Los tres problemas que deja el debate de Chile Vamos - La Segunda

Me encontré con una desagradable sorpresa”, dijo el ex Presidente Sebastián Piñera al término del debate televisivo que protagonizó junto al diputado Felipe Kast (Evópoli) y el senador Manuel José Ossandón (ex RN).

En el punto de prensa, realizado anoche tras el encuentro televisado, el ex Mandatario pidió perdón a los televidentes: “Este debate debió haber sido de unidad, de futuro, de proyecto y de solución. No lo fue. Lo lamento y les pido disculpas a los telespectadores”.

Así, marcado por ataques y acusaciones cruzadas, el debate de Chile Vamos tuvo como foco principal las agresiones entre los abanderados.

El barro en Chile Vamos

Ossandón, por su parte, llegó a la conferencia de prensa de buen ánimo. “Díganme ‘Cote'”, pidió a los periodistas y dio un grito de alegría luego de que un camarógrafo lo tratara de “Presidente”. Y, a diferencia de Piñera, no pidió perdón a los espectadores. “Las primaria sin debate es como un cumpleaños sin torta. Estoy contentísimo. Me siento absolutamente ganador”, dijo el senador, quien hoy en Twitter insistió: “En #DebateChileVamos se replicaron y rebatieron muchos temas, menos la calidad de reo del candidato @sebastianpinera”.

El diputado Kast dijo que “el debate tuvo elementos de descalificaciones que no comparto. A uno le encantaría que hubiera sido de ideas y no vimos eso. A ratos tuvo mucho de barro y poco de ideas”.

Así el desenlace dejó más heridas que medallas. La unidad del sector, los costos a la imagen de Piñera y Ossandón, el riesgo de ahuyentar a posibles votantes e, incluso, un incipiente conflicto entre la derecha y la prensa, son algunas de las alertas que dejó el debate, a ojos de observadores (ver recuadros)

Cordero cree que “todo volverá a su cauce natural”

Unidad del sector, la más afectada

“Hay un daño evidente, sin duda alguna, pero no lo magnificaría”. Gonzalo Cordero, analista político

Una de las alertas más evidentes que encendió el debate televisivo fue la imagen de desunión al interior de Chile Vamos.

“¿Esta es la gobernabilidad que ofrece la derecha? Debate personalista, agresivo y machista. Sin ideas ni proyecto. Chile merece mucho más” tuiteó la precandidata presidencial del FA, Beatriz Sánchez, mientras que Laurence Golborne, ex presidenciable del sector, lamentó el hecho: “Triste x nivel de división en nuestro sector q se ve en #DebateChileVamos. Ojalá entendamos que unidad es el único camino para un país mejor!”.

El analista político Gonzalo Cordero reconoce que “cuando las cosas se personalizan al grado en que lo ha hecho Manuel José Ossandón es muy difícil después reconstituir o hacer consistente un escenario de unidad”.

Aclara que “si bien hay un daño evidente, sin duda alguna, no lo magnificaría”. Ello porque tras la primaria “todo volverá a su cauce natural. Además, Piñera sigue siendo percibido como un candidato que va a la elección de noviembre con una posición de favoritismo y el efecto centrípeto de la expectativa del triunfo es enorme”.

Eugenio Guzmán, decano de la Facultad de Gobierno de la U. del Desarrollo, plantea que “es inevitable que los candidatos traten de diferenciarse un poco. Pero decir que el sector está desunido, no sé, creo que es un poquito exagerado”.

En la misma línea, Luis Larraín Stieb, ex presidente de la Fundación Iguales, dice que “la carrera política de Ossandón se ha caracterizado por esta postura disidente, muy crítica, muy confrontacional, sobre todo contra Piñera (…) Así que creo que después de la primaria, el tema se debería despejar”.

la_segunda_2017-07-05_1 la_segunda_2017-07-05_2

Compartir