Primer Barómetro de campaña - Cambio 21

Antes de la primaria del 2 de julio sabremos qué partido alcanzará a reficharse y cuál no, factor que definirá los rivales presidenciales de la senadora DC. Guillier, Bachelet, el centro político, la izquierda y la negociación parlamentaria son los principales elementos de debate al interior del oficialismo.

Con el reloj, el calendario, las encuestas y algunas críticas en su contra, la senadora y timonel de la Democracia Cristiana, Carolina Goic, comenzó a trabajar en su candidatura presidencial.

Lo hizo con una gira por el país, que partió en la región de Coquimbo y que continuará en Atacama, Biobío y Magallanes, para ayudar a potenciar el proceso de reinscripción de militantes de los partidos políticos que culmina el próximo 14 de abril.

Con la conversación parlamentaria y programática en pleno desarrollo y el creciente despliegue de los demás abanderados de todos los sectores, surge la pregunta lógica respecto a las reales posibilidades que tiene la asistente social en la arena electoral.

Los pros y los contras a continuación.

Refichaje: nada seguro

Antes de pensar en la primaria presidencial, que está fiada por ley para el 2 de julio venidero, resulta primordial saber qué colectividad alcanzará a reficharse y cuál no, factor que definirá los rivales de Goic en la elección interna del oficialismo.

De acuerdo a los últimos datos entregados por el Servicio Electoral, el Partido Radical, que proclamó a Alejandro Guillier en enero, sólo tiene 7.195 reinscritos, mientras que el Partido Por la Democracia, promotor de la postulación de Ricardo Lagos, solo suma 7.460 militantes.

A la inversa, tanto el Partido Socialista, que tiene en su listado de alternativas a José Miguel Insulza, Fernando Atria y los mencionados Lagos y Guillier, como la Democracia Cristiana, que cerró filas en torno a Goic, lograron con cierta comodidad llegar y superar el mínimo de 18.500 firmas que exige la nueva legislación para el sistema de financiamiento de la actividad política.

Por tal motivo, Carlos Vergara, analista de la consultora de encuestas Imaginacción, es categórico: “el resultado del refichaje puede cambiar la escenografía de la centroizquierda, dado que, si por ejemplo, ni el PPD ni el PR ni el PC llegan a la meta, primero, dejarán de existir, y segundo, permitirá a la DC y el PS hacer lo que quieran”.

“Por tal motivo, el contexto es de bastante liquidez. Nada puede darse por seguro antes del 14 de abril. Quizás, lo único viable sería aceptar la propuesta de las dos listas parlamentarias que plantea la DC a causa de la gran cantidad de candidatos que van a querer llevar los siete partidos de la NM. Están los incumbentes, los no incumbentes, donde podría calzar el PRO junto al PC, y la Ley de Cuotas para las mujeres”, señaló a Cambio2l.

Negociación política: ¿carne de cañón?

Derivado del punto anterior, cobra fuerza la estrategia de la falange tendiente a insistir con las dos listas y presionar para que su candidatura presidencial acceda directo a la primera vuelta.

En rigor, si fracasa el refichaje en alguno de los partidos de la Nueva Mayoría la primaria de julio podría suspenderse, lo que le despejaría el camino a la DC y al PS, que a causa del bajo apoyo ciudadano que tiene Lagos podría entregarle el respaldo a Guillier.

Otra posibilidad es que el “laguismo” -como han comentado en privado- impulse la bajada del expresidente y le dé el “vamos” a la postulación a Goic.

Dato no menor: Pablo Badenier (DC), quien renunció al ministerio de Medio Ambiente para ser parte del comando de la parlamentaria, pertenece a este núcleo.

Sin embargo, si esto no pasa y todo termina con normalidad, el debate político tendrá a la senadora sureña como el jamón del sándwich.

“Es posible que en la negociación política la DC termine descartando llegar al 19 de noviembre a cambio de que aprueben las dos listas parlamentarias”, sostiene el decano de la facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo, Eugenio Guzmán.

“Goic tiene cualidades mediáticas y políticas importantes y se ve como una figura conciliadora en la NM. Su problema es que luce con timidez cuando le preguntan si va a llegar a la primaria o a la primera vuelta. Y eso no le ayuda mucho en su perfilamiento”, comentó a este medio.

Más severo aún, Sebastián Sichel, exmilitante de la tienda de Alameda 1460 que hoy es coordinador político de Ciudadanos, aseguró que sus ex-camaradas “están sacrificando su liderazgo por una negociación”.

“Es otro nombre joven que la DC manda al sacrificio para hacer lo mismo de siempre: quedarse en el mismo pacto electoral, permitir que otros fijen las condiciones políticas y no conducir un potencial programa de gobierno”, alegó.

Ubicación ideológica: lejos del centro

El propio Sichel trazó una declaración de intenciones cuando afirmó que “me encantaría que la DC dijera que gira hacia el Frente Amplio o que crece al centro con Evópoli, Ciudadanos o Amplitud”.

Sobre lo primero, luego que el Partido Comunista se abriera al diálogo para sumar al PRO y el FA en la próxima elección, el diputado falangista Jorge Sabag indicó que “así como la DC busca ir directo a la primera vuelta para así modificar el esquema y crear un reordenamiento al interior de la Nueva Mayoría, el PC está en el camino contrario y quiere frenar esta posibilidad”.

“Ellos dicen que quieren crecer a la izquierda junto al PRO para impedir la pérdida de votos de toda la NM, lo que no corresponde a la verdad”, expresó en estas páginas.

Para el también diputado Pablo Lorenzini, lo importante es “mantener la calma. No nos ponemos de acuerdo nosotros que somos parte de la NM y hay otros que están pensando en los demás que están afuera. No me parece”.

“Tenemos una Junta Nacional en abril y en la primaria de julio no participa nadie más que la NM. Estará Goic, Guillier, Lagos y el nombre del PS, Insulza o Atria. Así que yo esperaría los resultados antes que las conversaciones que los candidatos quieran hacer con otros sectores”, nos manifestó.

Y sobre lo segundo, el experto electoral Pablo Lira cree Goic no disputará espacios de centro con otros referentes del sector, siendo uno Manuel José Ossandón (exRN).

Es más, tildó como una “lectura equivocada” asumir que como el senador cimentó su victoria senatorial en Santiago Oriente (2013) gracias a sus críticas a la UDI y a Sebastián Piñera (abanderado de tres partidos de Chile Vamos), esa misma táctica le resultará para derrotar a sus oponentes.

“La única forma de saber si habrá una lucha por el votante moderado es si Goic y Ossandón se medirán en primera vuelta. En 2013, el entonces alcalde de Puente Alto capturó votos DC e incluso de izquierda cuando derrotó a Laurence Golborne, a Soledad Alvear y a Carlos Montes. Plantear eso en el presente contexto de primarias es muy complejo”, nos explicó.

“Lo que se vio en la última Junta Nacional de la DC fue histórico”, reclama Alejandra Bravo, exdirigenta DC que en la actualidad preside el PRI.

“Su candidata Carolina Goic declaró al partido como de centroizquierda, cuando desde siempre se mantuvo en el centro político y alejado de los extremos. Qué quiere decir esto, que se ubicó en el lado más extremo del socialismo y compartiendo lugar con los comunistas”, remarcó.

Afinidad bacheletista: duda razonable

La cercanía que posee Goic con la Mandataria Michelle Bachelet también es tema de discusión política.

A tanto, que incluso Tomas Mosciatti, en la página editorial de Radio Biobío, recalcó la afinidad que tiene la senadora con las políticas públicas impulsadas por el actual gobierno, sumado al hecho de que dos de sus hermanos trabajan en importantes cargos de confianza presidencial.

“Goic apoyó la reforma tributaria original de Alberto Arenas, la reforma educacional, la retroexcavadora y la reforma laboral. Y mucho más, quería la huelga sin reemplazo, la titularidad sindical, rechazó con su voto la huelga pacífica y aprobó la negociación interempresas”, detalló.

Como coletazo de lo anterior, Alejandra Bravo v Marisol Turres, diputada de la UDI, coinciden en que plantearse como bacheletista “no ayuda en absoluto y no constituye ninguna novedad pensando en los cambios que necesita Chile”.

A su turno, Ernesto Águila, académico de la Universidad de Chile, añadió para esta crónica que Goic “dejó clara su posición al salir a decir que las críticas al Ejecutivo se deben hacer con lealtad y que respetará lo que resta de la administración de Bachelet”.

“Se trata de un espacio en el que puede posicionarse al interior de la Nueva Mayoría”, insistió.

Reveses de Guillier: la esperanza

¿A qué espacio se refiere Águila? Luego de los cuestionamientos que efectuó Alejandro Guillier en contra de Bachelet (habló de un “Chile paralizado” y dijo que la jefa de Estado “hizo su esfuerzo por cumplir el programa, pero miró a Chile desde arriba”), el columnista tachó la “apuesta” del periodista como “arriesgada”.

“Por mucho que el gobierno tenga un bajo apoyo en las encuestas, se trata de una base que existe y que proviene de la izquierda que se siente cercana a Bachelet y que cree que el senador representa la continuidad de este modelo de gestión. Por ende, lo apoyaría en la primaria y en la elección”, indicó.

“Su postura lo desdibuja primeramente, aunque en una segunda lectura, a lo mejor, Guillier busca posicionarse dentro de los sectores que están en la abstención y que con su crítica podría sumarlos a su favor”, matizó.

“Goic le puso un factor de incertidumbre a la candidatura de Guillier gracias a su habilidad y sentido político. Antes estaba solo y ahora se le metió la DC”, acotó el analista Tomás Duval.

“Lo que veremos confrontados ahora son dos estilos de hacer campaña y sin descontar lo que defina el PS. Es un escenario nuevo”, enfatizó.

“Guillier aparece como estancado y poco variable y, al revés, Goic entra al ruedo como alguien nuevo, pero que tiene un tiempo escaso para mejorar sus números”, sentenció Eugenio Guzmán.

La buena noticia para la congresista, es que según la última encuesta Cadem Plaza Pública alcanzó a Ricardo Lagos (2%) en lo referido a las menciones espontáneas de liderazgo presidencial.

Algo es algo

20170330_cambio21_1

20170330_cambio21_2

Compartir