Liceos Bicentenario, una red de excelencia - El Austral de Temuco

En el año 2010 el Presidente Piñera impulsó los Liceo Bicentenario en nuestro país, consistente en una red de 60 establecimientos de excelencia, 5 de ellos se encuentran en La Arau-canía. El propósito del programa Liceos Bicentenarios es contribuir a mejorar la calidad de la educación en educación media y por ello comparten 3 principios de excelencia para entregar una educación de calidad: altas expectativas, foco en los aprendizajes y respeto por el profesor y la sala de clases. Pilares que los han llevado a resaltar su rendimiento por sobre otros establecimientos educacionales. Un reciente estudio de la Universidad del Desarrollo concluyó que los estudiantes de los Liceos Bicentenario obtuvieron mejores resultados en la PSU 2017, que los estudiantes los alumnos de Liceos Emblemáticos. De acuerdo a los datos del SIMCE en 2o medio, entre el 2013 y 2015 se establece que los Liceos Bicentenario superaron a los emblemáticos en 20 puntos en Matemática y 15 puntos en Lenguaje. Todo lo anterior no hace más que reafirmar lo que el Presidente Pinera comenzó el año 2010 y es la razón por la que hoy en su segundo mandato, el Presidente Sebastián Piñera se ha propuesto crear una Red Pública de Excelencia Escolar, ampliando a 300 los Liceos Bicentenario, con énfasis en la educación técnico-profesional, logrando con esto generar una exitosa articulación con el mundo productivo y la educación superior. Los Liceos Bicentenario Técnico-Profesionales deberán ser un modelo para el resto de los establecimientos, comprometiéndose a entregar una educación de calidad, garantizando que los estudiantes adquieran los aprendizajes necesarios para desarrollar todos sus talentos; Construir un fuerte vínculo con la empresa y el territorio; acercar a los estudiantes a la experiencia del mundo del trabajo a través de modelos de alternancia y al mismo tiempo entregar información para favorecer su decisión vocacio-nal y generar las oportunidades para la continuidad de estudios en la educación superior. Sólo entregando CALIDAD a la educación de nuestros niños, niñas y jóvenes, podremos realmente hablar de EQUIDAD.

Compartir