Los economistas más influyentes de Twitter - La Tercera

Son eco­no­mis­tas, mu­chos de ellos ex mi­nis­tros o au­to­ri­da­des, miem­bros de los co­man­dos pre­si­den­cia­les, coor­di­na­do­res pro­gra­má­ti­cos, aca­dé­mi­cos y ac­ti­vos co­lum­nis­tas y pa­ne­lis­tas en las más di­ver­sas pla­ta­for­mas me­diá­ti­cas. Así son los eco­no­mis­tas chi­le­nos más populares e infuenciadores en Twitter.

Krugman y Sti­glitz no só­lo tie­nen en co­mún que for­man par­te del gru­po de eco­no­mis­tas más in­flu­yen­tes a ni­vel mun­dial, por sus in­ves­ti­ga­cio­nes, li­bros o por te­ner un Pre­mio No­bel a su ha­ber. Am­bos tam­bién com­par­ten un mé­ri­to: ser los eco­no­mis­tas más in­flu­yen­tes en Twit­ter y con más se­gui­do­res.

¿Qué pa­sa en la tui­tós­fe­ra en Chi­le? En el país hay cerca de 1.400.000 cuen­tas de Twit­ter ac­ti­vas (hay 330 mi­llo­nes en el mun­do) y den­tro de ellas des­ta­ca un gru­po de eco­no­mis­tas que ha vis­to en es­ta pla­ta­for­ma una for­ma nue­va de co­mu­ni­ca­ción, así co­mo de in­for­ma­ción y con­tac­to con lo que es­tá pa­san­do en el país y el mun­do.

Pe­ro no to­dos los eco­no­mis­tas in­flu­yen­tes en el mun­do tra­di­cio­nal es­tán en Twit­ter. Los ex pre­si­den­tes del Ban­co Cen­tral Ro­dri­go Ver­ga­ra, Ro­ber­to Zah­ler, Vit­to­rio Cor­bo, Jo­sé de Gre­go­rio, Andrés Bian­chi y Car­los Mas­sad no es­tán. Tam­po­co eco­no­mis­tas con des­ta­ca­das ca­rre­ras aca­dé­mi­cas en el he­mis­fe­rio nor­te, co­mo Ri­car­do Ca­ba­lle­ro y Se­bas­tián Ed­wards.

Tam­po­co es­tán los ex mi­nis­tros de Ha­cien­da Ro­dri­go Val­dés, Ma­nuel Mar­fán (tam­bién ex vi­ce­pre­si­den­te del BC), Eduar­do Ani­nat ni Alejandro Fox­ley.

Y no es una co­sa de edad ni de fal­ta de ex­po­si­ción, ya que va­rios de los men­cio­na­dos son ac­ti­vos co­lum­nis­tas y con pre­sen­cia en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, en to­das sus pla­ta­for­mas.

En­ton­ces, ¿quié­nes es­tán en Twit­ter?

Los más po­pu­la­res

El eco­no­mis­ta chi­leno con el ma­yor nú­me­ro de se­gui­do­res en Twit­ter es Andrés Velasco. El ex mi­nis­tro de Ha­cien­da del pri­mer go­bierno de Mi­che­lle Ba­che­let, ex can­di­da­to pre­si­den­cial y aho­ra can­di­da­to a se­na­dor por la Re­gión del Mau­le tie­ne (has­ta el 26 de oc­tu­bre) 413 mil se­gui­do­res. In­gre­só a la red en fe­bre­ro de 2012 y si­gue 7.501 cuen­tas.

Tras él se en­cuen­tra el tam­bién ex mi­nis­tro de Ha­cien­da Fe­li­pe La­rraín, con 82.500 se­gui­do­res. El di­rec­tor de Cla­pes UC si­gue a 335 cuen­tas e in­gre­só a la red so­cial en fe­bre­ro de 2010. “Me gus­ta com­par­tir opi­nio­nes, co­no­ci­mien­tos y emo­cio­nes. Creo que las re­des so­cia­les pue­den ser muy úti­les pa­ra ello. Ade­más que los usua­rios son ma­yo­ri­ta­ria­men­te un pú­bli­co jo­ven, por lo tan­to, hay una exi­gen­cia de de­cir al­go in­tere­san­te, bre­ve y de for­ma en­tre­te­ni­da”, di­ce La­rraín. El coor­di­na­dor eco­nó­mi­co del pro­gra­ma de go­bierno de Se­bas- tián Pi­ñe­ra tie­ne co­mo re­fe­ren­tes in­ter­na­cio­na­les en Twit­ter a Jef­frey Sachs, Barry Ei­chen­green, Nou­riel Rou­bi­ni y Ch­ris­ti­ne La­gar­de, entre otros. “Entre los na­cio­na­les, si­go a Al­do Le­ma, Ro­dri­go Cer­da, Ser­gio Ur­zúa y Jo­sé Ra­món Va­len­te, entre otros”, co­men­ta.

Velasco y La­rraín no só­lo coin­ci­den en su pa­so por Tea­ti­nos 120, sino que tras­cen­die­ron el ám­bi­to eco­nó­mi­co y pa­sa­ron a te­ner un rol en el mun­do po­lí­ti­co.

Y esa es una de las ca­rac­te­rís­ti­cas cla­ve pa­ra en­ten­der lo que pa­sa con los eco­no­mis­tas chi­le­nos en Twit­ter. Se­gún Se­bas­tián Va­len­zue­la, pro­fe­sor de la Fa­cul­tad de Co­mu­ni­ca­cio­nes de la UC, Velasco y La­rraín son eco­no­mis­tas con una ve­ta más po­lí­ti­ca. “En cam­bio, Cor­bo y De Gre­go­rio jue­gan un rol más de ex­per­tos”, señala.

Dis­tin­to es lo que pa­sa a ni­vel in­ter­na­cio­nal. Krugman, Sti­glitz, Ga­vi­ria, Wol­fer, Shi­ller, son los cin­co eco­no­mis­tas que tie­nen más se­gui­do­res, se­gún RePEc (Re­search Pa­pers in Eco­no­mics) de Ideas, uno de los re­ser­vo­rios de eco­no­mis­tas más im­por­tan­tes del mun­do y cu­yo lis­ta­do es uno de los más uti­li­za­dos pa­ra in­ten­tar pre­de­cir los pre­mios No­bel de Eco­no­mía. Da­da la im­por­tan­cia que han ido te­nien­do las re­des so­cia­les, aho­ra, ade­más de ela­bo­rar ran­kings por las pu­bli­ca­cio­nes aca­dé­mi­cas, tam­bién tie­ne un ran­king de los más se­gui­dos en Twit­ter.

Se­bas­tián Va­len­zue­la señala que cuan­do los eco­no­mis­tas tie­nen una pro­yec­ción más in­ter­na­cio­nal tie­nen ma­yor pre­sen­cia en Twit­ter, por­que la for­ma de co­mu­ni­car­se con la au­dien­cia glo­bal es a tra­vés de re­des so­cia­les. “Si tu pú­bli­co es na­cio­nal te pue­de con­ve­nir no es­tar en Twit­ter, ya que te bas­ta con la ex­po­si­ción pú­bli­ca que te dan las co­lum­nas en los dia­rios, pe­ro no exis­te un dia­rio glo­bal, sino pla­ta­for­mas glo­ba­les; si quie­res in­fluir a ni­vel glo­bal, tie­nes que es­tar en una pla­ta­for­ma co­mo Twit­ter”.

Pe­ro si­ga­mos en Chi­le. En el ter­cer lu­gar del ran­king por se­gui­do­res se ubi­ca Jo­sé Pi­ñe­ra. El crea­dor del sis­te­ma de AFP y ex mi­nis­tro del Tra­ba­jo de Pi­no­chet tie­ne 72.900 se­gui­do­res. Tras él vie­nen dos ex mi­nis­tros de Se­bas­tián Pi­ñe­ra: Fe­li­pe Mo­ran­dé, con 64 mil se­gui­do­res, y Cris­tián La­rrou­let, con 62.200.

Es­te úl­ti­mo ex­pli­ca que es­tá en Twit­ter por­que en el mun­do mo­derno las re­des so­cia­les son una fuen­te de ge­ne­ra­ción de ideas de in­fluen­cia “y pa­ra una per­so­na co­mo yo, que me he de­di­ca­do siem­pre a los te­mas de po­lí­ti­cas pú­bli­cas, es un ins­tru­men­to de tra­ba­jo”, ex­pli­ca el vi­ce­rrec­tor de Pos­gra­dos de la UDD.

La­rrou­let es uno de los po­cos chi­le­nos que, ade­más, apa­re­cen en el ran­king de eco­no­mis­tas por se­gui­do­res en Twit­ter de RePEc. Ahí ocu­pa la po­si­ción 18. Más aba­jo es­tá el in­ves­ti­ga­dor del CEP y ex su­per­in­ten­den­te de Ban­cos Rap­hael Ber­goeing (lu­gar 65 RePEc) y el eco­no­mis­ta UC, Ph.D. en Eco­no­mía Uni­ver­sity of Mi­chi­gan, Clau­dio Agos­ti­ni (92).

Don­de tam­bién hay po­ca pre­sen­cia de Twit­ter es en el Ban­co Cen­tral. De los cin­co con­se­je­ros, só­lo el pre­si­den­te, Ma­rio Mar­cel, y Ro­san­na Cos­ta tie­nen cuen­tas ac­ti­vas. El pre­si­den­te usa es­ca­sa­men­te su cuen­ta y, des­de que asu­mió el car­go, la ha usa­do prin­ci­pal­men­te pa­ra co­men­tar ac­ti­vi­da­des del ban­co en re­gio­nes. No hay co­men­ta­rios ni apre­cia­cio­nes que ten­gan que ver con de­ci­sio­nes de la en­ti­dad, ni en po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria ni fi­nan­cie­ra.

Res­pec­to de Ro­san­na, la cuen­ta que te­nía es­tá inac­ti­va des­de que in­gre­só al ban­co.

Los in­fluen­cia­do­res

Sin duda que te­ner se­gui­do­res es un signo de po­pu­la­ri­dad en la red. Sin em­bar­go, hay cálcu­los que per­mi­ten ver si ello se con­di­ce con el po­der de in­fluir, de ser un in­fluen­cia­dor.

“Al mo­men­to de eva­luar las va­ria­bles, la que pre­do­mi­na son las im­pre­sio­nes, que co­rres­pon­de a la can­ti­dad de per­so­nas que vie­ron el tuit. A es­ta le si­guen, re­tuits, fa­vo­ri­tos, can­ti­dad de res­pues­tas y clics en el per­fil del in­fluen­cia­dor. Ca­be men­cio­nar que no es tan re­le­van­te la can­ti­dad de se­gui­do­res “fo­llo­wers” co­mo la can­ti­dad de im­pre­sio­nes que es­te ten­ga”, ex­pli­ca Ál­va­ro Se­púl­ve­da, fun­da­dor de Po­wer In­fluen­cer.

Por­que una per­so­na pue­de te­ner mi­llo­nes de se­gui­do­res, pe­ro sus tuits pue­den pa­sar sin pe­na ni glo­ria en la red.

Hay va­rias for­mas de cal­cu­lar la in­fluen­cia. La más po­pu­lar es el ín­di­ce Klout (un jue­go de pa­la­bras en in­glés, pues clout con C se tra­du­ce co­mo in­fluen­cia), crea­do en 2008 pa­ra me­dir el grado de in­fluen­cia de una per­so­na en las re­des so­cia­les. Pa­ra de­ter­mi­nar el pun­ta­je Klout, que va entre uno y 100, se ana­li­zan más de 400 pa­rá­me­tros dis­tin­tos.

El pro­me­dio de los usua­rios de Klout es de 40. Por lo tan­to, se con­si­de­ra que una per­so­na es “in­flu­yen­te” si tie­ne un ín­di­ce por en­ci­ma de la me­dia. Es de­cir, quie­nes es­tán por so­bre 60 pun­tos per­te­ne­cen al gru­po más in­flu­yen­te, que ge­ne­ral­men­te abar­ca al 5% del uni­ver­so que tie­ne cuen­ta en la red so­cial.

¿Qué pa­sa con los eco­no­mis­tas en Chi­le? Si se apli­ca es­ta he­rra­mien­ta, se ob­tie­ne que el más in­flu­yen­te es Andrés Ve- las­co, con un Klout de 67 ( ver in­fo gra­fía). Le si­guen Al­fre­do Sfeir, Fe­li­pe La­rraín, Cris­tián La­rrou­let, Al­do Le­ma y Cé­sar Hi­dal­go.

Sfeir, que hoy es can­di­da­to a se­na­dor por el Mau­le, señala que en el mun­do de las co­mu­ni­ca­cio­nes, sin fron­te­ras, es­te es un me­dio im­por­tan­te. “Tra­to de con­tri­buir en for­ma pro­po­si­ti­va en un mo­men­to en que te­ne­mos que sa­lir de es­ta eco­no­mía neo­li­be­ral co­mo la en­ten­de­mos hoy”.

En es­ta he­rra­mien­ta, el Klout, in­flu­ye mu­cho quié­nes son los se­gui­do­res o fo­llo­wers. Por ejem­plo, si al­guien tie­ne co­mo se­gui­dor a Ba­rack Oba­ma o Do­nald Trump -am­bos per­so­na­jes con el más al­to Klout a ni­vel mun­dial, por so­bre los 90 pun­tos-, el pun­ta­je in­me­dia­ta­men­te se ele­va.

Tam­bién se pue­den cuan­ti­fi­car as­pec­tos más es­pe­cí­fi­cos de la in­fluen­cia en Twit­ter. Se­bas­tián Va­len­zue­la ex­pli­ca que uno de ellos es, por ejem­plo, me­dir cuán­to una per­so­na in­flu­ye en las con­ver­sa­cio­nes de la gen­te, por las ve­ces que apa­re­ce su cuen­ta men­cio­na­da en la red.

Si ana­li­za­mos la tui­tós­fe­ra na­cio­nal y me­di­mos el to­tal de ve­ces que la cuen­ta ha si­do men­cio­na­da en Twit­ter en Chi­le en el úl­ti­mo mes so­la­men­te, a ni­vel de eco­no­mis­tas el ran­king es li­de­ra­do por Andrés Velasco, se­gui­do por Cris­tián La­rrou­let, Al­fre­do Sfeir, Al­do Le­ma y Ma­nuel Ries­co.

Al­do Le­ma es uno de los tui­te­ros más ac­ti­vos. El eco­no­mis­ta uru­gua­yo-chi­leno, aso­cia­do al Gru­po Se­cu­rity, señala que usa la red pa­ra es­tar me­jor in­for­ma­do. “La in­for­ma­ción es cla­ve pa­ra mis aná­li­sis eco­nó­mi­cos y fi­nan­cie­ros. Y Twit­ter no so­lo es la red so­cial que me­jor cu­bre esos te­mas, sino tam­bién los po­lí­ti­cos, por su fuer­te in­ci­den­cia en la eco­no­mía y los pre­cios de los ac­ti­vos. Tam­bién me ha per­mi­ti­do ca­na­li­zar mi vo­ca­ción co­mu­ni­ca­cio­nal, es­pe­cial­men­te pa­ra di­fun­dir las bue­nas ideas eco­nó­mi­cas. Eso es par­te de la res­pon­sa­bi­li­dad so­cial de los eco­no­mis­tas”.

Aho­ra, si me­di­mos el al­can­ce, es de­cir, el nú­me­ro de usua­rios que han vis­to los men­sa­jes de una cuen­ta de Twit­ter, ya sea de ma­ne­ra di­rec­ta (por ser se­gui­do­res) o in­di­rec­ta (por ser se­gui­do­res de se­gui­do­res de la cuen­ta), la lis­ta es en­ca­be­za­da por Cris­tián La­rrou­let y se­gui­da por Andrés Velasco, Fe­li­pe La­rraín, Ma­nuel Ries­co y Da­niel Hoj­man.

Y si me­di­mos las cuen­tas por enga­ge­ment, es de­cir, por los re­tuits y “me gus­ta” que ge­ne­ran, el ran­king es li­de­ra­do por Cris­tián La­rrou­let, se­gui­do por Andrés Velasco, Al­fre­do Sfeir, Ni­co­lás Grau (je­fe pro­gra­má­ti­co de la can­di­da­tu­ra de Bea­triz Sán­chez) y Fe­li­pe La­rraín.

Se­bas­tián Va­len­zue­la señala que si pro­me­dia­mos esos tres fac­to­res: men­cio­nes, al­can­ce y en­ga­ge­ment, po­de­mos te­ner una bue­na re­fe­ren­cia de la in­fluen­cia de los eco­no­mis­tas en las con­ver­sa­cio­nes de Twit­ter de los chi­le­nos.

Si ha­ce­mos el ejer­ci­cio de pro­me- diar, ve­mos que los top ten son: Cris­tián La­rrou­let, Andrés Velasco, Fe­li­pe La­rraín, Al­fre­do Sfeir, Ma­nuel Ries­co, Ni­co­lás Grau, Su­sa­na Ji­mé­nez, Ce­ci­lia Ci­fuen­tes, Al­do Le­ma y Cé­sar Hi­dal­go.

Otra de las he­rra­mien­tas que se usan pa­ra me­dir in­fluen­cia es el Ret­weet Rank y que con­sis­te en cal­cu­lar la can­ti­dad de ve­ces que se ha re­tui­tea­do una cuen­ta en Twit­ter.

“Los Ret­weet (RT) que re­ci­ben los con­te­ni­dos son in­di­ca­do­res del ni­vel de in­ter­ac­ción, pe­ro no sig­ni­fi­can un va­lor po­si­ti­vo, ya que se pue­de vi- ra­li­zar el con­te­ni­do por­que se es­tá de acuer­do con él co­mo pa­ra cri­ti­car­lo o bur­lar­se”, ex­pli­ca Car­los Orre­go, fun­da­dor de Band­me­tric.com.

Apli­can­do es­ta he­rra­mien­ta a los cin­co eco­no­mis­tas chi­le­nos con más se­gui­do­res, ve­mos que li­de­ra los RT Andrés Velasco, con 6.287, que re­pre­sen­tan un 46,8% de sus con­te­ni­dos to­ta­les.

Velasco du­pli­ca en RT a otro eco­no­mis­ta en el lis­ta­do de los 20 con más se­gui­do­res, lo que se ex­pli­ca por la ex­po­si­ción que sig­ni­fi­ca ser, a la vez, con­si­de­ra­do co­mo po­lí­ti­co. El es­tu­dio de Band­me­tric.com im­pli­ca que el ni­vel RT tam­bién se pue­de ex­pli­car por la exis­ten­cia de de­trac­to­res que se cuel­gan de sus tuits pa­ra cri­ti­car­lo.

En la lis­ta de RT le si­guen Cris­tián La­rrou­let, con 2.243 (11,9% de sus con­te­ni­dos to­ta­les) y más aba­jo Fe­li­pe La­rraín, con 724 RT (55,4% de sus con­te­ni­dos to­ta­les).

Co­mo ve­mos, a la ho­ra de me­dir la in­fluen­cia en Twit­ter se pue­den uti­li­zar va­rios ca­mi­nos. Por cual op­tar de­pen­de­rá de lo que quie­ra ca­da uno.

2017-10-29_ebad_14

2017-10-29_ebad_15

2017-10-29_ebad_16

Compartir