El escenario electoral tras los dichos de Piñera sobre votos marcados: ¿Quién sale favorecido? - Emol

Para los expertos, se trata de una elección tan estrecha que los errores cometidos por cualquier candidato pueden influir en los resultados, aunque concuerdan en que los más perjudicados serán la participación electoral y el abanderado de Chile Vamos.

SANTIAGO.- “Algunos se pasan de vivos. Usted vio que muchos votos en la mesa estaban marcados previamente y lo vimos todos el día de la elección y estaban marcados por Guillier y por Sánchez, no por nosotros”.

Esa fue la controvertida frase con la que ayer empezó la semana el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera. Sus dichos generaron una seguidilla de reacciones, que empezaron con la condena del propio Alejandro Guillier, pasando por una crítica cerrada del Gobierno y que terminó anoche con el apoyo explícito de Beatriz Sánchez a la candidatura del abanderado de La Fuerza de la Mayoría.

Los expertos esperan que el escenario electoral, después de lo ocurrido ayer, pueda variar, sobre todo porque se trata de una de las elecciones más estrechas del último tiempo.

Marco Moreno, decano de la Facultad de Ciencias Políticas de la U. Central, grafica el momento actual con una máxima que se usa a menudo en política: “Las elecciones no se ganan, sino que se pierden”.

“Pierde quien más comete errores, y hasta ahora los errores, como el de ayer, los está cometiendo Sebastián Piñera. Puede ser que la acumulación de estos errores puedan afectar el resultado final, porque son perfectamente capaces de dar un vuelco en el resultado”, explica el analista.

Para Moreno, lo que pasó ayer no se trató de una “salida de libreto”, sino que fue una decisión meditada por parte del candidato. “Él iba a un programa de radio, con una pauta, tenía claro lo que iba a decir. Esto es algo que él había decidido decir”, afirma el académico. “El que sale favorecido es Guillier, porque quien gana con los errores es el adversario”, añade.

Quien no está de acuerdo con el análisis es el director del Programa de Opinión Pública de la U. del Desarrollo, Gonzalo Müller. “Ayer fue un día perdido para todos en la campaña presidencial de segunda vuelta”, afirma en conversación con Emol.

“Estas ‘guerras de guerrillas’ poco favorecen a la participación porque polarizan la elección. Finalmente para los electores que ya tienen posición, esa postura la mantienen, y los indecisos, lo que ven es una pelea entre políticos, entre posiciones irreconciliables, y por lo tanto es algo que no los involucra, que no tiene que ver con sus vidas y tampoco los convoca”, agrega.

Para el experto electoral, Kenneth Bunker, lo ocurrido cambia la percepción del escenario electoral.

“Hasta hace dos días, Piñera llevaba la ventaja. Era muy claro que era más fácil para él llegar al 50%, que para Guillier, porque sólo tenía que hablar con Kast, que ya estaba haciendo rondas, hablando con la familia militar y los más conservadores. Guillier, en cambio, tenía la complicación de intentar unir a los votantes de candidaturas muy distintas”, explica.

“Si es que daña a alguien es a Piñera, pero el punto crucial es que no sabemos cuánto. Es perfectamente posible que todo esto haya sido un revuelo que lo dañe, pero no de manera suficiente para lograr un cambio significativo, como es posible que si finalmente Guillier gana, esto haya sido lo que inclinó la balanza”, añade Bunker.

El apoyo de Sánchez y el Frente Amplio

“Los votos no son nuestros ni nunca han sido. Efectivamente para nosotros Piñera es un retroceso, pero Guillier tiene planteamientos que son ambiguos”. Así anunció el jueves pasado el Frente Amplio, en la voz de Beatriz Sánchez, que no llamaría a votar por Guillier.

Cinco días después, al término de la movida jornada de ayer, sus declaraciones fueron más tajantes: “(Piñera) menciona dos candidatos y me menciona a mí directamente. Esto es cruzar todo límite (…) No se juega con Chile y no todo vale a la hora de una elección presidencial. Mi voto es contra Sebastián Piñera y para eso voy a votar por Alejandro Guillier”.

Para Bunker, Piñera es quien termina uniendo a Beatriz Sánchez con Guillier “en un momento muy importante”. “Yo creo que ella estaba esperando alguna forma de entrar en la campaña que no pareciera artificial y esta es la justificación perfecta, porque está en línea con todo el relato que está presentando el FA, que es que no quieren que gane Piñera”, afirma.

A su juicio, el apoyo entregado por la ex candidata del Frente Amplio “puede crear una percepción de momentum a favor de Guillier”. Con él coincide Moreno, que considera que crea una “sensación de triunfo”.

“La gente se mueve por sensaciones, por imágenes. El apoyo de Beatriz Sánchez es positivo para la candidatura, y mientras antes fuera, es evidentemente mejor para Guillier”, señala.

Müller, en cambio, considera que, por una parte, “no había dudas” respecto del apoyo de Sánchez al abanderado de La Fuerza de la Mayoría, pero que quizás “hacerlo más temprano le quita mayor espectacularidad, comparado con hacerlo en los días más cercanos a la elección”.

“Es una reacción honesta de ella frente a la polarización, porque es una electora de izquierda, y en ambientes de polarización, los electores de los extremos son los primeros en pronunciarse”, asegura.

6a34d37c4bee378ba6fd4c0a52eb8eed

 

Compartir