¿Mayor proporcionalidad y competitividad? por Víctor Hugo Moreno

La presidenta Michelle Bachelet sorprendió esta semana con el anticipado envío del proyecto de reforma al sistema electoral y que termina con el binominal. Con ello, abrió un nuevo flanco de debate, que debería concitar mayor consenso entre el oficialismo. A poco conocerse los detalles del texto legislativo, dos expertos electorales desmenuzan los alcances que tendría el nuevo sistema, difieren sobre la proporcionalidad y la mayor competitividad que traería su implementación.

Entrevista a Eugenio Guzmán.

“Me preocupa la fragmentación del sistema de partidos” El académico discrepa de la “perversidad” del binominal, pero sí afirma que hay que debatir una reforma al sistema.

-¿Cómo evalúa el proyecto y cuáles serían los elementos que le preocuparían en su implementación? -En lo fundamental tiene elementos muy similares a los proyectos anteriores, de RN con la Concertación, por ejemplo. A mí lo que me preocupa, desde las consecuencias, es que establece distritos demasiados grandes que implican -entre otras cosas- fragmentar el sistema de partidos. Mientras más partidos, más difícil es tomar decisiones. Las coaliciones empiezan a tener más tensiones y eso puede hacer más difícil el trabajo legislativo y también las mecánicas de los gobiernos.

-La escasa competitividad y la poca representación ¿Son los principales problemas que ostenta el actual sistema electoral? -El único factor donde se puede decir con certeza que el binominal enfrenta problemas es a nivel de legitimación de la ciudadanía, a juzgar por lo que dicen las encuestas. Sin embargo, que sea menos competitivo no es tan así.

En el mundo, hay muchos sistemas electorales que son más o menos competitivos y son diferentes al chileno.

Ahora bien, sin perjuicio de ello, nadie duda que se pueda cambiar un sistema que perdió legitimidad.

-Usted es partidario de un sistema mayoritario, ¿es posible implementarlo en Chile? -Se puede extrapolar un sistema mayoritario, sin duda alguna. Se puede replicar un sistema como el de Estados Unidos. Los que dicen que la tradición chilena no va con eso, están equivocados.

-Con el proyecto, ¿se concretaría en Chile un sistema plenamente proporcional? -Técnicamente el sistema binominal es proporcional, el menos proporcional de estos pero lo es. Esta propuesta lo hace más proporcional porque hace que los distritos sean más grandes y el número de candidatos es mayor.

Pero ojo, esto no hay que pensarlo como la panacea decir que acá se resuelven todos los problemas, porque no asegura que candidatos chicos ganen.

-¿Cree necesario hacer una gran reforma al sistema electoral como lo está planteando el gobierno? -Nadie está diciendo que no cambiemos nada. Pero sí que tengamos conciencia de lo que estamos cambiando sea razonable. Y no digamos que ahora, por fin, tenemos democracia y borrar todo lo que se ha dicho, como quienes afirman que este sistema es perverso. Ahora los elegidos por ese sistema perverso, les va a tocar cambiar ese mismo sistema.

-¿Por qué el gobierno adelantó la presentación de este proyecto? -Tengo la impresión que el debate de la reforma tributaria estaba enredando la agenda con las voces de la DC que estaban poniendo en tela de juicio la aplicación del programa; en consecuencia el gobierno opta por colocar el debate en una reforma que tiene más consenso dentro el oficialismo.

El único factor donde se puede decir con certeza que el binominal enfrenta problemas es a nivel de legitimación de la ciudadanía”.

“Nadie está diciendo que no cambiemos nada”.

25/04/2014

Facultad de  Gobierno
Carrera de Ciencia Política  y Políticas Públicas
UDD 2014 ®

Compartir