Casinos populares - El Sur

De 1.327 salas de juegos en el país, la Región del Biobío tiene 166, con 3.980 máquinas, de las cuales 1.005 están en Concepción.

La encuesta UDD-El Sur, realizada con consulta a 550 personas, ha revelado que el 69% de ellas apoya a las autoridades en su acción de tratar de cerrar los llamados “casinos populares”, que operan con máquinas tragamonedas.

La Región del Biobío es la segunda zona en el país con el mayor número de salas de juego que están fuera de la normativa que regula a los casinos en Chile, y es la tercera con la cifra más alta de máquinas electrónicas que entregan algún tipo de premio, de acuerdo con el “Primer catastro y caracterización de salas de máquinas de juego electrónicas”, realizado en 87 comunas por la Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Se determinó que nuestra Región concentra el 12% del total de este tipo de máquinas en Chile, y el 13% de las salas que funcionan en el país. Asimismo, Concepción es la séptima comuna con más aparatos y reúne un 25% de los que operan en el Biobío.

Ha dicho la Superintendencia de Casinos de Juegos que, en general, las máquinas que entregan premios en dinero se consideran de azar y, por tanto, sólo pueden ser explotadas en los casinos autorizados por la institución. Por lo tanto, según ese organismo, corresponde a las autoridades locales y regionales la verificacion de dicha situación para evitar la proliferación del juego ilegal en el país.

Pero no hay una línea divisoria muy clara. Desde hace algunos años, las administraciones municipales han tratado de regular el aumento, siendo emblemático el caso de Concepción.

Se encuentra vigente una ordenanza destinada a reglamentar este comercio, pero los vacíos legales han complicado su accionar. El alcalde de Concepción, Alvaro Ortiz, ha señalado que si bien durante julio fueron clausurados tres establecimientos en Concepción, por no tener patente, no se ha podido avanzar con más celeridad ya que en ocasiones la Contraloría General ha objetado algunas de sus acciones, al estimar que se habían excedido en sus funciones.

Hasta ahora, cuando no hay convicción que se trata de juegos de destrezas o habilidades, los antecedentes se derivan a la Superintendencia de Casinos de Juego, pero es necesario que haya más claridad respecto al tema para evitar dobles interpretaciones.

Ver nota Aquí

Compartir