Electores entre 25 y 29 años concentran padrón penquista - El Sur

Analista políticos locales concuerdan que los candidatos deben poner énfasis en este rango etario, pero también tienen que considerar que las campañas políticas deben ser para todos.

Con casi 82 mil electores, el rango etario entre los 25 y 29 años es el que lidera la cantidad de votantes por edad en el distrito 20, que corresponde a las comunas de Concepción, Chiguayante, San Pedro de la Paz, Talcahuano, Hualpén, Coronel, Tomé, Penco, Santa Juana, Hualqui y Florida.

Esa cifra representa un 11% del padrón total de la citada zona electoral, que suma 772.438 electores en las once comunas.

Para los analistas políticos locales, Jeanne Simon de la UdeC y Pablo Martínez de la UDD, los candidatos a la elección presidencial, parlamentaria y de cores deberían poner énfasis en llamar a votar a los ciudadanos de este rango de edad, teniendo presente que el voto es voluntario y que el índice mayor de abstención se ha concentrado en los electores más jóvenes en los últimas elecciones.

“Por el número neto de votos, si son convocados, podrían establecer modificaciones significativas de la representación que hoy existe por cada partido político. También resulta importante por la consolidación de la democracia misma. Su número tiene preponderancia es el modo regular y masivo en el que ésta se expresa, la cual son las votaciones ciudadanas para elegir a sus representantes”, dijo Pablo Martínez.

En tanto, Jeanne Simon indicó que, pese a que también considera necesario que los postulantes apunten al citado segmento de edad, “es una estrategia y depende del perfil del candidato o candidata. Los más jóvenes relativamente tienen posibilidad con ellos. Candidatos con un perfil de mayor edad no tendrán muchas posibilidades”.

ESTRATEGIA

La misma académica de la Universidad de Concepción sostuvo que la estrategia principal para llegar a los electores jóvenes es a través de redes sociales.

“La mejor estrategia es a través de amigos de amigos en Facebook y otras redes sociales. Hay que empatizar con ellos y sus anhelos. Este segmento no cree en los políticos y por tanto lo que hay que buscar es mostrar que el candidato o la candidata se conecta directamente con ellos por este tipo de redes”, destacó Simon.

Añadió que “más que mandar mensajes masivos, la manera es personal izarlo entre pares. Todos esos mensajes masivos terminan perdiéndose y no se reciben como deben. Deben hacer algo similar a lo que hizo Barack Obama en su campaña presidencial en Estados Unidos”.

En cuanto a la forma de motivar a los electores de entre 25 y 29 años, Pablo Martínez dijo que “como todo fenómeno comunicacional, la propaganda política no escapa de ello, por lo tanto hay una propaganda general, por así decir lo, que afecta a todos por igual, sin considerar edad, género u otra categoría específica del electorado”.

La clave de este mensaje general, para Martínez, es la viralización, ya que eso aseguraría una presencia mediática adecuada para efectos electorales.

“Ahora, si se quiere limitar a ese rango etario, de 25 a 29 años, se debe precisar la o las características que distinguen a ese grupo de personas, quiénes son ellos, jóvenes que están dejando de serlo, con expectativas muy a flor de piel, con mucho futuro todavía, aunque ya con las obligaciones que impone el trabajo o familia”.

Es por lo anterior que para el analista político de la UDD, “Para hacer propaganda electoral para ellos, probablemente su mensaje debe reconocer esas particularidades para su oferta política”.

En todo caso, Martínez señaló que en toda propaganda política, indistintamente de la edad, cada postulante debe volcar su atención en el bien común y el servicio de lo público.

En tanto, Jeanne Simon reafirmó que “es fundamental que logren que la gente llegue a votar. Hay que mantener un mensaje claro y coherente en el tiempo. También generar una conexión emocional de compromiso basado en lo importante de su voto.

d8b0aaca882bcd6dee31105f3da43c8a_manual

Compartir