Elecciones en Argentina por Jorge Sanz

Hemos observado el proceso eleccionario de Argentina, que llevó al triunfo al candidato de la oposición al sistema K. El hecho en sí no es relevante si no lo ponemos en el contexto adecuado: el sistema K había impuesto en Argentina, tal como se ha hecho en América Latina y probablemente se busque en Chile, un sistema de perpetuidad en el poder, a partir de modificaciones legales, constitucionales y un clientelismo declarado como populismo, que reelige a quien está en el poder o crea las condiciones para heredar el poder a quien el gobierno estime.

Lo que ha hecho Macri es demostrar que efectivamente estos procesos en algún momento se agotan (antes fue el PRI en México) y la ciudadanía lo demuestra en las urnas.

La situación de la política en América Latina es, a veces, lamentable y el logro de Macri puede ser una puerta para que frituras elecciones en Ecuador y Venezuela, por ejemplo, deparen sorpresas en este sentido y se le cambie el signo a muchas democracias particulares latinoamericanas que, iluminadas por los petrodólares de Chávez, “avanzaron” hacia el populismo de los años ’60, lo que va a generar nuevos sistemas de relaciones en el subcontinente.

Compartir