"Un proyecto único deja a Chile Vamos en posición inmejorable para 2017" - El Mercurio de Antofagasta

Para el analista político y académico de la Facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo, Gonzalo Müller, el resultado tan favorable para Chile Vamos sobre la Nueva Mayoría en las elecciones del domingo fue inesperado y un espaldarazo para la oposición, a la vez que un castigo al oficialismo.

¿Qué significa el resultado de las municipales para Chile Vamos?

-Es un triunfo inesperado, por lo contundente. Yo creo que Chile Vamos había trabajado para acortar la brecha que había sacado la Nueva Mayoría en 2012. Pero llegar a ganar en cantidad de alcaldes, en votos y en cantidad de chilenos que viven bajo gobiernos de Chile Vamos hoy día, es algo que no estaba en los libros ni de los más optimistas.

¿Es un voto de castigo o un voto de confianza?

-Ambos. Es un voto de castigo a un gobierno que ha hecho oídos sordos, no ha querido ver el rechazo que ha provocado su manera de hacer gobierno. Y también apoyo, porque ese voto de castigo se canalizó mayoritariamente a través de las candidaturas de Chile Vamos.

¿Es igualmente legítimo este triunfo con una abstención tan alta?

-Cuando vota menos gente obtener una votación más alta es más difícil. Si todas las personas que viven en esa comuna, estaban habilitadas para ir a votar y decidieron libremente no ir, uno no puede castigar a los que cumplieron con el deber cívico de votar, menospreciando su preferencia. Lo que sí me preocupa es que en algunos casos hay seis mil reclamos de personas que fueron a votar y no pudieron. Son personas que estaban motivadas y que por errores de la administración, el gobierno, el Servel y el registro civil no pudieron ejercer su derecho a voto.

¿Este resultado puede ser proyectado por Chile Vamos con miras a 2017?

-Sin duda le marca un camino, que haciendo las cosas bien, con unidad, con liderazgo, llegan los buenos resultados. La elección presidencial es una elección distinta, pero si uno mira la celebración de anoche (domingo) de Sebastian Piñera junto a los candidatos de Chile Vamos, me pareció una celebración legítima. Porque él recorrió el país, apoyó a muchos candidatos y de alguna manera quedaron comprometidos con él para devolverle la mano, cuando le toque a él ser candidato presidencial, si es que lo decide. Falta mucho , pero sin duda que, así como en 2008 el resultado favorable para la derecha le abrió las puertas para llegar al gobierno, algo similar está ocurriendo cuando la gran mayoría de los chilenos dice ‘no quiero más Nueva Mayoría, quiero un cambio y tengo una alternativa en Chile Vamos’.

¿En qué pie queda la UDI frente a una posible candidatura de Sebastián Piñera? ¿Los obliga a plegarse?

-Para nada, yo creo que la UDI tiene que tomar sus propias decisiones. La UDI ha sido duramente atacada, perseguida y logró seguir siendo el partido más grande de Chile. Entonces se siente de alguna manera revitalizada. Y ese ánimo se tiene que traducir también en cómo toma sus decisiones, pensando en un proyecto colectivo. Porque no se debe olvidar ninguno de los partidos de Chile Vamos que individualmente son menos que en conjunto. Evópoli, el PRI, la UDI y RN es de esperar que mantengan este estilo, pensando en que si les dio éxito este año les puede dar un éxito aún mayor el próximo.

¿De qué depende que Chile Vamos pueda capitalizar el resultado para el próximo año?

-El trabajo unitario, el tener candidaturas únicas a alcaldes, fue una señal de hacia dónde deben apuntar. Tener un proyecto y un candidato único los deja en una posición inmejorable para ganar en 2017 y el camino elegido a través de primarias, son las reglas del juego que hay que respetar. El propio Presidente Piñera ha dicho que si es candidato está dispuesto a competir en primarias y yo creo que ese es el camino lógico, entendiendo que los ciudadanos fueron los que hicieron ganar a los alcaldes de Chile Vamos y deben ser los mismos ciudadanos los que elijan quien va a representar a la centroderecha en la elección presidencial.

“Falta mucho , pero sin duda que así como en 2008 el resultado favorable para la derecha le abrió las puertas para llegar al gobierno, algo similar está ocurriendo (…) la gran mayoría dice ‘no más Nueva Mayoría'”.”

Hacer click en la imágen para agrandar.

el-mercurio-antofagasta-20161106

Compartir