Eugenio Guzmán: A Piñera y a Guillier les conviene que se mantenga el statu quo” - La Segunda

A días de que se conozca una nueva encuesta CEP, la apuesta del sociólogo Eugenio Guzmán (decano de la Facultad de Gobierno de la UDD) es que la desconfianza que ha marcado a la política no definirá quién será el próximo Presidente. A pesar de que los dos candidatos que aparecen con más posibilidades, Sebastián Piñera y Alejandro Guillier, hayan recibido cuestionamientos, uno por sus inversiones, y el otro por su falta de definiciones.

—¿Cómo está hoy el vínculo entre desconfianza y participación política?

—La baja participación es reflejo de la falta de compromiso del ciudadano con la política. Hay que agregarle otro elemento de contexto, que tiene que ver con la confianza hacia los partidos, los políticos, las instituciones políticas, sean estas el Gobierno o instituciones de gobierno. Y en tercer lugar, la situación económica, que cada vez se ha ido deteriorando más.

—¿Cómo ve en este escenario a Piñera, que está cuestionado por las inversiones en Perú, y a Guillier, que genera dudas en su coalición?

—Efectivamente, Piñera está enfrentando un cuestionamiento que se ha hecho más agudo hoy en día. Pero, y esto puede sonar cínico, para el elector no es una sorpresa quién es Piñera.

—¿Y Guillier?

—Él tiene un gran desafío a propósito de las confianzas. ¿Quién es Guillier? ¿Representa a la antigua Concertación? Claramente, no. ¿Representa a la Nueva Mayoría? Por ahí viene por qué en el mundo político se lo mira con desconfianza. ¿Qué es él? Es un tema que ha entrado o pronto va a entrar en crisis…

—¿Hay una acentuación de la desconfianza de los votantes?

—No creo. Esa tendencia se estabilizó. El problema es que ya no puede bajar más. Y puedes estar muy alto en una encuesta, pero muchos de aquellos que sienten simpatía o cercanía hacia ti, probablemente no voten.

—Frente a un Piñera que es asociado a orden y crecimiento económico, y a un Guillier que busca distanciarse de la política tradicional, ¿por quién podrían apostar los votantes?

—El electorado toma decisiones en algunos momentos por factores meramente económicos o combinados con las confianzas: ¿A quién le creo más que va a resolver las cosas? ¿Apuesto o me voy por lo más seguro? Es cierto, Guillier representa supuestamente lo más fresco, pero el problema es que él tiene que explicar cómo, si representa eso, está en la Nueva Mayoría. Si se diferencia, tiene un problema, porque tendría que destruir, entre comillas, todo lo que ha sido este gobierno de la NM o alejarse mucho, y él necesita ese apoyo. No puede romper lealtades tan fuertemente. Por otro lado, Piñera representa empleo, crecimiento, seguridad…

—¿Por qué vota el electorado?

—Con voto voluntario, votan aquellas personas que tienen más convicción. Y quienes deciden el resultado son los indecisos, que normalmente han votado por responsabilidad política, por disciplina o por moral social o colectiva. Y ese electorado, que es menos militante, es muy interpelado por factores económicos o de creencias o confianzas sobre quién lo va a hacer mejor.

—¿Cuáles son los efectos prácticos de la desconfianza?

—Si efectivamente va a ir a votar un porcentaje semejante al de las últimas elecciones y muy pocos nuevos, y esos nuevos son militantes y, por ende, se agregan a las preferencias de los que votaban, uno apostaría a que no va a haber grandes cambios. Evidentemente, influye el tema de la desconfianza en el sistema político y en el económico, y el pesimismo generalizado en la economía. En ese contexto, las lealtades se hacen febles, volátiles.

—¿Alguno de estos dos candidatos tiene elementos para restablecer las confianzas?

—Hay un tema estructural de la sociedad chilena: es tremendamente desconfiada. No es algo de ahora. Las encuestas de los 60 arrojaban niveles semejantes a los de principios del 2000, incluso a mediados del 2000. Lo que podría recuperar confianzas, pero que no es resorte directo ni sólo de los gobiernos, es lo que pase con la situación económica.

—En esos términos, ¿cómo ve las encuestas para Guillier y Piñera?

—Hablando del mundo de los que votan, lo más probable es que las diferencias se acorten y el resultado de la elección debiera ser apretado.

—Y los que van a votar no tienen un problema de desconfianza…

—Pueden tener desconfianza y hablar mal de la política, pero finalmente votan porque tienen otra prioridad. Supeditan su mala opinión a otros objetivos como su deber de ir a votar.

—Entonces, el problema de la desconfianza no se traduce en un argumento para los que votan.

—Exactamente.

—¿Quiénes son más desconfiados?

—El grupo entre 18 y 35 años, no sólo de la política; son escépticos de todo.

—¿A cuál de los dos les conviene más este escenario?

—Si Guillier trata de capturar a la Nueva Mayoría y Piñera finalmente se posiciona, a ambos les conviene una situación de statu quo. Si los dos ven en este juego mucha incertidumbre, tienen que jugar a encontrar y movilizar a nuevos electores.

Pinchar para ver la nota publicada:

la_segunda_01

Compartir