Eugenio Guzmán: las claves para el segundo tiempo - El Mercurio

-¿Hablemos del segundo tiempo al que entra esta larga maratón presidencial?Con esta proposición inicio la conversación con Eugenio Guzmán, el director de la Escuela de Gobierno de la Universidad del Desarrollo, el “jefe” en la elaboración de la Encuesta Presidencial con que hoy debutamos, la más completa de las que se han hecho al alero de la UDD.Son varias las décadas y muchas las campañas políticas en que Guzmán viene diseccionando el sentir de la opinión pública.

Y dando sus interpretaciones con un estilo personal que yo llamaría de un hombre muy libre y sin complejos, sin miramientos; tremendamente liberal, apasionado por asuntos….

como el darwinismo.

Otra de sus características es que sus puntos de vista son jugados, atrevidos; no es que anden buscando impacto farandulero, sino el producto acumulado en experiencia y carrete.-¿CÓMO HAY QUE MIRAR las lógicas de esta etapa de primera vuelta?-La lógica del segundo tiempo consiste en atraer a un electorado más amplio; eso es válido para todos los competidores, así como que las preferencias declaradas se traduzcan en votos en las urnas.

Los que compitieron en la primera etapa -la primaria- tienen, en primer lugar, que consolidar y cuidar a su tribu, y a continuación salir a buscar al elector que no está capturado por otro grupo, y que no se siente atraído por la elección presidencial, que pueden ser, incluso, no votantes.

Más que cambios de preferencia de la gente que está definida, es mejor intentar conquistar a la gente que normalmente, con voto voluntario, se queda en la casa.

Y por ningún motivo descuidar al que vota.LOS NÚMEROS DE LA ELECCIÓN DEL DOMINGO PASADO le dicen a Eugenio Guzmán que el Frente Amplio logró movilizar más o menos a 4,9 participantes en la primaria por cada militante; Chile Vamos movilizó a 13 por militante.

Para ganar la elección, en el caso de Piñera, esos números tienen que crecer al doble, y en el caso del Frente Amplio tendrían que crecer unas 8 o 9 veces.

El punto de Beatriz Sánchez es cómo traduce el resultado de las encuestas en voto real.

“Pienso que la primaria le dio una exposición que va a llevar a muchos a verla, a partir de ahora, como alternativa concreta”.-¿Y LOS OTROS, los que no compitieron en la primaria y se tienen que poner ahora las zapatillas de clavo? ¿Guillier y Goic?-Esos la tienen más difícil…

Lo que vamos a ver es cuán central va a ser en Guillier la disyuntiva continuidad o cambio, respecto de la Nueva Mayoría y del Gobierno.

También vamos a ver cómo se enfrentan entre sí los candidatos del sector oficialista.-¿Usted cree que llegan muy disminuidos al no haber participado de la exposición de la elección primaria?-En el caso de Goic, lo que veo es que podría haber sido una muy buena carta, pero en su partido no hubo la suficiente credibilidad.

Las campañas se ganan movilizando gente.

Y no he visto a la Democracia Cristina y a su gente movilizados: los parlamentarios, los alcaldes…

Tal parece que se pensó la decisión de competir más como una estrategia que como una decisión real de hacerlo, algo así como veamos qué pasa…

y ahí se vería en agosto cómo sigue la cosa, si se llega a una negociación buena.

Igual creo que, al no haber tenido la convicción, se ha perdido un tiempo muy valioso que puede tener un costo para esos mismos diputados o esa misma élite que creyó que esto era una estrategia y no un acto real.

El contingente DC no ha estado en alerta.-¿Y en qué condiciones llega, a su juicio, Guillier?-Él está en una posición bien complicada, porque, por una parte, tiene por la izquierda a alguien que es mucho más original o genuina: Beatriz Sánchez es de izquierda y está con gente de izquierda.

Hacia la derecha tiene a Goic, pero además a un sector de centroderecha bastante alineado.

Entonces, ¿hacia dónde crece?”Yo creo que se comenzarán a explorar los ‘yo te apoyo, tú me apoyas…

en segunda vuelta’ y habrá que ver cuáles serán las monedas de cambio”.HAY UN PUNTO BIEN ORIGINAL y muy de estos tiempos, que Eugenio Guzmán pone sobre la mesa a la hora de plantearse adónde salir a captar votos en esta etapa de primera vuelta en que la carrera ha entrado.

Y es su desmentido a la tradicional y clásica arenga de “buscar al voto de centro”.”No le veo sentido a esa frase”, sostiene; “no hay votantes simplemente de centro”.

Y afirma que la cosa es más compleja y con más dimensiones: “Hay sectores más conservadores y más liberales; gente de clase media y de clase baja; pueden tener distintas militancias religiosas…y todos son de centro, porque el centro tiene muchas dimensiones”.

Lo que se exige a las campañas, entonces, son discursos más focalizados, dirigidos al segmento al que se quiere llegar.

Piñera, por ejemplo, fue muy duro con la política de Bachelet en forma pareja; ahora tiene que hacer muchos más guiños distintos, según los sectores que quiera alcanzar, pero no olvidando que lo que está en juego es continuidad-Nueva Mayoría o cambio-Piñera.-PIÑERA EFECTIVAMENTE CRITICÓ muchísimo al Gobierno en su campaña, pero uno diría que ese derrotero da para mucho más, si pensamos que un 70% lo está rechazando.-Sí y no; él no se puede desmarcar de lo que llamamos la corriente de malestar por promesas no cumplidas, por frustraciones, por falta de crecimiento económico, por desempleo.

Pero eso tiene un límite.

Los otros candidatos seguramente también van a exacerbar el concepto de malestar; aunque en su caso los “culpables” van a ser los poderosos, los ricos, los hiperricos, que es el discurso de Sánchez.-Guillier, como candidato de la Nueva Mayoría, sería muy poco creíble si se sumara a la ola muy crítica; además, los partidos lo llamarían al orden.-Está entre la espada y la pared: cuánto se suma al “humor de la audiencia” y cuánto se alinea como continuador.-ESTE SEGUNDO TIEMPO, ¿es posible que sea un “Todos contra Piñera”, y que Guillier y Goic no se hagan daño, pensando en sumar fuerzas en la segunda vuelta?-Sí, pero ese “Todos contra Piñera” ya ocurrió en la primaria.

Ya se anticipó y probablemente va a seguir, pero no sé cuánto va a rendir.

En todo caso, las campañas negativas son útiles para impedir que crezcas, para horadar, desmoralizar, escandalizar.-¿Ya se escandalizó suficiente con el tema platas de Piñera, o es un elemento que todavía rinde en campaña?-Va a seguir, porque rinde, aunque cada vez menos.-¿CUÁL PODRÍA SER ENTONCES “EL” TEMA que dé en el clavo del electorado en este segundo tiempo?-Lo que hemos hablado, el estado de malestar, de expectativas no cumplidas.

Algunos han creído que la gente de la noche a la mañana dejó de interesarse en los temas económicos.

Y claro que la gente no dice que hay que preocuparse del crecimiento, pero sí le importa la cuenta de los remedios, y el empleo, y sus propios ingresos.

Cómo eso se verbaliza y se expresa, es a través de la sensación de malestar, que hay que entender que no es un tema de infelicidad, sino de demanda por más oportunidades, por más participación.-PIÑERA INICIA ESTE SEGUNDO TIEMPO con una banda cruzada en el pecho…

con un primer triunfo a su haber…

pero es un clásico que los ganadores suelen ser alcanzados.-Siempre es bueno ir en la delantera; cuando eso se mantiene en el tiempo, es menos probable que los que te sigan te alcancen.

Pero para que ocurra eso, tienes que ir cerrando oportunidades a los demás.

Como en las competencias de veleros, en que cuando vas señero, tienes que hacer movimientos tácticos que te permitan mantener esa posición; no es estático.

Si Piñera cree que no hay que hacer nada más, está equivocado.-¿Alfombra roja para Ossandón?-Sí…

Es necesario hacer un acercamiento, aunque en el caso de Ossandón es muy difícil.

Él no tiene un entorno que facilite crear puentes.

Él es solo él, con su personalidad y sus susceptibilidades.

Por otro lado, no está muy claro si tiene un pliego de peticiones en lo parlamentario, lo que le podría crear una suerte de presión para que negocie algo.

Entonces, yo creo que habrá alfombra roja, pero todavía veo muy verde que pueda haber una reconciliación.

En todo caso, las encuestas muestran que una facción importante del voto de Ossandón va a adherir a Piñera, así como algunos no lo harían de ninguna manera.-Para Kast, ¿también alfombra roja? ¿Cuál es a su juicio el aporte que hace Evópoli a Chile Vamos?-Felipe Kast representa a sectores urbanos, jóvenes, Santiago principalmente, mucho de sectores socioeconómicos medios.

No está en el mundo popular, pero tuvo una muy buena votación.

Él trató de hacer una campaña novedosa, no muy diferenciada con Piñera, más allá de que en el debate sorprendió generando una combatividad inesperada.

Su mira estuvo en consolidar su partido y ser una figura que está en la banca, y desde el mundo de la élite de la derecha se lo ve así.

Ya ha hecho los acercamientos a la campaña de Piñera, y sus votantes, en segunda opción, están con Piñera.-Quiere ser diputado; ¿habría que darle las facilidades?-Yo creo que sí, pero igual no lo veo fácil.

Él dejaría Santiago para ir por el distrito Oriente, donde se suponía que iba otro Evópoli, Francisco Undurraga, que ya ha hecho campaña.

No sé si las negociaciones pasarán, porque el cupo que deja es llenado por alguien de la UDI o RN, y si estos están o no dispuestos a ceder.

En todo caso, tiene que traducir a votos su popularidad.-HOY PUBLICAMOS LA PRIMERA ENCUESTA de Segunda Vuelta después de las primarias.

Las cosas pueden cambiar muchísimo en estos meses.

Pero juguemos….

Al final del día, ¿cómo se la imagina?¿Piñera versus quién?-A esta altura no me atrevería a decirlo.-Es sorprendente que usted dude si a la segunda vuelta iría Guillier, el candidato de la Nueva Mayoría completa, o Sánchez, con la poca votación que tuvo en primarias.-Lo que ha pasado es que las primarias -cosa que muestra nuestra encuesta de hoy- le dieron un aventón a Beatriz Sánchez.

Por su parte, se ve cierta falta de reacción de Guillier y su comando.

Si esto sigue igual, ¿por qué no puede darse un escenario distinto al que se esperaba antes de las primarias? Ahora bien, si Guillier y su comando se ordenan y tienen la convicción de evitar la fuga de votos a Sánchez y recuperar a los potenciales electores que han perdido a favor de ella, lo tendremos en segunda vuelta.

Pero hasta ahora todo es duda respecto de cómo tratar a Sánchez y al Frente Amplio.-En cualquier caso, reconciliar a los votantes de Guillier y de Beatriz no sería fácil para ninguno de los dos…

y eso ayuda a Piñera.-Efectivamente, no es para nada claro que esa suma que nosotros hacemos de todos los candidatos de la izquierda y todos los de derecha se traslade de primera a segunda vuelta.

Tampoco se puede pensar que una votación de primera vuelta en la cual tú no tienes la mayoría te deje resuelto el resultado en la segunda.

Igual hay que hacer un esfuerzo tremendo desde el comienzo hasta el final.La que parte es una carrera distinta: Piñera tiene que consolidar su base de apoyo; es decir, retener electores; pero también lograr que voten, y en la medida de lo posible, buscar nuevos.

Todo esto supone mantener el entusiasmo de la campaña.Guillier tiene que pronunciarse rápidamente si está o no por la continuidad de las políticas de Bachelet; salir a recuperar potenciales votantes que hoy prefieren a Sánchez, y con igual eficacia, evitar fuga de votantes.

Y al igual que todos los candidatos, lograr que voten.Beatriz Sánchez está presionada a movilizarse para traducir en votos los resultados que alcanza en las encuestas, continuar consolidándose en la izquierda, y arrastrar votantes de Guillier, lo que pasa por definiciones tácticas y de contenidos.

2017-07-09_el_mercurio_2

Compartir