disponer de los recursos desde una nueva capital regional, dineros y capacidades con Tos que no contaban en suficiencia al ser parte de Biobío. No obstante, según proyecta Ariel Yévenes, académico del Centro de Estudios Urbanos Regionales (Ceur) de la Universidad del Bío-Bío (UBB), “si no se modifican los sistemas de gestión (a nivel nacional) a poco andar se va a estar en la misma situación”.

Yévenes señala que el interés manifestado por distintas zonas por independizarse es un síntoma del desgaste de los sistemas de gestión existentes en el país, lo cual impide un desarrollo territorial más equilibrado en Chile. Esto, a la larga, genera que quienes tienen el control de los recursos saquen ventaja de esta condición.

El académico de la UBB agrega que el centralismo que sufre el país respecto a la capital nacional se repite en escalas más locales o pequeñas -Ñuble respecto a Concepción, por ejemplo- y es lo que, eventualmente, podría ocurrir en la nueva región, respecto a lo compuesto por Chillán y Chillán Viejo, que concentran la mayor fuerza y número de servicios respecto al resto de las provincias, cabeceras provinciales y comunas.

La asociación de dependencia va a ser muy fuerte y es algo que a nosotros (en Biobío) nos pasa con la provincia de Arauco, porque no se ve una fuerte cabecera provincial, independiente que desde la mirada política-administrativa ésta sea Lebu. En Ñuble no se ve ninguna ciudad que pueda contrarrestar la fuerza de Chillán” opina Yévenes.

Asociatividad

Desde la perspectiva económica, la creación de la Región de Ñuble es bien vista por Carlos Smith, académico del Centro de Estudios en Economía y Negocios (FEN) de la Universidad del Desarrollo (UDD).

Nota completa en las imágenes.

Compartir