Senadores exigen aumento de recursos para Bío Bío en el Presupuesto 2015

El 8,2% de desempleo que anotó la Región del Bío Bío durante el último trimestre (junio-agosto), por sobre la media nacional (6,7%), no preponderó en el Ejecutivo a la hora de elaborar el Presupuesto 2015: Bío Bío sube solo un 8% ($94 mil millones) en el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), mientras que Tarapacá, Antofagasta y La Araucanía sobrepasan el 20%.

Ello alertó en forma transversal a los parlamentarios de la zona, quienes ya iniciaron gestiones directas en el nivel central para incrementar los recursos con los que dispondrán las cuatro provincias de la región.

En estos territorios existen cifras de rezago que no justifican el exiguo incremento del FNDR. Los Ángeles y Lota sobrepasaron los 10 puntos en cesantía, mientras que Chillán quedó a un paso de caer en los dos dígitos con un 9,9%. Más al sur, en la Provincia de Arauco, están tres de las diez comunas más pobres del país.

“Esos fueron parte de los fundamentos que nosotros hemos esgrimido para pedirle al ministro de Hacienda (Alberto Arenas) y de Interior (Rodrigo Peñailillo), que reviertan la decisión y que en el marco de la discusión presupuestaria se aumente el presupuesto FNDR y también el Fondo de Convergencia”, precisó el senador Felipe Harboe (PPD).
El diagnóstico es similar en el gremialismo.

“La Región del Bío Bío está siendo castigada en el presupuesto 2015 y el Gobierno tiene que explicar por qué de su decisión (…) en nuestra región está golpeando fuerte el frenazo de la economía, hay un alto desempleo y un alto grado de vulnerabilidad social, por lo tanto, se necesitan recursos para apoyar a la pequeña y microempresa, como también llevar adelantes obras públicas que generen mano de obra”, subrayó el senador Víctor Pérez Varela (UDI).

Ambos parlamentarios coinciden en que La Araucanía y el resto de las regiones que exhiben un aumento de dos dígitos en sus presupuestos, merecen y tienen bien asignados esos montos, pero que no se puede permanecer inmóvil ante la escasa cifra asignada al Bío Bío por la Dirección de Presupuestos de Hacienda.

“Acá el Gobierno generó expectativas y ha hecho promesas que con este presupuesto no podrá cumplir, lo que afectará el desarrollo de la región durante el próximo año. La situación de la Región del Bío Bío no es mejor que la de La Araucanía, no obstante esta última va a recibir 18 mil millones de pesos por zona de rezago y su FNDR crecerá en un 20%”, cuestionó Pérez Varela.

“Nuestro deber es luchar para que Bío Bío tenga un presupuesto contundente que le permita reactivar su economía, industria local y generar mano de obra. Se requieren al menos otros $25 mil millones adicionales FNDR, para adelantar la ejecución de obras que están comprometidas para el 2016, pero que debido a la buena ejecución presupuestaria regional (60,8%), se pueden adelantar para 2015, generando mayor movimiento en la siderurgia y sector de la construcción”, agregó Harboe, quien estima que Hacienda debería aumentar en al menos un 18% los recursos FNDR, y en el Fondo de Convergencia, subir de los $4 mil millones asignados a $13 mil millones.

El ex subsecretario del Interior también abogó ante el ministro de Educación Nicolás Eyzaguirre para que se aumente la partida de recursos a la Universidad de Concepción, casa de estudios superiores que acusa discriminación porque que no se les reconoce el aporte público que realiza. “No es justo que la UdeC que constituye un aporte fundamental para el desarrollo de capacidades profesionales en la Región del Bío Bío, y el desarrollo global de la región, haya tenido una merma en su presupuesto. El ministro Eyzaguirre acogió esta petición y va a reestudiar la posibilidad de aumentar el presupuesto de la UdeC”, acotó Harboe.

“El FNDR persigue como objetivo principal fortalecer la capacidad de gestión de los Gobiernos Regionales primordialmente en materias de inversión pública, obedeciendo a ello y en consideración de la realidad de nuestra región, con una tasa de pobreza total de 21,5%, se espera que nuestros representantes velen por las reales necesidades y preocupaciones de los habitantes de esta zona”, plantea Paulina Boysen, directora de Ciencia Política y Políticas Públicas de la Universidad del Desarrollo (UDD).

09/10/2014

Compartir