Vendedores ambulantes - El Sur

La reciente encuesta de la Universidad del Desarrollo y El Sur ha revelado que si bien los ciudadanos esperan una fuerte fiscalización para controlar el comercio ambulante ilegal, el 70% no está de acuerdo con que se realice con la aplicación de multas a los compradores.

Se recordará que desde el 1 de julio, inspectores de la Municipalidad de Concepción, junto con Carabineros, cursan infracciones a personas que sean sorprendidas comprando en el comercio ilegal, como una forma de tratar de erradicar la venta no autorizada. Se informó que en julio fueron multados 15 compradores, por medio de partes que se enviaron al Juzgado de Policía Local, que resuelve las sanciones, desde 1 a 3 UTM, es decir, desde 45 mil a 137 mil pesos.

Es evidente que la venta callejera ilegal es de difícil solución. Siempre habrá interesados en correr el riesgo de ejercerla, porque es un buen negocio. Pero no se debe olvidar que en la calle también hay puestos de venta autorizados por el municipio, de manera que no podría esperarse que el público tenga la responsabilidad de determinar cuáles son los que tienen permiso, para comprar sin caer en infracción.

El alcalde Alvaro Ortiz ha señalado que hay que promover el comercio establecido. ‘llene razón, porque es el que cumple con las normativas, paga impuestos, es sometido a fiscalización, y garantiza los productos que vende. De la misma manera, los penquistas quieren tener una ciudad limpia, ordenada y segura, pero es evidente que la congestión que provocan los ambulantes ilegales, que cada día se hacen más numerosos, hace propicia la oportunidad para que operen los delincuentes, a través de lanzazos. Por ello, cuando se combate la venta ilegal, también se ataca a la delincuencia, de manera que esas acciones de las autoridades deben ser respaldadas por la comunidad.

El centro comercial tiene una infraestructura y una tradición que es indispensable potencian Pero también hay que abordar las amenazas, con el fin de poder competir con otros polos de atracción que, según la tendencia mundial, se instalan fuera del radio urbano, como los malls y las cadenas de tiendas y supermercados. La ciudadanía quiere disfrutar de un área comercial céntrica donde se pueda desplazar sin contratiempos ni temores.

Ver Nota AQUÍ

Compartir