Analistas advierten que recientes polémicas de platas ratifican descrédito de tiendas políticas - Diario Financiero

Según los expertos, a la desmejorada posición de los partidos políticos, a ojos de la opinión pública, contribuyeron los casos de financiamiento irregular, pero también la mayoría coincide en que los representantes de la clase política no dan cuenta de haber aprendido de estos episodios y advierten que lo sucedido con el Partido Socialista por la administración de sus bienes y lo del PC con la venta de los suyos no hace más que confirmar la desconfianza que generan.

De hecho, la última encuesta CEP, conocida en enero de este año, resulta reveladora de la mala impresión que se tiene de estas instituciones, ya que el influyente estudio las sitúa en lo más bajo de la tabla con un 4% de confianza.

Si bien estos hechos entran en los rangos de cuestionables es difícil que generen efectos tan notorios, simplemente porque, como admiten los analistas consultados, “los partidos ya no pueden caer más bajo”.

En todo caso, existe coincidencia en que si bien estos hechos afectan a todos, la más perjudicada es la imagen del socialismo debido al discurso que ha sostenido en relación con el dinero y la política, situación que podría capitalizar el Frente Amplio.

 “La duda, la sospecha recae sobre la institución partidos”

Para el decano de la Facultad de Ciencia Política de la U.

Central, Marco Moreno, la polémica suscitada por la administración del patrimonio del PS y la venta, para algunos sectores poco clara, de algunos inmuebles del PC, “afecta a los partidos porque termina por instalar la certeza de la situación irregular en que se han manejado”.

Pero va más allá lamentando que “esta imagen de que los partidos se habían reformado, que habían aprendido la lección, parece no ser constatada con este tipo de acciones”.

De manera más drástica aún advierte que con lo ocurrido “las dudas se convierten en certezas, de cómo operan los partidos en todos los ámbitos, no sólo cómo administran sus recursos”.

A partir de lo sucedido, “en el caso del senador Guillier uno se explica por qué su resistencia a militar derechamente en un partido, saltarse la recolección de firmas y poder dedicarse a su campaña.

Lo hace porque en la opinión pública hay una percepción y mala imagen de los partidos y el candidato no quiere cargar con esta mochila”.

A su juicio, “esta crisis afecta a todos por igual y el cuestionamiento es a los partidos políticos, independiente de cómo se individualicen.

Es la institución la que está fuertemente afectada y por más que el PS diga que las inversiones estaban ajustadas a la ley, de que entregan balances, están más fuertemente instaladas las emociones de rechazo a los partidos políticos, que es lo que tiene complicado a nuestro sistema político.

Por más cosas que intenten, la gente va a seguir desconfiando.

La duda, la sospecha recae sobre la institución partidos políticos”, sentencia.

“El problema del PS es la forma de explicar su relación con el dinero”

Desde el punto de vista de Aldo Cassinelli, lo ocurrido “focaliza el daño en algunos partidos por un hecho súper específico, que es la dicotomía entre la práctica y el discurso.

Y aquí no pueden seguir esta lógica de meter a todos los partidos en el mismo saco, como era con el financiamiento de las campañas.

Hay hechos súper puntuales que se disocian; en el PS tienen un problema entre la declaración de principios y las prácticas de administración de su patrimonio que siguen teniendo, que en lo personal creo que hacían muy bien.

El problema es, sin embargo, la disociación entre el discurso y la práctica”.

“No se le puede hacer más daño a los partidos como sistema de partidos y esto afecta puntualmente a dos partidos: El PC se refugia en una situación mucho más difusa.

Pero el problema del PS es la forma de explicar su relación con el dinero.

Entonces, en un escenario donde no se puede dañar más a los partidos como sistema, estas situaciones afectan puntualmente a quienes están en la palestra”.

Y sobre los efectos que podría provocar esta polémica a la aspiración presidencial del periodista Alejandro Guillier, quien ha intensificado en su discurso su calidad de independiente, estima que pese a ello “son los partidos los que están sacando adelante la campaña.

Entonces, es difícil hacer una disociación entre él como candidato presidencial que se aleja de los partidos y toda su base que ayuda en la campaña, que es militante de los partidos de la Nueva Mayoría”.

Y advierte que “si bien las bajas pueden ser marginales, ese efecto a la izquierda tradicional sólo puede beneficiar a esta otra izquierda emergente que es el Frente Amplio”.

“Lo sucedido con el PS y el PC confirma la mala percepción de la gente”

Para el decano de la Facultad de Gobierno de la UDD, Eugenio Guzmán, “el ciudadano común ya tiene internalizada una mala o baja percepción de confianza hacia los partidos políticos” y cree que lo sucedido con el PS y el PC “viene a confirmar esta baja percepción.

Ahora bien, más que el Partido Comunista, en el caso del Partido Socialista lo afecta más, puesto que ha tratado de construir una imagen que lo mantenía inmune a este conflicto entre dinero y política.

En ese sentido, lo que puede ocurrir, en un contexto donde además hay sectores de izquierda fuera del PS que ejercen presión, es que se puede producir un drenaje hacia ellos como consecuencia de estos casos”.

“No creo que esto pueda afectar a la institución partidos políticos mucho más, porque todos los partidos están en un promedio bastante bajo, cualquiera sea”.

El experto no cree que el cuestionamiento de que están siendo objeto las tiendas socialista y comunistas afecten particularmente a su candidato presidencial, ya que “es menor la desconfianza entre los votantes que entre los no votantes”, aclara.

Y así, acota, “a la hora de los ‘¿qué hubo?’ ese elector que ha votado Concertación, volvió a votar Nueva Mayoría y, probablemente, si votaba socialista antes, lo va a volver a hacer.

Entonces, lo relevante para Guillier va ser si él representa o no esa agenda económico social y valores del mundo de la izquierda”.

Guzmán sí comparte que si este episodio “afecta algo a los partidos sería particularmente al mundo de la izquierda y eso podría capitalizarlo, eventualmente, el Frente Amplio”.

Ver nota publicada: https://www.df.cl/noticias/economia-y-politica/actualidad/analistas-advierten-que-recientes-polemicas-de-platas-ratifican/2017-05-23/204004.html

Compartir