"Rol de Estado para Codelco" por Gonzalo Jiménez

La principal empresa estatal no atraviesa por un buen momento. El Ejecutivo ya ha apuntado a la necesidad de capitalizar recursos y lo ha hecho en una fase delicada de nuestra economía. El principal problema, y donde coinciden políticos, economistas y expertos en tema mineros, está en su gobierno corporativo. Es aquí donde cabe la primera pregunta ¿qué está haciendo el directorio para que la inyección de recursos sea rentable? Y en el rol de los gobiernos corporativos, parte fundamental son los trabajadores. Es casi anecdótico, pero mientras el poder de los sindicatos en Codelco se ha ido incrementando con los años, el de los directores se ve más debilitado y duran un breve periodo, que cambia tras cada elección presidencial.

Si Codelco es de todos, entonces las autoridades deben pedir más responsabilidad de los trabajadores. No se entiende cómo, por ejemplo, los bonos mineros, que en la industria en promedio tuvieron un alza de 34%, en Chuquicamata registraron un alza del 72% ¿Qué sentido puede tener que mientras Chuquicamata no sea la planta más productiva, tenga beneficios para sus empleados que escapan a los de cualquier trabajador en Chile? En términos de sus prácticas y a la luz de su estado actual, bueno sería que la principal empresa estatal comenzara a incorporar algo de los métodos de gobierno corporativo de las empresas familiares.

Con los años éstas han aprendido que se puede ser dueño del patrimonio o de las acciones de una empresa, más no de la institución; han aprendido a generar sentido de pertenencia sentido de trascendencia, una disciplina para atraer a los más capaces de la familia y cercanos a ella y a distinguir nítidamente entre el rol de gobierno y el rol de administración de la empresa.

También conversan con sus trabajadores, consensúan y aprovechan esa relación de años para evitar despidos, evitar quiebras, que el negocio sea bueno para todos. Ideas que parecieran ausentes en la cuprífera, en la empresa de “todos”.

A la luz de su estado actual bueno sería que la principal empresa estatal comenzara a incorporar algo de los métodos de gobierno corporativo de las empresas familiares.

Compartir