Critican proyecto de Ley de Migración - Extra Noticias

Con la participación del director Nacional del Servicio Jesuita a Migrantes, José Tomás Vicuña (SJ); del alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado; y del jefe de Departamento de Extranjería y Migración, Álvaro Bellolio, se realizó el conversatorio “Chile, un millón de migrantes: ¿Tú qué opinas?”, organizado por el Centro de Políticas Públicas de la Facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo (UDD).

El director Nacional de Servicio Jesuita a Migrantes comentó: “Para hacer políticas públicas, tenemos que saber cuántos migrantes son, pero a mí me importa saber quiénes son y cómo están. Tenemos que humanizar la migración”. Declaró que es urgente cambiar las prácticas y las miradas. José Tomás Vicuña criticó el proyecto de Ley de Migración y afirmó que es necesario “entender a la migración como un fenómeno y no como una amenaza”. Por lo mismo, hizo un llamado a focalizar las políticas públicas para migración en temas de educación y trabajo principalmente y a entenderla como un derecho humano.
Luego, Rodrigo Delgado destacó que: “El principal desafío es administrar el territorio para sus habitantes y, por lo mismo, los municipios deben transformar la multiculturalidad en interculturalidad para así integrar a todos quienes viven ahí”. Con la integración como tema central, habló de educación, salud, vivienda, trabajo y comunidad, afirmando: “Debemos trabajar con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que llegan a Chile. Tenemos que recibir a los migrantes, pero tienen que vivir en buenas condiciones, o el costo país va a ser muy alto”.
Por su parte, el jefe de Departamento de Extranjería y Migración se refirió al proceso de regularización que empezó hace una semana: “En dos días teníamos inscritos a 27 mil personas. Empezamos la regularización porque 350.000 migrantes son invisibles, si no están inscritos, ¿cómo podemos brindar un buen servicio y ayudarles?”. Habló además sobre la necesidad de modernización del procedimiento para eliminar las filas, acelerar los procesos y reducir los tiempos de los trámites. “La ley de migración actual tiene 43 años, hace 5 años que se discute. Pero ya no hay tiempo para conversar, tenemos que actuar. La migración no puede esperar, los migrantes no pueden esperar y Chile no puede esperar más”, enfatizó el personero de Gobierno.

8abeda62c0f8ae266f379d6b1b49f09d

Compartir