Descalabro en la DC: el duro escenario si se baja Goic - El Muro

Salvo que haya existido una negociación parlamentaria bajo cuerda, analista ven complejo que el partido llegue a un acuerdo con la Nueva Mayoría a tres semanas del plazo para inscribir las candidaturas.

Lo que parecía ser un fin de semana de consolidación para la candidatura presidencial de Carolina Goic, terminó en una pesadilla de la que aún parece no caer en cuenta la presidenta de la colectividad y sus adherentes.

Esto, luego que la junta nacional decidiera aprobar en bloque las candidaturas al Congreso, incluida la de Ricardo Rincón, cuestionada por la senadora debido a las acusaciones por violencia intrafamiliar que pesan en su contra.

Y es que ese hecho desencadenó una secuencia de situaciones que tienen a la falange convertida nuevamente en un polvorín interno a punto de estallar. El más complejo: la posible capitulación de Goic para postular a La Moneda en representación de la colectividad.

Ya algunos dirigentes, como Sergio Espejo, han señalado que en estas circunstancias se les hace éticamente complejo continuar incluso militando en la tienda política. Camino que en caso de concretarse el fin de la opción presidencial de la timonel democratacristiana, podría llevar por el mismo derrotero a otros importantes militantes, como Mariana Aylwin y el sector al que ella pertenece.

Desde la izquierda de la Nueva Mayoría están expectantes frente a la determinación que adopte finalmente la senadora por Magallanes, ya que en los otros partidos del bloque apuestan a que se abriría una nueva coyuntura para negociar con la DC una lista parlamentaria conjunta, en la medida que exista un apoyo previo a la candidatura de Alejandro Guillier.

Sin embargo, el que esas tratativas se den no es solo una cuestión de voluntades, ya que existen otros factores que influyen y que podrían entrampar la posibilidad de una alianza entre ambos sectores del oficialismo.

La principal es la falta de tiempo para reconfigurar una plantilla parlamentaria que los partidos de izquierda del bloque (PS, PPD, PC y PR) ya tienen prácticamente cerrada. Modificar la lista para poder incorporar a la falange, cuando quedan tres semanas para el cierre de las inscripciones no será tarea sencilla, ya que hay muchos candidatos que están desplegados, y que eventualmente tendrán que ceder a sus aspiraciones, o someterse a una competencia que hasta ahora no estaba contemplada.

Para Marco Moreno, decano de la Facultad de Ciencia Política de la Universidad Central, arribar a un acuerdo parlamentario entre ambas partes a esta altura del partido resulta muy complejo, atendiendo la estrechez de tiempo que tendrían las colectividades para negociar. Más todavía, si se considera que Goic se puede demorar una semana en dar a conocer su determinación, acortando aún más el plazo.

Salvo que, afirma el académico, haya existido un pacto previo de los parlamentarios incumbentes de la DC con los partidos de la izquierda de la Nueva Mayoría en caso de que se diera el escenario de Goic capitulando a su candidatura.

“Cabe recordar que en abril, y en varias ocasiones, se planteó la idea de que Goic podría bajar su candidatura en agosto, dado que su opción no encendía, y marcaba muy poco en las encuestas. Esta posibilidad siempre estuvo presente”, señala el analista político.

El experto desliza la posibilidad de que todo lo que está ocurriendo con la DC hoy, después de la junta nacional del fin de semana pasado, haya sido considerado como parte de las opciones, y que por lo mismo no descarta que un grupo del partido haya realizado negociaciones bajo cuerda con el ala izquierda de la Nueva Mayoría, para así alcanzar un acuerdo parlamentario.

Esta tentación, apunta Moreno, es plausible especialmente de aquellos candidatos incumbentes que van a la reelección, y que quieren asegurar su triunfo, el cual no estaría del todo garantizado con la candidatura de Carolina Goic.

Hay otros, como el senador Ignacio Walker, que prefieren no ponerse en el escenario de que la presidenta del partido deponga su aspiración a La Moneda, porque asume que una situación de ese tipo podría provocar un descalabro interno en la DC, tal como lo advierte también la ex ministra de Educación Mariana Aylwin.

 En el partido aseguran que estos días de reflexión que se dio la senadora para decidir la continuidad de su postulación tendría como objetivo monitorear el nivel de apoyo interno con el que cuenta, y desde ahí presionar para forzar la renuncia de Ricardo Rincón a su reelección. Cuestión que se ve como improbable, dado que fue una determinación del principal órgano de la colectividad, y en la que se sostiene el diputado para mantenerse con vida políticamente.

¿Movida táctica?

El decano de la Escuela de Gobierno de la Universidad del Desarrollo, Eugenio Guzmán, destaca que efectivamente no pocos en la DC veían la postulación presidencial de Goic como una movida táctica con miras a obtener una mejor negociación parlamentaria con sus socios de la Nueva Mayoría.

En este sentido, dice que es muy probable que en ese contexto hayan tenido algo avanzado. “Si es que se baja la candidatura de Goic se cumple la condición que pusieron en su momento los otros partidos del oficialismo para negociar con la DC”.

El investigador afirma que la pregunta que surge si se da efectivamente esa coyuntura, es si están los partidos en condiciones de cumplir con lo señalado. Y de paso lanza la hipótesis de que muchos parlamentarios de la bancada DC hayan estado transmitiendo durante todo este tiempo su deseo de formar parte de la lista de la Nueva Mayoría.

“Ellos siguen siendo relevantes para una lista de la Nueva Mayoría porque tienen votos, y es probable que hayan estado apostando a esta bajada de Goic”, indica el experto.

Guzmán agrega que las señales que se den estos días en que Goic esté reflexionando, en cuanto a los apoyos públicos que reciba y la fuerza que muestre la mesa directiva, serán decisivos para lo que termine ocurriendo. Y enfatiza que si la candidatura se baja, demostrará que la opción presidencial de la senadora era una estrategia, y que la postulación no iba para ningún lado.

El académico finaliza afirmando que la precandidatura de Goic fue más entusiasta que su propia candidatura, y que ahora la candidata está sacando sumas y restas de lo que está sucediendo para definir su futuro inmediato.

Carlos Cuadrado S.

Ver nota publicada: http://elmuro.cl/descalabro-en-la-dc-el-duro-escenario-si-se-baja-goic/elmuro/2017-07-31/141825.html

Compartir