A medio siglo de su fundación, Metro avanza en las extensiones de las líneas 2 y 3 - El Mercurio

Las expansiones -que acumulan un 15% de avance- se inaugurarán en 2022.

El 24 de octubre de 1968, el entonces presidente Eduardo Frei Montalva firmó el decreto que dio paso a la construcción del Metro de Santiago, que fue inaugurado en 1975.

Hoy, 50 años después del hito inicial, el sistema se perfila como la piedra angular del Tercer Milenio, el modelo de transporte público que tendrá la capital en lugar del cuestionado y deficitario Transantiago.

Se prevé que hacia 2026 la red pasará de 118 a 215 kilómetros, debido a la operación de las futuras líneas 7, 8 y 9, además de las extensiones de las 2 y 3, que llegarán hasta San Bernardo y Quilicura, respectivamente. Sobre estos últimos proyectos, el presidente de la empresa estatal, Louis de Grange, afirmó que “llevan un 15% de avance”.

A nuevas comunas

La extensión de la Línea 2, que irá desde la estación intermodal de La Cisterna hacia San Bernardo y El Bosque -que hoy no tienen este transporte-, cuenta con un 9% de avance, lo que involucra todas las actividades de ejecución, incluyendo las licitaciones.

Respecto de ese ítem, Metro abrió este mes el proceso de las obras previas de la estación Riquelme, una de las cuatro paradas del futuro segmento.

Dichas obras a licitar permitirán el desarrollo de las faenas para los piques y túneles necesarios para la construcción de la estación. Las ofertas se iniciarán en noviembre y el 7 de enero se cerrará el proceso.

Mientras, la Línea 3, que se extenderá hasta Quilicura -otra zona que a la que hoy no llega la red- ya inició obras, en palabras del presidente de la estatal. De Grange también proyecta que “las extensiones van a estar listas en 2022”.

Sobre los otros proyectos, dice, “ya empezamos los estudios de ingeniería básica de la Línea 7 y estamos iniciando los estudios de ingeniería conceptual de las líneas 8 y 9 , al igual que la extensión de la 4 a Bajos de Mena”.

Historia

Ayer, en la conmemoración del aniversario, en la entrada hacia la estación La Moneda por la calle Lord Cochrane, se inauguró “Vía Parrochia”, una instalación temporal de 26 metros de largo que cuenta la historia de la red.

Como su nombre lo indica, rinde homenaje al arquitecto y urbanista Juan Parrochia, uno de los visionarios que dieron origen a este transporte y que se convirtió en su primer director.

Iván Poduje, urbanista y director de la Fundación Espacio Público, dice que “cambió el paradigma del transporte, por lo que ha sido crucial el efecto que ha tenido en Santiago debido al desarrollo que genera”.

Agrega que “a futuro, y en esto hay consenso técnico, no solo será la columna vertebral, sino que también todas las rutas troncales serán de Metro”.

Coincide Rodrigo Troncoso, investigador del Centro de Políticas Públicas de la Udel Desarrollo: “Santiago hoy es una ciudad muy diferente a como era hace 50 años, y el rol de Metro ha ido consolidándose, de una red limitada y una ciudad con bajo niveles de congestión, a lo que es hoy, donde este transporte moviliza a casi el 50% de quienes usan el sistema. Y eso seguirá creciendo, especialmente con la Línea 3”.

Ese proyecto, que tiene 22 kilómetros de extensión y une Quilicura y La Reina en cerca de 30 minutos, debutará en enero próximo.

 

Compartir