Encuentro de las Coreas - La Tercera

SEÑOR DIRECTOR
Se ha dicho mucho de la reunión entre los líderes de la península coreana. Ha habido un análisis simbólico, se ha interpretado el nerviosismo de uno y otro actor, se ha ensalzado a los dos líderes y todo aquello es correctísimo.
Pero hay actores que aún no vemos y que son los que más tienen que decir frente a esta reunión. China probablemente dejará constancia de la no aceptación de la unificación, para que no se acerque EE.UU. a su frontera. Ese es probablemente un tema que no haya que tocar; EE.UU. hablará de la desnuclearización y las medidas para tener certezas de ello negociando la cantidad de efectivos militares estadounidenses en Corea del Sur. Y finalmente, será necesario contribuir y ayudar a Corea del Norte en el desarrollo de su economía, con el objeto de evitar las hambrunas y necesidades urgentes que detonan estas escaladas de crisis que no son nuevas, pero que van moviendo los límites a extremos peligrosos.
No exijamos condiciones especiales; EE.UU. ganó esta pulseada pero Corea del Norte puede sacar grandes dividendos si juega bien sus cartas, y Kim Jong- un ha demostrado que sabe jugar.
Esperemos hasta que se reúna Trump con Kim para empezar a atar cabos en la situación que se vive en esa zona, y que incumbe, además de los nombrados, a Japón y a algunos de los dragones asiáticos. Aún falta que corra agua bajo el puente, pero esto ha sido un gran inicio.
Jorge Sanz Jofré
Académico Facultad de Gobierno
Universidad del Desarrollo
dc055b960c9c536afa608744e61d56bd

Compartir