Diputado Felipe Kast se reúne para exponer sobre la realidad educacional actual

El diputado miembro de la Comisión de Educación se reunió con directores, sostenedores y profesores de colegios de la región del Biobío para debatir los alcances de la reforma a la educación y la Carrera Docente

KAST 1

Sin duda, el tema educacional es uno de los que ha venido marcando la agenda en el último tiempo, por lo que la Facultad de Gobierno de Concepción quiso reunir a diferentes sostenedores y directivos de colegios privados, particulares-subvencionados y municipales en torno a este tópico. Para ello, se invitó como expositor al economista, ex ministro y actual diputado, Felipe Kast, quien ha seguido este tema muy de cerca en la comisión de educación de la Cámara.

El diputado comenzó haciendo un recuento de las fases por las que han pasado tanto la reforma que propuso el fin del copago, la selección y el lucro –aprobada a principios de año–, y la actual carrera docente. En este sentido, fue bastante crítico de la forma en que el Gobierno de Michelle Bachelet priorizó los temas, señalando que se partió al revés de lo que el sentido común y los propios técnicos del ámbito educacional sugerían. Además, el expositor indicó que el Gobierno, en su afán de mayor igualdad, pretende nivelar hacia abajo en este tema; lo que quedó de manifiesto en la frase del entonces ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, quien señaló que era necesario “quitarle los patines” a algunos alumnos para emparejar la cancha.

De esta forma, y reafirmando su convicción de que no tiene nada de malo obtener una justa ganancia cuando se lleva adelante un buen programa educativo, el ex ministro del Mideplan fue enfático en señalar que la aprobación de dicho proyecto no significará un cierre dramático de colegios, como algunos pronosticaban, pero sin duda no cumplirá con el  propósito de elevar los estándares educacionales por al menos dos motivos: primeramente, la reforma no se encarga de mejorar los resultados de los colegios malos, ya sean municipales o subvencionados, y sólo se preocupa de que estos últimos no lucren, lo que a ojos del diputado no tiene relación alguna con el aprendizaje de los alumnos; y en segundo lugar, el remplazo de la subvención por parte del Estado alcanzaría apenas los 80 mil pesos, lejos de la sugerencia de la OECD que aconsejaba una subvención por alumno de 170 mil pesos.

En cuanto a la reforma a la Carrera Docente, el parlamentario se mostró a favor de una mejora de las condiciones de los profesores, tanto en el área académica como en sus remuneraciones, pero advirtió que si no nos preocupamos por la calidad de los profesores que se está formando y de los que ya imparten clases, no se avanzará en mayor calidad de la educación escolar. En este sentido, el diputado miembro de la Comisión de Educación destacó la indicación que elevará los estándares para quienes quieran estudiar pedagogía, señalando que en la actualidad un 35% de los que entran a estudiar esta carrera ni siquiera rinde la PSU.

Por otra parte, la inclusión es un tema de máxima importancia para este nuevo proceso, por lo que se hace necesario dotar a las escuelas de herramientas para que los niños y jóvenes puedan recibir la ayuda correspondiente. A modo de ejemplo, la reforma prohibe a los colegios poder expulsar un alumno, pero no se hace cargo del trasfondo de vulnerabilidad que muchas veces rodea a esos individuos, por lo que los establecimientos se ven atados de manos para resolver de buena manera esos casos complejos sin las herramientas suficientes.

Finalmente, los asistentes plantearon muchas inquietudes al respecto, remarcando el ambiente de incertidumbre que aún persiste en directores y sostenedores de colegios del país, quienes consultaron al diputado por una serie de detalles que aún no se conocen y que se hace necesario zanjar ante la inminente toma de decisiones que deberán hacer muchos colegios subvencionados.

Compartir